Si eres madre o padre de un adolescente en los tiempos que corre trae sin duda un sinfín de preocupaciones y miedos sobre el bienestar de nuestros hijos, una de ellas es sin duda como será el inicio de su vida sexual.

Preocuparse por eso me parece lo más lógico del mundo ya que sabemos que la sexualidad trae consigo infinidad de cosas, pero ya mas allá del tema embarazos y ETS, queremos estar seguros de que lo hacen por deseo y cuando les apetece, que tienen una sana curiosidad y que es importante que disfruten de esa parte de su vida.

Pero ¿qué hacemos si nuestro hijo nos cuenta que ya ha mantenido relaciones sexuales?

Aquí te traigo una serie de claves y consejos para llevar de la mejor forma posible esta situación.

  1. Agradecer la confianza

Lo primero de todo, te diré que, si tu hijo ha confiado en ti como para contarte esta situación, algo estás haciendo realmente bien.

Quiere decir que tu hijo confía plenamente en ti, que sabe que da igual lo que te cuente que se va a sentir entendido y escuchado y eso es porque tú le has mandado esos mensajes durante toda su vida.

Enhorabuena.

Por eso, ante esa noticia, es importante decirles a nuestros hijos lo mucho que le agradecemos que hayan confiado en nosotros para contarnos eso.

  1. No juzgar

Seguramente este sea el paso más difícil de todos, no te lo voy a negar.

Es muy probable que nos parezca que es demasiado pronto o que con la persona que lo ha hecho no es la ideal, pero no es momento de dar nuestra opinión, principalmente porque tu hijo tampoco te la está pidiendo, te está informando.

Aquí es cuando debemos hacer un ejercicio de empatía y pensar en nosotros mismos a su edad (teniendo en cuenta también los cambios sociales y generacionales), probablemente tú te sentías muy segura la primera vez o te sentías preparada y probablemente tus padres opinaran una cosa bien distinta.

  1. Aconsejar

Un paso que viene muy seguido del otro siempre será el consejo, muchas veces los hijos nos cuentan las cosas para ver si lo que están haciendo es o no lo correcto. Por eso no tengáis miedo de preguntar.

En el sentido de, si se han sentido bien con la situación, preguntar si tienen dudas o necesitan algo, no quedarnos solo en temas de embarazo y ETS, ver si hay algún malestar durante las relaciones, etc.

Ofrecer por ejemplos preservativos les manda un mensaje claro de “entiendo que esto esta pasando y no me opongo, pero hazlo con protección”.

  1. Ayudar a buscar información

Ojo que sois padres, y eso va por encima de todo, es decir, puede que si tus hijos te comenten que tienen problemas sexuales, dolor en la penetración, les cuesta mantener la erección o no tienen orgasmos, puede que en algún momento os sintáis un poco incomodos.

Y NO PASA NADA.

La vergüenza forma parte de todos nosotros, y puede que por muy abiertos que seamos nos de vergüenza o nos cueste hablar de según que cosas, por eso les podemos ayudar a buscar información o a ponerse en contacto con profesionales que si les puedan dar esas respuestas.

  1. No llevar a lo prohibido

Este es el punto más importante junto al de no juzgar, si le prohibimos hacer algo tendrá un efecto totalmente opuesto al deseado.

Que yo le prohíba algo a un adolescente no implica que no lo vaya a hacer, porque créeme que lo hará si o si, pero probablemente en muy malas condiciones y por supuesto, jamás te lo contará.

Y ahí es cuando viene lo peligroso, porque nos perdemos cosas están pasando en la vida de nuestros hijos que pueden ser muy importantes.

Esto no quiere decir que reforcemos conductas que sabemos que no son buenas para ellos ni mucho menos, pero el dialogo y el debate tiene que ser posible, y esto queda descartado desde la imposición.

Ser madre y padre es sin duda uno de los trabajos más duros que hay, donde muchas veces te sientes perdido y no sabes muy bien que hacer, pero tener ese miedo y esas dudas te hace pensar y preocuparte por tus hijos, y con eso ya dice mucho de ti.

Es importante entender que como padres no tenemos por qué tener todas las respuestas y que para eso existimos los distintos profesionales, y entre todos conseguiremos ayudar a nuestros jóvenes el máximo posible.

Aida Vallés Psicóloga especializada en Sexología y Terapia de pareja

correo: info@aidavallesconsulta.es    instagram: @aidavallesconsulta_