La inmensa mayoría de las parejas, en alguno o varios momentos de su relación, han experimentado como la llama de la pasión, no brillaba tan fuertemente como al principio.

Es algo que, tarde o temprano, todas las parejas experimentan. Ya sea por la rutina, la monotonía, el mismo cansancio diario, la llegada de hijos… En fin, un cúmulo de cosas que provoca que la pasión se apague un poco o que quede en un segundo plano.

Pues hoy quiero traerte unos juguetitos para que puedas avivar de nuevo la llama de la pasión con tu pareja.

He estado bicheando por la web de AliExpress y he recopilado diferentes juegos que te pueden ayudar muy mucho a que despiertes la alegría entre tu pareja y tú.

Para esto solo hace falta tres cosas: ganas de probar cosas nuevas, confianza en la otra persona y el juguetito en cuestión. Así que, vamos al lio.

  • Consolador con control a través de una APP: a este fantástico aparatito, maravilla de la ingeniería erótico festiva, no le falta detalle. Es vibrador, succionador de clítoris, cuenta con una lengua que se mueve para activar el punto G y se calienta para conseguir más intensidad. Además de todo esto, se puede controlar a través de una APP, por lo que puedes jugar con tu pareja o tu pareja contigo en cualquier momento y lugar. ¿Suena bien, verdad? Pues imagínate cuando lo pruebes.

  • Almohadas sexuales: sirven para facilitar el trabajo a la hora de probar nuevas posturas que requieran un poquito de ayuda extra. Vienen desinfladas, pero se hinchan muy fácilmente y son súper útiles como soporte para posturas un poquito más complicadas, pero 100% placenteras. Para que nada limite vuestra imaginación. Y ojo, que, si juegas solo o sola, también sirven como apoyo para el vibrador, vamos, que no les falta detalle.

  • Columpio para la puerta: qué queréis probar a hacerlo por todo lo alto, en el amplio sentido de la palabra y no tenéis como, pues os podéis ayudar con este columpio. Se cuelga en la puerta con ayuda de los hierros que lleva incorporados y se agarran las manos y los pies en los cinturones que lleva. De forma que quedas colgada en lo alto y con las piernas abiertas para lo que venga… A esto súmale el balanceo propio del columpio. Diversión y pasión más que asegurada.

  • Juego de cartas sexual: que te apetece echar una partidita a las cartas con tu pareja y no sabes a qué jugar, pues juega con estas. Básicamente consiste en ponerlas todas boca abajo e ir sacando de una en una para ver que escena te toca reproducir. Pero hay que hacerlo tal cual sale en la foto.