Las personas solemos tener visiones distintas de lo que llamamos realidad, cada uno la ve como mejor le parece… y si nos referimos al amor propio son más las formas que existen para verlo o no. En este punto cada quien percibe exactamente lo que quiere, basándose sobre todo en los valores, creencias y la inseguridad que se tenga, lo que nos lleva a estar en una batalla constante (en mi caso suele ser interna y externa) para ser feliz, con lo que tenemos o nos rodea, pero desde mi punto de vista nos cuesta mucho luchar por ser feliz por nosotros mismos, sin necesitar de nadie ni de nada (perdón por mi hemorrágica sinceridad).

No es fácil hablar  sobre la autofrustración,  sobre cómo mirarte a ti mismo en profundidad sin tener que estar evaluando y desmeritando cada cosa que veas, hagas u ofrezca, porque nunca es lo suficientemente bueno, empiezan a salir esos “aliens” que te minan la moral y caes en un vacío de desprecio y muchas veces de autocompación porque no eres lo que los demás esperan que seas (flaca, gorda, curvy, bonita, fea, inteligente, graciosa, agradable, despreocupada, y pare ud de contar) y caemos en la zona que llamo “autoderrota”.

Como verás siempre hablo con el auto, es que parece que venimos codificados con algún tipo de algoritmo que nos dice, que si no eres lo suficientemente [email protected] debes caer en la derrota, en la infelicidad, pero quien dice  o decide si eres o no bueno para algo o alguien? NADIE! correcto, el compromiso es contigo mismo… tú eres feliz por ti y para ti… (créame estoy trabajando en esto, no es fácil, sobre todo cuando estas llena de inseguridades que son absurdas, pero están y no desaparecen, evitando amarte).

Creo que no he tenido conciencia de lo que significa tener amor propio, hasta hace unas semanas, en donde pedía atención, cariño, y demostración de amor, porque no lo sentía… y me cuestione tantas cosas de mí, por ejemplo estas godisima, como crees que alguien se va a sentir atraído por ti de la manera que esperas, o por ejemplo estás muy seria y apagada sin luz propia, quien va a querer pasar tiempo con alguien así…y dije, pero sin en tantos años me han  elegido a mí, porque yo no soy capaz de valorarme así… comienza esa batalla en donde no puedes valorarte, ni quererte y obviamente si no lo haces tú, por mucho amor que te estén ofreciendo no lo vas a sentir, porque no lo sé, aun me lo pregunto… pero estoy decidida a quererme un poco más cada día.

No es un tema de autoayuda, pero es necesario que tomemos conciencia de las decisiones que tomamos acerca de nuestras propias emociones, hay que evaluar y ver los resultados de las decisiones que tomamos o dejamos de tomar, para así hacernos responsables de lo que sentimos, solo nosotros somos los únicos responsables de lo que sentimos, es una locura lo sé.

Porque cuando alguien en la calle te ve y te hace sentir incómoda porque estas [email protected] y se te nota la panza, o los brazos, nosotros estamos decidiendo que esas miradas nos afecten, nos hagan sentir menos que los demás por ser lo que somos, pero no te tiene que importar, somos responsables de lo que sentimos y de lo que somos y cuando tomemos conciencia de esto podremos ser un poco más felices sin tantas batallas internas.

Necesitamos encargarnos cada vez más del AHORA, este es el único momento donde puedes experimentar algo, no mañana, no en una 2 horas, es en el presente, desperdiciamos mucho presente, viendo el pasado y deseando mucho futuro (si hago esta dieta, o estos ejercicios en 12 semanas estaré mejor y me deseara más o querrá estar conmigo, etc) casi toda la frustración que sentimos (o por lo menos a mí me sucede) es porque tenemos todos estos pensamientos autodestructivos que nos llevan a utilizar en ahora en cosas inciertas, efímeras, imaginarias… no podemos seguir desperdiciando ni esforzándonos por vivir un tiempo que no es el presente.

Hoy quise compartir estas líneas, quería hablar más del amor propio, pero por ahora sigue estando un poco ausente en mi vida, pero decidí, bajo cualquier consecuencia, SER PERSONALMENTE LIBRE, ya no quiero estar encadenada a las expectativas que los demás tiene de mí.

Yo quiero y necesito vivir, sentir que existo, quiero oír todas las verdades y el amor que hay dentro de mí, sin necesitar a nadie, cambiando así todas las limitaciones que hoy conozco sobre mi amor propio. Dejando esta guerra que tengo conmigo misma y fomentando la confianza en mí.

 

Katherine Reyes

@mkreyesgonzalez