pareja tinder
Amor & Polvos

En Tinder se puede encontrar el amor

Con mi post de hoy quería deshacer esas dudas internas que se nos hacen algunos cuando no sabemos realmente qué pasa en la sociedad actual. Nada más y nada menos voy hablaros del amor en Tinder.

Para algunos será algo desconocido pero para otrxs muchxs algo verídico. Esto es únicamente según las experiencias vividas. Pero quietos, no todo lo que reluce es oro ni lo que no es para echarlo a perder.

Os dejo unas tips para saber lo que seguro no te conviene si buscas el amor:

  1. Fotos que enseñan más de lo que imaginas ver en una primera cita, FAKE
  2. Fotos que no se puede apreciar a la otra persona, FAKE
  3. Personas que hablan de sexo en las segunda frase, FAKE FAKE
  4. Alguien que desde el principio no sabe expresar lo que quiere, FAKE
  5. En su muro de presentación: si no es algo que te convenza, NEXT
  6. Si no tienes cosas en común y que te llamen la atención, NEXT y para siempre, que eso de si le veo y a lo mejor me gusta… ¡NO!

Sí queréis un polvo (bueno o malo) o buscáis el amor, esta app es para todo eso y más. No significa que sea específica para una u otra cosa, puede haber de todo, igual que en el mundo mundial pero debes saber exactamente lo que buscas.

Yo hace un tiempo atrás estuve en Tinder. Salía de una ruptura reciente con una relación tóxica. Lo primero que quería, después de recuperar mi autoestima, fue ser libre a nivel emocional. No soy una persona de ir de flor en flor pero tampoco quería ataduras. Tampoco soy de acostarme con nadie en una primera cita. Y Tinder te demuestra que hay mucha gente buena, gente con la que acabas encajando y hacéis amiguis y por supuesto encontrando el amor.

Estuve unos meses, y conocí personas. Tuve unas cuantas citas desastre, o muchas pero supe esperar. Momentos vividos y también sufridos. Después de unos 7 meses él estaba ahí. Hablamos poco, unas dos semanas y decidimos conocernos a pesar de nuestros 60km de distancia.

En nuestra cita hubo muchísima química, pero no nos fue tan bien cómo habíamos imaginado (cambié los planes y no me quedé a cenar como habíamos quedado, se enfadó). Causa de esto, al día siguiente borré todo lo que me relacionaba con él, excepto nuestras primeras palabras en Tinder y su teléfono.

No pasaron más de 24 horas que ya me había escrito de nuevo, sencillo, – ¿Qué tal te ha ido el día?– E interesado por mí. Y lo supe, supe que sería el comienzo de algo más que un par de citas o cenas colgadas.

Es una persona maravillosa, que me cuida y me quiere, lo sé porque me lo demuestra día a día.

De esa primera cita ya hace casi dos años. Y hoy puedo decir que en Tinder existe el amor.

Por cierto, os dejo algo para poder valorar las cosas positivas de la vida, y así dar más esperanza a todas aquellas personas que hoy están solteras; Existe un teoría oriental, que es la del hilo rojo. Por si no la conocéis es una teoría que dice lo siguiente:

Las personas destinadas a conocerse están conectadas por un hilo rojo invisible. Este hilo nunca desaparece y permanece constantemente atado a sus dedos, a pesar del tiempo y la distancia.

No importa lo que tardes en conocer a esa persona, ni importa el tiempo que pases sin verla, ni siquiera importa si vives en la otra punta del mundo. Ese hilo se estirará hasta el infinito pero nunca se romperá. Su dueño es el destino.

¡A ver si con estos consejillos, las ganas de enamorarse y tú actitud en un futuro respondes a este post con nuevas noticias!

¡Un abrazo enorme, hasta la próxima!

Elián Martínez. [@lachicayeye3.0]

Compartir:

Login