Querido diario

9 cosas que no deberías hacer si vas a visitar a una mamá reciente

 Queridas personas: si no sois madres no me comprenderéis, pero creedme: cualquier madre del mundo me dará la razón. Lo reconozca o no. Así que si vais a visitar a alguna próximamente, tened en cuenta esto que os digo. Ahí va lo que no debéis hacer:

  • Ir sin avisar: si no eres familia directísima, ni se te ocurra. Puedo estar cambiándome de compresa, con las tetas al aire como recomienda la matrona, llorando porque aun no he comido, o porque huelo mal, o pasando un rato íntimo con mi bebé sin ninguna gana de ver a nadie más.
  • Quedarse mucho tiempo: a no ser que pongas una lavadora, pases el polvo o planches, con media hora ocupando mi sofá hemos tenido más que suficiente. Tengo cosas que hacer, créeme.
  • Quedarse hasta tarde: en casa de un recién nacido, a las 22h todo el mundo fuera.
  • Esperar que os sirvan: el 99% de las personas: llegan, te quitan el niño o te lo piden si son educadas, y tú debes decir: qué quieres tomar? NO ESTOY DE ACUERDO. Debería ser así: Tú llegas, pides permiso si no hay demasiada confianza, si no, ni eso; te sirves lo que te dé la gana, me sirves a mi algo, y sólo después, te sientas a ver al niño. Ah, y si te quedas a cenar/comer, trae tú la comida, o por lo menos ofrécelo.
  • Dar lecciones de crianza.

¿Sin chupete? ¿¿EN SERIO??

¿Duerme con vosotros? ¿EN  VUESTRA CAMA?

Uy… llora y le coges… qué malcriado

  • No respetar nuestra forma de crianza: en relación con lo anterior, y por poner un ejemplo: no se te ocurra alejar al niño de mi mientras llora para demostrarme queNADA. No tienes nada que demostrarme, dame al niño y cállate.
  • Venir en manada: MAL. Y si es lo que toca porque sois familia numerosa o venís de atomarporculo todos en un coche, ya sabes: media hora y aire, querida.
  • Traer niños salvajes pequeños: o me firmas un consentimiento para que los tire por la ventana si me sacan de quicio, o les tiras tú, o mejor: les educas antes. ¿Suena duro? Lo siento. Pero hay que ser consecuente, si tienes niños que sabes que van a hacer pasar un rato estresante a la madre, al niño, al padre o a todos, es muy fácil: ven sola o ven 15 minutos.
  • Hacer comentarios sobre mi cuerpo como si fuera lo más importante del momento. Aparecer por la puerta, venir directa a levantarme el jersey, tocarme la tripa y soltar lo que sea, bueno o malo, sólo quiere decir una cosa: eres imbécil.

Y ya estaría, wlsmaníacas. Yo he sobrevivido a un mes y medio así, nadie muere por recibir ‘Las Visitas Postparto’, pero plis, un poco de comprensión le facilitará las cosas a vuestras mamás recientes más cercanas .

Y si sois vosotras las susodichas, id con este post de escudo.

Todas las culpas, a mi; don’t worry.

¡DE NADA POR LA INFO!

 

 

Imagen destacada

Compartir:

Login