Todos tenemos sentimientos de que ya no podemos más, de que el día se hace cuesta arriba, o que parece que todo el mundo está en nuestra contra.

Porque sí, porque cuando estamos hasta el coño nos sentimos como en el mundo de El Revés (oh, Once, cuánto te queremos). Porque en ese momento nada es fabuloso, pero ¿qué podemos hacer para cambiarlo?

REIRNOS DE TODO. ¿Fácil? NO, pero os voy a dar motivos por los que reírnos nos va a ayudar un poco:

  1. Nos distrae: sí amigas, el humor es una gran manera de distraernos de nosotras mismas. Nos aleja de lo que esté sucediendo y consigue hacer que el estrés baje, aunque sea un poco. Vamos, que en ese momento solo nos importa la hostia que se ha pegado el de enfrente. giphy
  2. Nos relaja: cuando nos estresamos estamos más tensas que un armadillo en guerra. Nos duele todo el cuerpo de ir apretadas, como si fuéramos enfundadas en unas mallas de gimnasio. Cuando nos reímos, la respiración es más profunda, por lo que los músculos reciben más oxígeno y se van destensando. Así que toca reírse, soltar los músculos y calmar al body.
  3. Nos droga: ¡Síiiii! Y qué bien sienta. ¡Y lo mejor de todo es que es gratis! La risa libera ciertas endorfinas que son el equivalente a antidepresivos naturales (ou yeah!)
    tcs
  4. Nos cura: hablamos más, dejamos de lado esas ridículas peleas familiares, empezamos a ver a nuestra pareja como “qué le vamos a hacer, si es que es pa comérselo”. La risa consigue suavizar cualquier tema peliagudo y nos hace más accesibles.
  5. Nos guía: Tomar las cosas con humor hace que las veamos desde otro punto de vista. Ya no vemos todo desde ese cristal de “todo o nada” sino que empezamos a ver que bueno, las cosas podían pasar.tumblr_n2hxprwZyx1tt4o4qo1_500

 

Así que la próxima vez que se te rompa ese maquillaje tan caro o cuando veas que el día no tiene horas… ¡échate unas risas!

Irene RP.