Esta semana Shaila Dúrcal ha vuelto a ser noticia. No por su música o por su último concierto. Sino por lo de siempre, por su peso.

Este lunes compartió un vídeo en redes sociales mostrando su agradecimiento ante el cariño recibido en su último concierto. Sería algo normal si los medios no hubieran sacado lo que les interesaba. Shaila ha engordado. 

Atrás quedaba el amor recibido en el concierto, o lo mucho que había disfrutado la gente de su música. Pues eso no es noticia, claro.

En noviembre de 2021, Shaila, fue noticia tras perder 20 kilos en una rigurosa dieta.

 ¿Os dais cuenta de que las únicas veces que hablan de ella es para contarnos si ha subido o bajado 20kg?

 

Cuando tenemos sobrepeso, quieren que adelgacemos cuanto antes, ponernos a dieta. Probar una tras otra, que nos acaban haciendo efectos rebote que obviamente no son buenos para nosotras. Nos educan a ponernos a dieta y no a comer bien, de manera saludable, equilibrada.

Ella misma comentaba que había hecho un “tratamiento riguroso” que le había llevado a una radical transformación física en un corto plazo. Que desde que es adolescente tiene problemas con la alimentación.

 «Alrededor de los 16 años sentí por primera vez indicios de depresión. Luego más tarde con 26 también cuando falleció mi madre»

Para ella, sus estados emocionales estaban ligados a su complicada relación con la comida. Llegando a confesar que utilizaba la comida como premio y castigo, justificando sus cambios bruscos de peso.

 

Un ejemplo más de la importancia de escuchar a nuestro cuerpo y sobre todo a nuestra mente. 

Está claro que la opinión pública, estar en el ojo de mira, si adelgaza, si engorda…

no debe ser fácil para Shaila.

 

Esperamos que la próxima noticia suya que veamos sea sobre lo bien que canta o sobre un nuevo single.