Esto es lo que me pregunté cuando supe de una persona que había acudido a una consulta médica aquejada de un dolor de oído y salió con una dieta de pérdida de peso escrita en un papel. Y es que, aunque sé que es un tema polémico, el peso no es un factor determinante de salud por sí mismo. 

Que sí, que hay personas gordas que tienen una mala salud. Pero también las hay que tienen un estado de salud más que envidiable. Y lo mismo con las personas delgadas, algunas estarán muy bien de salud y otras tendrán unas analíticas de las que asustan. 

Y es que el peso no es un factor determinante de salud. No digo que todas las personas, tengan el peso que tengan, estén sanas como una lechuga. No es eso. Pero defiendo que no se puede acertar el estado de salud de una persona teniendo el peso como único factor.

¿Desde cuándo hacer dieta para perder peso cura una otitis?

Sin embargo, muchas veces asociamos gordura con mala salud y enfermedad. Asumimos que las personas gordas no cuidan de sí mismas y su salud. ¡Maldita gordofobia! Cómo nos hace creer y dar por hecho cosas sin tener la suficiente información sobre ello. Porque sí, detrás de todo ello está la gordofobia. Y está tan presente en nuestra sociedad que ni los profesionales de la medicina se libran de ella.

Esto último es algo que noté desde muy pequeña, pero sinceramente, pensaba que sólo me pasaba a mí. Es cierto que la mayoría de niñ@s no quieren ir al médico por temor y respeto a la bata blanca. En mi caso, mi problema era que ir al médico significaba volver a escuchar que estaba gorda, que me sobraba peso, que tenía que adelgazar y que algo estaba mal en mí. No tendría más de siete años cuando escuchaba cómo el médico adoctrinaba a mis padres sobre mi alimentación y ejercicio físico. Entendía, a esa corta edad, que mi peso era aberrante. A consecuencia, evitaba ir al médico, me ponía nerviosa antes de ir y me sentía muy mal al marcharme de la consulta. Aunque hubiera ido por un simple resfriado. 

Ahora, siendo una adulta hecha y derecha (o eso intento aparentar) sé que no fui ni soy la única. Que son muchas más las personas que se han sentido avergonzadas e incomprendidas al salir del médico. A día de hoy existen plataformas como “First, Do No Harm donde personas que han recibido una mala praxis médica debido a la gordofobia expresan sus experiencias.

Lo más desconcertante de todo es que, aún con un peso por encima de la media, mi salud desde pequeña siempre ha sido excelente. Nunca he tenido una sola analítica que indicara cualquier carencia o exceso debida a mi alimentación. De hecho, mis padres siempre se preocuparon de que adquiriera hábitos de alimentación y ejercicio saludables. Los tenía ya de pequeña y, a día de hoy, los mantengo. 

Y ese es el problema: Si nos fijamos sólo en el peso corporal no vemos más allá. Por eso, lo que digo y pido es respeto y ayuda para que las personas dejen de focalizarse en la pérdida de peso y empiecen a adoptar hábitos de autocuidado físico y mental, que quizás, les lleve naturalmente a una pérdida de peso como consecuencia secundaria

Y por todo ello, si te identificas con lo que he expresado hasta ahora, quiero que tengas muy claro que tienes derecho a un mé[email protected] que vea mucho más allá de tu peso. Y es que tienes derecho a recibir respeto por parte de tu mé[email protected], a explicar todo lo que te ocurre sin miedo a lo que pueda o no pensar de ti. Tienes también derecho a no conformarte si tus diagnósticos se resumen a “deberías hacer dieta”. Tienes total derecho a recibir atención médica siempre que lo necesites, a no evitar acudir a un profesional por miedo a sentirte [email protected] por tu peso. Y, sobre todo,¡Tienes derecho a cambiar de profesional si se vulnera tan sólo uno de tus derechos anteriores!

¿Desde cuándo hacer dieta para perder peso cura una otitis?

Te aseguro que es mucho más peligroso que una persona deje de acudir a la consulta médica por temor a recibir gordofobia, que el hecho de sobrepasar o no los parámetros adecuados de IMC. Afortunadamente, somos cada vez más los profesionales de la salud que estamos al corriente de ello y actuamos desde un enfoque de salud en todas las tallas. Recuerda: El peso no es un factor determinante de salud.