jetador talla grande Loversize
Moda

Bravissimo: la tienda de sujetadores definitiva

Decir que Bravissimo es la mejor tienda del mundo podría quedar demasiado exagerado, pero para una mujer con mi delantera está más que justificado. Ya os comenté en el post de ‘dónde encontrar sujetadores copa D+‘ las dificultades que tenía para encontrar alguno bonito y sexy, y es que después de aquel post muchas comentásteis que estábais en la misma situación, que estábais cansadas de ir con sujetadores de ‘señora’ cuando lo que queréis es sentiros guapas como el resto de vuestras amigas con una copa C. Si me pongo dramática podría decir que me he sentido excluída toda la vida, que por tener el pecho grande soy el blanco perfecto de bromas y miradas asquerosas, pero prefiero quedarme con lo bueno y es que, muchas veces, detrás de esas bromas, hay una mujer que se muere de ganas por tener nuestro canalillo.

100_0076

Después de mi viaje a Londres soy un poco más feliz gracias a Bravissimo. Ya conocía la tienda por Internet pero vivirlo en mis propias carnes fue otra cosa. Si tenéis pensado escaparos a Londres no dejéis de visitarla, saldréis encantadas. Cuando entramos pensé que sería el típico sitio de sujetadores en el que pillas los modelos que te gustan y preguntas (cruzando los dedos) por tu talla, pero nada más lejos de la realidad. Había muchos modelos pero no conseguía aclararme así que bajamos unas escaleras y nos encontramos con una especie de sala de espera con sillones y un mostrador presidido por una chica encantadora que portaba un catálogo enorme en sus manos. Sinceramente no me percaté de él hasta más tarde, estaba muy nerviosa y aunque sepa inglés el tema de probarte sujetadores en un país que no es el tuyo corta bastante. No recordaba cómo decir COPA o CONTORNO, así que pedí en plan rápido ‘sujetadores de la 34J en negro’.

La dependienta (y asesora) me sacó 4 modelos y me acompañó a lo que parecía un laberinto de probadores, con una luz tenue y favorecedora, moqueta y colores claros. Lo mejor de todo fue cuando Elena me dijo ‘¡MIRA LO QUE TIENES DENTRO!’, no me lo podía creer, un batín de satén en color lila colgado de una percha preciosa para ponérmelo si tenía que pedir ayuda a alguna de las dependientas. Parecerá una chorrada, pero ese tipo de detalles me parecen ideales y de los que se te quedan grabados en la cabeza.

bra3

(Like my boobs, my confidence is sky high! Thank you Bravissimo!)

También me explicaron que si necesitaba algo apretase un botón y enseguida vendrían a atenderme. En mi cabeza iba pensando ‘vale, esto te va a costar un dineral’, pero me dejé llevar y empecé a probármelos. Me gustaron todos, pero Elena me dijo ‘pide en más colores‘ y es que llevar toda la vida con sujetadores feos sin adornos y en colores blanco/negro/carne hizo ponerme una barrera y descartar la posibilidad de que podía encontrar sujetadores de colorines. Llamé al timbre (no sin antes ponerme mi batín de satén) y vino una chica adorable a la que le expliqué que me encantaban los sujetadores que me habían dado, pero que sería genial probarme algo más divertido y sexy.

bra

Al cabo de 3 minutos volvió con 10 sujetadores de mil colores, mis ojos como platos, Elena con una sonrisa enorme y lo único que pude hacer es aguantarme las ganas de llorar porque no podía creer que todo eso fuese posible. La chica me dijo ‘ENJOY‘ y vaya si lo hice, pude escoger y me lo pasé pipa. Cuando pillé confianza volví a llamar al timbre y roja perdida le dije ‘¿Tenéis algún modelo BabyDoll en mi talla?’, me trajo uno precioso y elegante (nada parecido a las barbaridades que he llegado a ver por Internet). Siempre he soñado con uno y ya puedo decir que te sube el sexy en un segundo.

Creo que estuvimos una hora como mínimo, tuve que parar porque aquello parecía un programa de esos que dan en la tele de novias en los que no paran de probar y probar. Así que me llevé 4 modelos muy distintos. Los precios me sorprendieron, ninguno superaba los 29 pounds, excepto el BabyDoll que me costó 33. Igualito que en España, ¿eh?

panache

¿Entendéis porqué me enamoré de la tienda? Estoy como una cría con zapatos nuevos cada vez que abro el cajón de la ropa interior y puedo escoger un sujetador dependediendo de la ropa que me voy a poner. Todos los que me compré son de la marca Panache y pillé el truco de las tallas, así que a partir de ahora mi tienda de referencia es Bravissimo: calidad, lujo al alcance de todas y una atención al cliente de 10. Sin duda repetiré cada vez que vuelva.

Compartir:

Login