Lifestyle

Empotradores de Juego de Tronos que nos ponen cardíacas

Debo confesar que cuando empezó todo el boom de Juego de Tronos a mí me dio la pereza de la vida, pero de repente vi a Khal Drögo en un anuncio promocional de la serie y se me cayeron las bragas. Total, que pensé “buena señal, esto hay que verlo”. Si ya me puso el pussy como un jacuzzi sólo con verle en un anuncio de 2 minutos, imaginaos lo infartada que estaba durante las escenas de sexo.

Por eso, amigas y amigos, he venido a hablar de los buenorros que pueblan las tierras de Poniente y Essos. Señores empotradores de los pies a la cabeza, que lo mismo te echan un polvazo en una tienda de campaña en medio del desierto que en la torre más alta de las tierras norteñas.

1. Khal Drögo

Khal Drögo es el classic empotrator, el que inventó el término. Sinceramente estuve a puntito de no meterle porque ya se ha hablado de él por activa y por pasiva, pero sabía que si no aparecía en esta lista vendríais en masa a mi casa con antorchas por cometer sacrilegio.

2. Jon Nieve

El culo de Jon Nieve no es de este mundo. Este señor me haría resucitar de entre los muertos, así os lo digo.

3. Jaime Lannister

El rollo incesto me tira pa’ atrás, pero es que los genes vikingos de Nikolaj Coster-Waldu me vuelven loquita perdida.

4. Daario Naharis

Sé que ha habido dos Daarios porque cambiaron de actor (y los dos están tremendos, para qué mentir), pero yo me quedo con el morenazo.

5. Oberyn Martell

A ver, es que Pedro Pascal no es de este mundo, así os lo digo.

6. Tormund Giantsbane

Este pelirrojo con cara de brutote tiene pinta de calentar hasta a un Caminante Blanco si se pone.

7. Ramsay Bolton

Que síííí, que es un cabronazo y que ojalá hacerle sufrir, pero si queréis yo me lo tiro y me piro cuando él este a puntico de acabar. Más tortura que esa no hay.

8. Robb Stark

Los genes Stark son potentorros, y Robb es un buenorro de pura cepa.

9. Loras Tyrell

El caballero de las flores hace que mi chochet esté en estado primaveral, así os lo digo.

10. Jaqen H’ghar

El Hombre sin rostro que a mí me pone cardiaquita perdida. Puestos a matar, que mate mis deseos y me eche un buen polvazo.

¿Y para ti quién merece sentarse en el Trono de Hierro de empotradores?

 

Compartir:

Login