Amor & Polvos

La técnica de la liana: No soltar a tu pareja hasta que tienes otra asegurada 

Hace como mil quinientos años tuve una relación tormentosa con un señor que, a la semana de dejarme, estaba con otra chica. Tuve unos cuernacos que tenía que agacharme para entrar por la puerta. Ese señoro se dedicó, durante años, a ir novia tras novia. A mí, por el contrario, se me quitaron las ganas de tener novio durante, y no exagero, unos ocho años. El caso, y por lo que vengo a contar esto, es que en mi entorno hay una chica que dejó a su novio de toda la vida sólo cuando encontró a otro y se aseguró de tenerlo atadito. Y yo creo que se habla poco de la técnica de la liana: No soltar a tu pareja hasta que tienes otra asegurada. 

Así es esta peña ligando.

A ver, de verdad, los que hacéis esto, ¿cómo sois capaces? Yo es que no sé si yo desbordo intensidad o qué, pero después de una relación larga, necesito tiempo. Una pausa en la vida. No por el corazón roto. Porque igual estás hasta los ovarios de él/ella y terminar la relación es un alivio nivel encontrar chocolate en casa cuando tienes la regla. Mi tiempo post-relación es sólo por y para mí. Para averiguar qué ha ido bien, o mal, o qué me gustaría cambiar en relaciones de futuro. Incluso de recuperar tiempo para mí. Cero ganas de aguantar a nadie. Pero esta gente no. Esta gente, los fans de la técnica de la liana, antes de dejar a la persona con la que están, se aseguran de tener a otro/a esperando, para poder empezar otra relación. PERO POR QUÉ, QUÉ OS PASA.

Mi teoría, y espero no ofender a nadie con esto, es que son gente que no quiere/sabe estar sola. Y por eso, siempre están metidos en una relación tras otra. Yo tenía una compañera de la uni que era así, y os juro que me generaba estrés emocional. Era como:

-Hola, Juana, ¿qué tal con Paco?

-Ah, no, es que ya no estamos juntos. Ahora estoy con Pepito.

Pero cómo que estás con Pepito, vamos a ver, si estamos a jueves y el lunes aún estabas con Paco. Pero, bueno, yo hacía de tripas corazón y:

-Bueno, pues me alegro mucho, Juana. Espero que os vaya muy bien.

Y si no, pues va a dar igual, porque ya encontrarás a otro.

Que esa es otra. DE DÓNDE LOS SACAN. Cuál es su secreto para encontrar un maromo tras otro y que esté dispuesto a esperar a que se quede soltera, porque a mí un señor me tiene así, y lo mando a tomar por saco. Yo soy una jodida reina, querido. Y quiero ser la protagonista de mi relación, no una liana esperando a que enganches otra.

Compartir:

Login