Querido diario

10 mantras que vas a empezar a repetirte cada mañana frente al espejo

Lo sabemos. El camino del body-positive, el camino del autoestima y de valorarnos a nosotras mismas es un camino MUY difícil. Arduo y lleno de altibajos que nos hacen desistir constantemente. Hay días que te encuentras genial contigo misma pero otros -y por desgracia para muchas loversizers suelen ser la mayoría- sólo quieres meterte bajo las sábanas, que no te vea nadie y llorar. Es inevitable que nos den esos bajones de autoestima brutales, incluso a las que parecemos más seguras de nosotras mismas, porque de repente empezamos a compararnos con nuestras amigas en la playa, y comenzamos a odiar partes de nuestro cuerpo que antes, quizá, ni habíamos reparado en ellas. O porque recibimos un desafortunado comentario por parte de algún cabrón impresentable que nos llena de inseguridad y nos hace sentir pequeñitas y débiles.

Kelly Clarkson

Es por eso que necesitamos, muchísimo, empezar a realizar un ejercicio diario que nos sirva de bote salvavidas al que aferrarnos cuando nos dé uno de estos inevitables bajones de autoestima. Asi que, atenta, porque a continuación te vamos a dar 10 mantras body-positive y te obligamos a repetirlos cada mañana frente al espejo. A partir de ahora, tendrás que incorporar esta rutina a tus días, por tu bien, por tu autoestima, por tu amor propio pero, sobre todo, POR TU SALUD. Porque sí, porque además de los beneficios psicológicos que puede tener meterte bien estas frases en la cabeza es que, aparte, está más que demostrado que las personas con una buena autoestima y aceptación personal tienen más éxito consiguiendo sus metas físicas (adelgazar, tonificar, estar sano, whatever) que las que están continuamente señalando sus defectos y sintiéndose acomplejadas.

Coge un espejo de cuerpo entero (si aún no tienes uno, vete al Ikea que los hay por 2 duros), admira tu cuerpo, siente tu piel, embrace tu belleza y repite conmigo:

 1. ESTOY BUENÍSIMA. Estás buenísima. Con tu barriga mondonguera, tus lorzas espalderas, tus tetas mirando al suelo, tu celulitis remarcada, tus muslos gigantes: estás buenísima. Y cualquiera a quien le des el placer de tocar tu cuerpo debería agradecerle al cielo el estar con tremenda diosa como eres tú.

Meghan Trainor: ‘Sé que piensas que estás gorda, pero estoy aquí para decirte que cada centímetro de ti es perfecto desde abajo hasta arriba’

2. TENGO TODO EL DERECHO A VESTIR COMO ME DA LA GANA. Un bikini, un bañador, unos shorts, unos hombros descubiertos, una camiseta sin mangas… Tienes todo el derecho y es más, te obligo, a que te vistas como te apetezca siempre en cada momento. Porque cuando dejas de tenerle miedo a tus ‘defectos’, empiezan a desaparecer también a ojos de los demás.

The Revelist

3. LA ÚNICA OPINIÓN QUE INTERESA SOBRE MI CUERPO, ES LA MÍA PROPIA. Es así. Ni tu madre, ni tu novio ni, muchísimo menos, ese desconocido o desconocida que te ha dicho que deberías perder unos kilitos. Tú estás mirándote en ese espejo, tú sabes cómo eres, y eres perfecta. Sólo tienes que creértelo un poquito, y aprender a que te la resbalen los comentarios de los demás, porque, repito, la única opinión importante sobre ti misma es LA TUYA.

Julia

4. SOY FUERTE. Tienes la fuerza suficiente para enfrentar todos esos miedos, complejos e inseguridades que te atacan cada puto día de tu vida. Eres una gorda wonder woman, joder, puedes con todo Y CON TODOS.

CeCe Olisa

5. SOY PRECIOSA. Por propia experiencia te aseguro una cosa: ahora quizá te ves horrible y asquerosa pero cuando te salgan los recuerdos del Facebook dentro de 4 años, te darás cuenta de que estabas guapísima y te autoflagelarás por haberte odiado tanto ahora. Créeme, pasa siempre. Nunca vas a volver a tener la edad que tienes ahora y, por ende, el cuerpo y la juventud que tienes ahora, sea la edad que sea, así que no trates tu cuerpo de forma que puedas arrepentirte en el futuro. Quiérelo y adóralo.

