Querido diario

Cómo presentar una mascota a otra y no morir en el intento

Si tienes una mascota, tal vez te hayas planteado o te hayas visto en la situación de adoptar o acoger a otra. Y a veces puede ser un agobio. ¿Cómo reaccionará mi mascota ante otra? ¿Se llevarán bien? ¿Se matarán entre ellas? ¿Me destrozarán la casa?

Aunque no puedo descartar esto último, estoy aquí para ayudarte a que tus mascotas se lleven bien. Sin embargo, si tienes dudas siempre es recomendable consultar a un veterinario experto en comportamiento (como yo, lalala).

Los consejos que te voy a dar son generales, y estaré hablando de perros y gatos, ¿vale? ¡Vamos a entrar en materia!

Normas generales

Tanto si tienes un perro y adoptas otro, como si tienes un gato y adoptas otro, o si combinas las dos especies, hay una serie de consejos comunes que son muy útiles:

  • No tengas prisa. Solo hay una oportunidad para una primera impresión y es muy preferible que la primera vez que se vean todo vaya bien.
  • Introduce antes los olores de la nueva mascota en tu casa. Antes de conocerse “en persona” es conveniente que las mascotas se hayan olido mutuamente, y que en la casa haya cierto olor del “chico nuevo”.
  • Crea un entorno seguro para la nueva mascota. Si tienes la opción, deja al principio una habitación en exclusiva para el recién llegado. Así, los dos animales se podrán oler a través de la puerta y podrás ver cómo reaccionan el uno al otro.
  • No hagas dramas. Aless Gibaja ya dice que “Cero dramas, siempre smile”. Y en este caso también sirve. Me explico: si tú tienes los nervios a flor de piel porque “Oh, Dios mío, quiero que todo salga perfecto”, los animales lo notarán y también estarán nerviosos porque detectarán que la situación puede ser potencialmente peligrosa. Así que calma. Aunque sea cierto que solo hay una oportunidad para una primera impresión, esto va a ser una relación a largo plazo, ya verás que con tiempo las cosas fluyen muy bien.

  • Las feromonas son tus amigas. Una opción para calmar a las mascotas (para ti no sirven, sorry) es poner feromonas, ya sea en formato enchufe o rociarlas en sitios concretos. Son diferentes para perro o gato, ojo. Pregunta siempre a tu veterinario o experto en mascotas (de tienda de mascotas, ¿vale?, el cuñado no sirve).
  • Nada de favoritismos. Si una de las mascotas es un cachorro o es más simpática, podemos tender a prestarle excesiva atención y descuidar a la otra. Never. Son iguales ante la ley.
  • Pero no les des exactamente la misma atención. ¿La veterinaria loversizer se contradice? No. Con esto me refiero a que cada mascota tendrá unas necesidades concretas de cariño y atención, no son clones. Por eso, habrá un animal que sea más independiente y otro más apegado. Dales lo que necesitan, pero sin descuidar. Ya sé que parece complicado, pero ellos te harán saber lo que quieren.

Por ejemplo, una mascota de este estilo necesitará más mimitos. Si se los das a un animal más independiente, acabará hasta el moño de ti

Ahora vamos a ver casos concretos en cuanto a edad y género de nuestras mascotas.

Tengo un cachorro y voy a adoptar otro

Los cachorros suelen ser fáciles de introducir entre ellos, incluso si combinas perros y gatos. ¿Por qué? Porque son como niños, y tienden a hacer amigos con más facilidad. No obstante, siempre habrá uno más tímido o que necesite más espacio. Procura darle un sitio seguro para que esté a gusto.

Tengo un adulto y voy a adoptar un cachorro

Con un poco de suerte, el animal adulto adoptará al cachorro como pequeño padawan. Para asegurarnos de que esto ocurra, preséntalos con calma, para hacer entender al animal adulto que el cachorrito no es una amenaza ni le va a robar el amor de la gente.

Necesito juntar a dos adultos

Aquí hay que tener muy en cuenta el sexo de los animales:

  • Voy a combinar macho y hembra. Suele ser la mejor idea, porque tienden a llevarse mejor. Seguro que has oído por la calle a dueños de perros en plan “¿El tuyo es macho o hembra? Es que Dama no soporta a otras perras” o “Toby solo ataca a otros perros, a las perras no. Es que es un dandy”. O incluso lo has visto en tu propia mascota. Pues eso, más claro, chorizo de Pamplona. Ahora, no hace falta que te diga por qué deberías esterilizarlos a los dos, ¿cierto?
  • Voy a juntar a dos machos. Pues también deberían estar esterilizados. Why? Porque, aunque se lleven bien entre ellos, tienden a marcar el territorio, y no hay Ambipur que solucione eso.
  • Voy a juntar a dos hembras. También esterilizadas. ¿Y eso? En las perras evitas problemas de pseudogestación (lo que la gente llama embarazo psicológico) y que peleen por ello, y en las gatas evitas los celos y el pendoneo que se marcan.

Resumen: esterilízalos a todos. Y lleva a cabo una presentación tranquila, con todo el tiempo que haga falta.

Consejos finales

No te agobies, por favor. Es importante que los dos animales se lleven bien, pero ellos mismos van a formar su propia amistad, según sus normas. Tal vez al principio se peleen un poco, pero están estableciendo su relación y normalmente solo se marcan el uno al otro lo que no les parece correcto. Ahora, si las peleas son muy serias y se hacen daño, puede que no se soporten y no puedan convivir, pero esto pasa pocas veces.

Por eso, sé paciente, mantén la calma y disfruta de tus amigos. Y ten siempre apoyo veterinario. ¡Que la Fuerza os acompañe a todos!

 

Imagen destacada

Compartir:

Login