Puedes comprar esta maravilla aquí por 23,99€

Esto ya son verdades universales: El succionador de clítoris se ha convertido en nuestro mejor amigo. Ya no nos imaginamos nuestra vida sin el Satisfyer en nuestra mesita de noche. Hemos descubierto lo importante que es pasar tiempo con nosotras mismas y complaciéndonos. Y olé nuestro toto por ello.

Me resulta gracioso (en un buen sentido) cómo se han ido incorporando los juguetes sexuales en nuestra vida, sobre todo el succionador. Hace no tanto tiempo, era como un tema tabú del que nadie hablaba. Aún recuerdo la vergüenza que pasé cuando me regalaron mi primer juguete sexual, y cómo lo escondía para que nadie me lo pillara. Algunos amigos míos me miraban raro por utilizarlos, ¡y más con pareja! Parecía que eran dos conceptos incompatibles.

Pero afortunadamente, esa época ha acabado. Ahora es lo más normal del mundo que alguien tenga juguetes, con pareja o sin ella. ¡Y menos mal! Porque nos ayudan a aderezar lo que por si solo ya puede ser un polvazo, o a conocernos mejor nosotras mismas.

juguete-sexual

No sé vosotras, pero yo ya me había hecho adicta al Satisfyer. Se lo pedí hace unos meses a mi pareja por mi cumpleaños porque estaba muerta de la curiosidad por lo bien que hablaba todo el mundo de él. Dudaba que fuese mejor que la varita (otro de mis favoritos) pero quería probarlo, nunca había tenido un succionador.

Y qué maravilla cuando lo probé. No me podía despegar de él. Muchas de vosotras, si lo tenéis, ya sabéis de lo que hablo, y las que no, ¿a qué esperáis? Aunque lo mismo os conviene probar el succionador de Fidech, que es más barato y no tiene naaada que envidiarle.

Juguete-FIdech

Era tal mi obsesión con el Satisfyer que había decidido separarme un tiempo de él, porque me había costumbrado ya mucho a utilizarlo y no lo disfrutaba como antes. Pero ha sido probar Fidech y creo que vuelvo a tener un problema.

Fidech no sólo tiene distintas intensidades de vibración (5 que yo haya contado) sino que además tiene 7 modos diferentes, a los que puedes cambiarles la intensidad. Y pueden parecerte pocos, pero para nada. Da mucho juego y te hará ver las estrellas de diferentes maneras.

Eso sí, es muy intenso, sobre todo si se coloca directamente en el clítoris. El modo de vibración más suave puede equivaler al tercer o cuarto modo del Satisfyer. No es que sea un contacto desagradable, pero no sé yo si puede aguantarlo todo el mundo. Siempre se puede evitar el contacto directo si ves que es demasiado. Si tienes poca sensibilidad o te cuesta llegar al orgasmo, es muy probable que te ayude a llegar al clímax.

Aunque es silencioso, es verdad que la vibración sí se escucha bastante más que la del Satisfyer, pero igualmente no creo que sea algo muy notable. No es tan discreto y puede que se deba a la intensidad de la vibración.

Por otro lado, viene con una bolsita de terciopelo para que puedas guardarlo o llevarlo donde quieras, ya que es de tamaño portátil. Puedes llevarlo discretamente en el bolso. Los descansos para ir al baño pueden volverse así más divertidos… Sólo lo dejo caer.

Fidech-succionador

La boquilla puede que sea más pequeña, pero tiene también menos recorrido y, por tanto, de nuevo, me parece que es más directo. Me da la impresión de que el Satisfyer tiene más efecto de succión por ello, pero la vibración de Fidech es muy intensa. Yo aún no he sido capaz de ponerlo en contacto directo.

Puede que te resulte más fácil tener orgasmos seguidos con él, al igual que con otro succionador. Porque te aseguro, amiga mía, que Fidech también es una pasada.

Además, se puede usar para otras zonas como los pezones, o donde te lleve la imaginación. Es resistente al agua, por lo que te puede acompañar también en las duchas y darte un buen meneo.

Masturbating Sex And The City GIF - Find & Share on GIPHY

Viene con un cargador magnético USB y tarda relativamente poco en cargarse. Parece que dura activo unas 2 horas. Personalmente, a mí me gustan más este tipo que los que van a pilas.

En cuanto a la limpieza, sólo necesitas jabón y agua, y secarlo después con mucho cuidado, con ayuda de la toalla. Yo luego le repaso la boquilla con un bastoncillo y después lo enciendo para ver que no quedan restos de agua. Cuesta más limpiarlo que la media de juguetes (aunque igual que otro succionador), pero es sencillo.

Os cuento las características:

  • Material: ABS + silicona médica
  • Peso: 77 g
  • Tamaño: 116 x 45 x 38 mm
  • Tiempo de uso: 2 horas aprox.
  • Ruido máximo: <60 dB
  • Batería recargable Li-Ion
  • 7 modos de vibración
  • Diseño totalmente impermeable
  • Certificación CE y RoHS

Desde luego este juguete no deja indiferente a nadie. Si eres fan del sexo oral, seguramente te guste mucho. Creo que, en general, es un producto que merece la pena. Si eres muy sensible puede que sea demasiado intenso y debas tener un poco de paciencia.

Si tuviera que quedarme con alguno, aunque me costaría mucho decidirme (y no sabéis lo que me alegra no tener que hacerlo), creo que elegiría Fidech porque da más juego y es más barato.

Puedes comprar esta maravilla aquí por 23,99€

Post NO patrocinado

Enlace de afiliado