espiralizador verduras opinión
Vida sana

Opinión: el espiralizador de verduras más vendido de Amazon

Después de los excesos de Semana Santa, me apetecía volver otra vez a cuidarme un poco más y controlar mi alimentación, así que este espiralizador de verduras os prometo que ha sido mi salvavidas, porque madre mía del amor hermoso cómo he podido yo vivir sin esto.

El aparatito en cuestión es súper fácil de usar, tiene muy buena calidad y un precio muy majete: 19,44€

Yo ya había probado los típicos saca-puntas de verdura, pero nada que ver porque eran un engorro a la hora de limpiar y al final, la mala calidad de éstos hacían que acabasen en un cajón sin usar. Este sin embargo al ser más grande y de mejor calidad resulta muy cómodo.

espiralizador de verduras

Pros:

  • Fácil de lavar y guardar
  • Incluye una ventosa para poder fijarlo bien a la encimera y darle a la manivela como si no hubiera un mañana
  • Tiene una ruleta para cambiar las cuchillas y poder hacer varios cortes diferentes, como elegir por ejemplo el grosor del espagueti o tallarín.
  • Se puede meter en el lavavajillas, aunque es tan fácil de limpiar que siempre lo hago a mano.

Mi receta favorita es la de espaguetis de calabacín, pero puedes utilizar cualquier verdura. La verdad es que se ha convertido en un básico para cenar cuando me apetece pasta pero quiero huir de las harinas refinadas. Os dejo una receta muy básica pero que triunfa en casa:

  1. Cortar los espaguetis de calabacín en forma de espiral y reservar.
  2. Picar un par dientes de ajo y dorar en la sarten con un poco de AOVE.
  3. Incorporar carne picada (para los vegetarianos podéis sustituir la carne por berenjena picada en daditos de unos dos centímetros de grosor aproximadamente, lo he probado así y está delicioso también) e integrar bien con el aceite y los ajos.
  4. Agregar tomate natural (yo uso tomate natural triturado) las espirales de calabacín y media guindilla (en el caso de que nos guste el picante)
  5. Añadir una cucharadita de caldo de verduras. Rehogar unos minutos.
  6. Servir espolvoreando con un poco de queso rallado (yo uso uno que sólo tiene leche (pasteurizada o cruda) sal, fermentos lácticos y  cuajo) y un poco de albahaca u orégano.

Os aseguro que está riquísimo y a mi chico, que tiene una cruzada contra las verduras, le encanta, no digo más. También hemos probado a hacer espirales de patatas al horno sin aceite y salen doraditas y crujientes que da gusto y cuando los hago con gambas al ajillo en mi casa lo celebran por todo lo alto.

¿Queréis más recetitas?

@Pau_aranda21

                  PODÉIS COMPRARLO AQUÍ

Compartir:

Login