Vida sana

Los mil usos del aceite del árbol del té que me han cambiado la vida

Llegó a mi vida por casualidad. Yo estaba algo reticente, pero decidí probar qué tal. Y para mi sorpresa ¡funcionó! Árbol del té, gracias por aparecer.

Aceite del árbol del té. ¿Qué es eso? ¿Otro mejunje? ¿Una pócima ancestral?

Pues resulta que el árbol del té es un arbusto australiano del que se destila un aceite y del que los aborígenes australianos descubrieron hace mucho tiempo que servía para todo.

Yo lo conocí tarde, pero desde hace un tiempo se ha convertido en un indispensable en el botiquín. Y ya pasados unos meses lo he visto ya en cualquier supermercado (ojo, el que tengo yo me lo compré en un arbolario y pone que es 100%, no he mirado la composición de los otros).

Comencé a utilizarlo para un grano maligno. Sí. Sí. Un grano enorme. Lo estuve aplicando y desapareció. Y de ahí le he ido dando más usos.

Resulta que este aceite es antibacteriano, antiviral, cicatrizante, repele insectos, es fungicida… Pero ojo, que también puede ser tóxico, así que no lo tomemos mal ni nada de chupitos. Sólo para USO EXTERNO (y siempre haciendo una prueba antes, no vaya a ser que tengamos una reacción alérgica).

Sólo algunos de sus usos:

– Enemigo del acné

Adiós al acné y a las espinillas. Un algodón impregnado en agua con una gota de aceite te ayudará en tu limpieza diaria. O aplica un poco de aceite directamente sobre la espinilla una o dos veces al día.

– Después de la depilación

Pon unas gotas del aceite del árbol del té en un algodón y pásalo por las zonas irritadas.

– Para el pelo

Sí, sí. Para el pelo. Regula la actividad de las glándulas sebáceas, por lo que ayuda a los cabellos grasos. Además, ayuda con los problemas de caspa, es un remedio/prevención de piojos y también sirve para ayudar a que el pelo crezca más y más fuerte. ¡Hola, pelazo!

Heridas

Perfecto para desinfectar.

 – Elimina verrugas

Por la noche, una gota directamente sobre la verruga y tapar con una gasa. Retiras por la mañana la gasa y por la noche repites hasta que se elimine.

Fuera hongos

Es un antiséptico muy potente. Así que, si vas al gimnasio, a la piscina… o a cualquier sitio donde estés expuesta a hongos o infecciones, el aceite del árbol del té es tu aliado. Diluye en agua el aceite y aplícalo en manos y pies.

Para las encías inflamadas o aftas

Tres gotas de aceite en un vaso de agua y realiza enjugues una o dos veces al día. Para las llagas, coloca una gota directamente y retíralo unos minutos después.

Pero también sirve para aromaterapia, aliviar dolores musculares, resfriados, infecciones vaginales, congestión nasal… Y también se puede utilizar como limpiador de casa natural. ¡Vamos que tiene mil usos! Ve a un herbolario y pregunta por todos los usos que puede tener.

Desde luego ha sido un gran descubrimiento este año y se ha convertido en un imprescindible para mí. Y vosotras, ¿lo habéis probado?

 

Aquí puedes comprar por 13€ el que más recomiendan en Amazon.

 

Imagen destacada: Pexels

Imagen: mejorconsalud.com

Compartir:

Login