Denise Bidot

6. HAGO EJERCICIO PORQUE AMO MI CUERPO, NO PORQUE LO ODIO. Empecemos YA a cogerle el gustillo al deporte, porque es todo beneficios, sinceramente. Y me incluyo porque soy de esas que sigue pensando en el momento gym como si de una auténtica tortura china se tratase. Pero NO. Sudas como un pollo, liberas toxinas, se te queda la piel divina, mejora la circulación, el funcionamiento del corazón, el sueño… Sí, es cierto que en el momento se pasan putas, pero por eso este mantra me lo voy a empezar a escribir en una mano, y lo voy a recordar cuando el culo me eche fuego en el sillín de la bici estática. Quiero vivir muchos años, quiero hacer muchas cosas que ahora no puedo porque no estoy en la forma suficiente, así que por eso tenemos que hacer ejercicio. No porque odiamos nuestro cuerpo, sino porque le queremos tanto que sólo buscamos darle lo mejor.

 

Amy Schumer

7. VOY A DEJAR DE COMPARARME. Siempre, SIEMPRE, habrá gente mejor y peor que tú, es un hecho, todos lo sabemos. Entonces, ¿por qué seguimos auto destruyéndonos con el mal rato de compararnos con otras personas? No es sano, no es bonito y no lleva a absolutamente nada más que a sufrimiento. Cada uno tiene lo que puede, hace lo que siente y, físicamente, es como es. Busca ser la mejor versión de ti misma, no parecerte a nadie, porque ser única y especial es la mejor fórmula de belleza que existe.

J Law siempre diciendo verdades como puños. Nos comparamos constantemente con cuerpos que son imposibles de obtener.

8. HE CONSEGUIDO LLEGAR MUY LEJOS EN LA VIDA. Incluso si trabajas en McDonald’s (¿HOLA? Mi sueño) y crees que es una mierda de curro. Incluso si sigues cobrando menos de 1000 euros con 32 años. Incluso si no tienes pareja ytodos tus amigos se han casado. ¿QUÉ MÁS DA? De eso no trata la vida, señoras. La vida es un puto camino de superación, de pequeños momentos, logros, cosas que parecen tonterías pero que si las juntas escriben la historia de tu vida. Echa la vista atrás de vez en cuando y, ¡coño!, date el gusto de enorgullecerte por esas pequeñas cosas que, para ti, significan pruebas superadas. Sin medirte con nadie, sin restarles mérito. Y una vez hecho esto, empieza a visualizar hasta dónde vas a ser capaz de llegar en 10 años más.

LIFE GOALS (Alana, del programa ‘Honey Boo Boo’)

9. NI LA BELLEZA NI LA FELICIDAD TIENEN TALLA. No todas podemos ser modelos de Victoria’s Secret, o tener la barriga de Emily Ratajkowski, ¿y qué? ¿Significa eso que no se puede ser feliz con un culo como una concretera? ¿Me estás diciendo que no he puesto yo pollas duras incluso con esta barriga colgandera que tengo? Venga ya. Ni la felicidad, ni el sex appeal, ni la belleza tienen que ver con una talla específica. Tienes que tener tu propia marca como mujer. Tu propio estilo, tu único tipo de belleza. Porque todas y cada una de nosotras somos bellas y somos suficientes y somos valiosas tengamos la talla que tengamos, porque somos muchíiiisimo más que un número, que quede claro.

Koko K sentando cátedra: ‘No creo que deba haber ninguna limitación hacia lo que es considerado sexy y bonito’

10. DISFRUTA DE LO QUE TIENES MIENTRAS TRABAJAS POR LO QUE QUIERES. Y, cómo no podría ser de otra manera, no puedo más que acabar con el mantra TOTAL Y ÚNICO que representa nuestra comunidad WLS y que engloba absolutamente todo lo que hemos hablado en los 9 puntos anteriores. Es que es el mantra perfecto, y si alguien no lo entiende… que se lo haga mirar, porque pocas frases hay que digan tanto en tan pocas palabras. Quiérete, quiérete y quiérete, no queda otra. Que si quieres cambiar tu cuerpo, si quieres adelgazar, si quieres tonificar los brazos… sea lo que sea, lo hagas mientras aprecias lo que tienes AHORA porque el presente es lo único que realmente importa y, amiga, este momento no vuelve jamás.

Rebel Wilson es MUY Weloversize

 

 

*Imagen destacada: www.lifeandstyleofjessica.com

Compartir:

Login