Hola amiga, hola amigo. A ti, que has abierto este post por curiosidad, porque lo necesitas, porque el destino te ha traído aquí. A ti, que habrás pasado por un día-semana-mes-año-vida muy malos. Creerás que no hay solución a los problemas, que tienes algo que no va bien, que estás gafada.

A ti, te dedico esta frase: Todo va a salir bien.

Tienes la fuerza y la voluntad de cambiar tu destino y el camino a recorrer. No hay nada escrito en piedra aún para ti, tengas 16 años o 61, no es tarde. Tú eres quien decide si tu vida será una canción de Adele o de Katy Perry. Tú eres quien debe empezar el cambio ya. No mañana que es lunes. No esta tarde, cuando no estés ocupada. Ahora mismo.

Mírate al espejo. Sonríete. Date un abrazo. Eres [email protected] Recuerda que eres la persona más importante de tu vida. Date una oportunidad. Perdónate. No te hieras constantemente con palabras que no dirías ni a tu peor enemigo. Deja el pasado atrás, ya que por mucho que lo mires, no va a cambiar, sólo te mantiene anclada a un momento en el que ya no quieres estar.

Practica a diario las palabras «por favor, perdón, gracias, te admiro, te aprecio». Son palabras mágicas, abren puertas, corazones, disipan rencores y curan almas.

Haz algo por ti, que te motive, que ames hacer. Un simple gesto puede cambiarlo todo. Visualiza lo que más quieres mañana, tarde y noche. Recuerda tus metas, hasta las que dejaste en segundo plano hace tiempo porque pensabas irrealizables. Todo es posible. Hay un mundo enorme y millones de posibilidades para ti. Tú puedes hacerlo. Tienes todos los poderes para hacerlo.

Encontrarás el amor que necesitas, sea una pareja, un hijo, un perro, una cobaya, un fuet. Míralo en tu futuro, disfrútalo en tu mente, saborea ese momento. Recuerda por qué quieres que suceda. Finge que ya ha sucedido, y que te sientes feliz y relajada, ¡¡porque lo conseguiste!!

Proponte metas a corto y largo plazo. Las conseguirás todas, si es lo que quieres realmente.

A ti, que te sientes perdida porque no logras ni tener claras tus metas. Trabájalas día a día. Piensa en lo que quieres conseguir esta misma tarde o mañana mismo, algo pequeño y cotidiano. Piénsalo, sucederá, tú puedes con todo.

A todos los que se encuentran sin rumbo, se sienten desamparados, a los que creen que la tristeza es su estado natural, les repito TODO VA A SALIR BIEN. ERES ESPECIAL, ÚNICA, FUERTE. HÁZLO.