Quizás hayas escuchado alguna vez eso de “Somos 4 mujeres en una”, pero no sabías a lo que se refería. Esta expresión significa a que somos 4 personas, o energías, durante el ciclo menstrual. Es decir, una en cada fase de este periodo. Siendo estos: preovulación, ovulación, fase premenstrual y menstruación. Para que no tengas ninguna duda voy a explicarte qué pasa en cada fase, por si no lo sabes muy bien, cómo nos repercute a nosotras y qué podemos hacer, o no, en cada una de estas etapas. Pues muchas veces no entendemos por qué nos sentimos de una manera o por qué actuamos de otra, llegando a pensar que estamos idas de la cabeza, pero tranquila, porque te vas a dar cuenta de que esto no es así.

Para que lo entiendas mejor, nuestro ciclo menstrual se asemeja con el ciclo lunar, de hecho, para comprenderlo mejor tendemos a asociarlo, pues cada fase corresponde a una luna. Eso no quiere decir que, si la fase preovulatoria corresponda con la luna en creciente, siempre que haya luna creciente tengamos que prepararnos para la preovulación. Es mejor que te quites eso de la cabeza y no te preocupes, y que te lo tomes como que tenemos dos ciclos lunares: El externo, que es el que vemos en el cielo cada noche, y el interno, que es el que te voy a explicar a continuación.

Doncella:

Así es como se llama a la primera fase tras la menstruación. También conocida como la fase preovulatoria. Física y psicológicamente, o moralmente, es en esta fase cuando mejor nos sentimos. Estamos felices, radiantes, es cuando mejor nos vemos la cara, el pelo más sano, fuerte y brillante, y es el inicio del ciclo. Aparece representado como una mujer virgen, una doncella bailando por un campo de flores (para que te hagas una idea jeje). Ya que es cuando más entusiasmadas y llenas de energía estamos, es una buena fase para estar activas y comenzar nuevos proyectos. ¡Nada de quedarse quietas! Esta y la siguiente fase se encuentran en la fase lútea.

Fase lunar: Luna creciente Estación: Primavera Color: Blanco

Madre:

Si te encuentras en este arquetipo es porque estás en tu fase ovulatoria. Tu cuerpo produce progesterona, y se suele corresponder (dependiendo de cada mujer) entre los días 14 y 16 de la menstruación. De nuevo te encuentras llena de energía y radiante, pero esta vez es distinto, ya que el cuerpo se prepara para ser madre. Te sientes una mujer muy sensual, es una buena etapa para probar cosas nuevas.

Fase lunar: Luna llena Estación: Verano Color: Rojo

Chamana o Hechicera:

En esta fase es muy probable que se de el denominado “síndrome premenstrual”, preparándonos para la menstruación. Al venir de la ovulación podemos dedicarnos a nosotras mismas. Es normal que nos sintamos tristes, menos atractivas, aumenten nuestros senos o nuestro apetito. Por eso se denomina fase destructora.  En esta fase tenemos que prestar especial atención a nuestros cambios de humor, muy frecuentes en la premenstruación, y poder controlarlos.

Fase lunar: Menguante Estación: Otoño Color: Violeta, azul

Anciana sabia o Bruja:

La menstruación es la fase más íntima de la mujer. Es normal que queramos alejarnos, que nos encerremos en nosotras mismas, y eso está bien, pero siempre con moderación, ya que estar rodeada de gente nos puede ayudar mentalmente. No debemos exigirnos demasiado en esta época, ni trabajar hasta muy tarde o iniciar nuevos proyectos. Pero sí que es buen momento para perdonar y olvidar.

Fase lunar: luna nueva Estación: Invierno Color: Negro

*Información extraída de Círculo Afrodita y del I Congreso virtual sobre la Menstruación Consciente

Aurora