Belleza

El truco definitivo para matar el subtono naranja del pelo

Estos trucos me funcionan bien a mí, cada pelo es diferente.

Como soy un culoinquieto con el pelo, esta semana volví a teñirme. Bueno, en realidad me hice unas mechas balayage con decolorante. Decolorarse en casa significa dos cosas: el pelo sufre y acaba con un subtono feo feo.

Cada pelo y cada chica son un mundo, pero desde que tengo uso de razón y empecé a trastear con los tintes, mi pelo siempre ha tenido subtono naranja-rojizo. Es curioso porque cuando veo a chicas pelirrojas (de bote o naturales, me da igual), me parece que tienen un color precioso de pelo naranja, pero en mi pelo es otro cantar. Por eso siempre he intentado matar ese subtono.

Primero recurrí a tintes con subtono ceniza, pero no lo mataba del todo. Después descubrí el champú azul del Mercadona, pero me resecaba demasiado para lo poco que hacia. Mira que yo soy superfan de Deliplus, pero justo eso no me gusta nada. Después empecé a experimentar en casa y… ¡Bingo! Ahora cada vez que me hago deco o me aclaro el pelo, sé cómo matar los subtonos naranjas.

De todos mis truquis hay uno que me funciona especialmente bien, pero os voy a contar todo lo que he probado para que vosotras encontréis el mejor método (repito, cada pelo es un mundo).

Para empezar hay algo que debéis saber: la importancia del círculo cromático.

Si vuestro subtono es amarillo pollo, lo mejor es un matizador violeta.
Si vuestro subtono es naranja, lo mejor es un matizador azulado.

De todos modos esto es más teórico que en la práctica, y aunque siempre viene bien fijarse en el color opuesto a vuestro subtono, al final yo hago muchos experimentos y mezclo violeta y azul.

¿Qué productos necesitáis?

12

Yo suelo tener en mi baño tres productos:

  1. Un botecito de tinte semipermanente en tono fantasía. Normalmente compro de la marca Crazy Color (sé que no es la que más dura en el pelo, pero es la que venden al lado de mi casa). Mi tono favorito es el Lilac, pero a veces también lo he mezclado con un poco del tono Slate.
  2. Un tubo de tinte permanente de la marca Wella en el tono 0/88. Es un tinte que se suele usar como matizador por su color azulado.
  3. Crema reveladora de 10 volúmenes. En total yo suelo usar 200 ml cada vez que me matizo el pelo. He preferido no poner ningún link ni foto porque yo siempre la compro en una tienda y no he encontrado la que yo uso en internet. Me da palo recomendaros una crema reveladora que no he probado. Lo mejor es que vayáis a una tienda de productos de peluquería, le pidáis un par de botecitos de crema reveladora de 10 volúmenes y pa’ casa.

¿Cómo matizar el pelo?

Primer método. Tinte + champú. Lo que yo hago es poner UN POQUITO de tinte del tono Lilac en el champú. Como os decía antes, a veces también le pongo un poquito del tono Slate porque al ser grisaceo me gusta el tono que deja.

Cuando digo poquito, es poquito. Un chorrito equivalente al tamaño de un meñique. Además esto hace que el champú se vuelva un poco más líquido y si te pasas se volverá súper dificil de usar.

Con este primer método obtenemos un champú matizador casero. Lo podéis usar cada vez que os lavéis el pelo o una vez a la semana, como os funcione mejor.

Después usad el champú como lo hagáis normalmente. Si decidís dejarlo actuando más de 2 minutos, fijaos en el pelo.

Segundo método. Tinte + mascarilla. Es exactamente lo mismo que antes. Pones un poco del tinte Lilac en tu mascarilla y te lo aplicas con normalidad.

También es importante fijaros en el pelo si os dejáis la mascarilla mucho rato para evitar que el pelo se ponga de color raruno. Esto depende mucho del pelo, lo dañado que está, lo poroso que está… Hay veces que en 5 minutos la mascarilla casera me ha matizado bien y otras veces que me ha tocado esperar 15 minutos.

Tercer método. Tinte + crema reveladora. Este método lo uso una vez al mes o cada dos meses porque es MUY eficaz.

Pongo en un cuenco de plástico 200 ml de crema reveladora a 10 volúmenes y un poquito del tinte 0-88 de Wella (ya sabéis, un poquito es el equivalente a un meñique). Lo mezclo todo bien y me lo pongo en el pelo. Después espero un ratito (a veces 5 minutos, a veces 10, a veces 15) y me ducho con normalidad. Eso sí, me miro todo el rato en el espejo para ver cómo va la cosa.

Os aconsejo poner un espejito al lado de la ventana e ir mirando cada poco como va el pelo. A veces las luces del baño engañan y lo mejor es mirarlo en una luz natural.

El resultado del tinte + crema reveladora es este:

Sí, en la primera foto me ricé el pelo y en la segunda foto lo tengo liso. También están hechas a diferente hora del día y eso hace que el rojo parezca más rojo (era por la tarde) y el ceniza más ceniza (era a primera hora del día).

Este método también depende mucho de cómo os guste a vosotros el subtono. Si no lo queréis tan ceniza como yo, dejad actuar la mezcla menos tiempo. Yo estuve 15 minutazos esta vez.

¿Habéis probado este truqui? Si tenéis otros métodos milagrosos contadnos en comentarios para que lo probemos.

Compartir:

Login