Belleza

Opinión: Los nuevos polvos de sol resistentes al agua de Mercadona que están arrasando

Mercadona lo ha vuelto a hacer.

Son muchas las veces que a través de Deliplus saca productos que nos enamoran desde el primer uso y pasan a ocupar un lugar fijo en nuestro neceser.

Lo hizo hace poco con su peeling labial, hace nada con el lanzamiento de sus copas menstruales y ahora ha sacado sus polvos de sol water resistan para que el verano sea más verano.

No soy yo muy de maquillarme, más que nada porque tendré otras cualidades pero manejar las brochas sin terminar pareciendo un cuadro no es una de las mías, pero desde hace años llevo usando los polvos de sol del Mercadona bastante a menudo. A veces sobre la base, a veces solos porque los polvos de sol tienen ese no sé qué que arreglan tu cara en menos de un segundo con ese toque de sí pero no.

Así que en cuanto vi esa maravillosa combinación de «polvos de sol water resistant» me fui directa a ellos. Que ya me veía yo bañándome en mi adorado Cantábrico con ellos y mi rimmel waterproof y saliendo del agua con más glamour que las chicas Bond….

Los polvos que, como dice en su parte trasera, resisten a la humedad, son totalmente mates. Un puntazo a su favor, fuera brillos de nuestras caras. 

Como los tradicionales, son dos tonos para mezclar con la brocha antes de aplicar. Sólo están disponibles en un tono que tiende a ser oscuro pero recordad que estos polvos son para el veranazo y que, en teoría, vamos a morenear hasta que el cuerpo aguante. Justo en mitad de ambos tonos, un ancla nos recuerda, por si no nos hemos dado cuenta, lo estival de los polvos. No vaya a ser que a ti se te ocurra usarlos en enero.

El pasado fin de semana, en plena ola de calor en Asturias, sí aquí tenemos de eso y sufrimos como perros porque el calor no es nuestro hábitat natural, probé los maravillosos polvos.

Total, Gijón, 29 grados y un porcentaje muy alto de humedad de esos que te hacen cantar mentalmente aquello de «tengo calocha», mi cara blanca frente al espejo y la operación polvos de sol en marcha.

El tono resulta un poco oscuro para mi tono de piel actual pero nada que no se arregle poniéndose polvos en el cuello, en el escote, en la nuca y hasta detrás de las orejas. También os digo que con dos tardes más de cervecitas mirando al sol, los polvos serán el tono ideal. Vamos, que aunque sean un poco más morenos que tú, nada que no se arregle con un par de brochazos ligeros. Tienen un acabado muy natural que no crea ese efecto «máscara» que todas tememos ni se nota un moreno artificial de esos malos.

Vamos a lo que de verdad importan, ¿resisten?

Sí.

Allá que me fui yo con mi cara morena y mi moño alto a pasear por el barrio de pescadores de mi ciudad, me tome un par de cervezas mirando al mar y al sol de poniente, visite una exposición en un edificio sin aire acondicionado (os recuerdo que estoy en Asturias y aquí somos más de calefacción), merendé uno de esos bocadillos guarros que vale más no saber con ciencia exacta que llevan y me fui a pasar la noche de verano viendo globos aerostáticos. Fue un día de esos de salir de casa a las 11 de la mañana y volver más allá de las 12 de la noche con los polvos de sol en la cara.

Así que amigas, si resistieron una jornada más maratoniana de lo que parece, en plena ola de calor y de humedad, bien valen sus 7 euros.

Al final no me metí en el Cantábrico con ellos, pero no prometo que esto no ocurra antes de que este verano que aún no ha empezado llegué a su fin.

¡Recomendadísimos!

Compartir:

Login