Amor & Polvos

10 mitos del amor en pareja

¿Alguna vez has pensado, dicho u oído alguna frase relacionada con lo que tiene o debe ser el amor, el tener novio/a o el estar enamorado/a? ¿Sí? Ten cuidado, quizás era uno de los 10 mitos del amor en pareja tan extendidos y generalizados. ¿Quieres saber cuáles son esos mitos? ¡Sigue leyendo!

noah--644x362

 

1. El sexo siempre será muy pasional, si no significa que la relación está acabada. FALSO.

La pasión entre dos personas tiende a decrecer con el tiempo. La explicación es sencilla y se resume a una palabra: «Habituación». Las personas nos habituamos o acostumbramos a las cosas que vemos y hacemos a menudo. La clave para evitar caer en la rutina es innovar en tus relaciones sexuales, llevando a cabo nuevas experiencias que ayuden a devolver la chispa que con el tiempo se apaga.

2. Mi pareja debería saber qué pienso, qué siento y qué necesito. FALSO.

Querer no significa adivinar lo que la otra persona necesita. Una parte fundamental de la relación de pareja es la comunicación. Comunicar pensamientos, sentimientos y necesidades es primordial si quieres que la otra persona pueda actuar en consecuencia. El error de querer que el otro anticipe estas cosas es que éste pueda equivocarse y entonces aparecer un sentimiento de frustración por ambas partes: “- no ha sabido que quería, no me quiere”, “- no he sabido qué quería, no le quiero”.

3. Mi pareja no debería herirme o enfadarse nunca. FALSO (a medias).

Las personas no elegimos cuándo enfadarnos o cuándo la otra persona puede sufrir daños colaterales aunque nuestra intención fuera buena. Otra cosa es que la intención de tu pareja sea hacerte daño de forma directa, ojito aquí.

4. Si de verdad me quiere, debería agradarme siempre (satisfacer mis deseos y necesidades). FALSO (a medias).

Estar en pareja debe ser algo agradable, sí. Sin embargo tu compañero/a sentimental no es el genio de la lámpara. Comprenderás con esto que hay necesidades momentáneas que no pueden ser satisfechas tal y cómo deseamos porque, o bien resultan imposibles, o bien este aspecto no forma parte de la personalidad del otro.

3

5. Si mi pareja me quiere, me aceptará tal y como soy sin pedirme que cambie nada. FALSO (a medias).

Cuando conocemos a una persona y nos enamoramos lo vemos todo perfecto, idealizamos a la otra parte y no somos conscientes de que somos humanos y que los humanos se caracterizan por ser imperfectos. Es con el tiempo cuando la pareja se enfrenta al día a día y las distintas situaciones que la vida nos pone por delante. Distintos puntos de vista, distintas opiniones o distintas formas de reaccionar. Cualquier persona es diferente a otra. Podemos tener afinidad en cientos de aspectos con nuestra pareja, pero eso no implica que seamos al 100% iguales. Es en esasdiferencias dónde debemos negociar y llegar a acuerdos que hagan que ambas partes se sientan cómodas.

6. Si estamos enamorados no nos disgustaremos nunca. FALSO.

¿Acaso eres un trozo de cemento que ni siente ni padece? Las personas tenemos emociones y sentimientos y, por tanto, tenemos derecho a sentirnos disgustados ya no sólo con la pareja sino ante todo lo que nos parezca inadecuado o injusto. Si tu pareja hace algo que no es de tu agrado, debes comunicárselo para que sea consciente de tu malestar y lo tenga en consideración para otras veces. Una pareja es cosa de dos, no de uno.

7. Estar enamorados significa desear estar juntos en todo momento. FALSO.

Es genial querer estar con tu pareja y tener ganas de verla a todas horas, pero cuidado, estar demasiado tiempo juntos puede dar pie a la habituación y a las peleas por cosas insignificantes. Echar de menos y reencontrarse (no necesariamente después de mucho tiempo) también es bonito. Además, todos tenemos obligaciones, que no se os olvide. Que tu pareja no desee estar contigo en todo momento no significa que no te quiera, significa queademás de quererte cumple con sus responsabilidades en el trabajo, con la familia y con los amigos. Todo eso también forma parte de la vida de una persona.

2e589wi

8. Siempre tendremos los mismos intereses, objetivos y valores. FALSO.

Quiero que pienses en ti hace unos 7 años. En cómo eras, en cómo hablabas y en tus ideales y opiniones ¿lo tienes? Bien, pregúntate ¿eras igual que ahora? ¿No? Oh, vaya, qué sorpresa.

Todos pasamos por muchas situaciones a lo largo de nuestra vida que nos obligan a adquirir conocimientos y experiencia. Esto influye en cada uno de nosotros, y no, no se puede evitar. Las personas cambiamos. Negar esto sería como decir que el agua siempre es líquida, cuando sabemos que no, que puede ser sólida, líquida y gaseosa dependiendo del contexto.

9. Debemos estar siempre de acuerdo el uno con el otro en los temas importantes. FALSO.

Si has encontrado a una persona que esté de acuerdo contigo en los temas que consideréis importantes, enhorabuena. Si no, te toca negociar. Y ojo, que no todos consideramos importante los mismos temas. Hay que empezar a aceptar que no todo el mundo es ni piensa igual.

10. Si me atrae otra persona, es que el amor se ha acabado. FALSO FALSÍSIMO.

Valorar el físico de una persona o sentirte atraído por ella no es sinónimo de dejar de querer a tu pareja ni de infidelidad.

Ponte en situación y piensa en algún famoso “inalcanzable” al que admires porque te llama la atención por su físico, por su trabajo, por su forma de hablar o porque le gustan los polvorones, me da igual. Todos valoramos a las personas cercanas a nosotros (ejemplo: “la farmacéutica es muy buena persona”, “el camarero es un estúpido”), ¿por qué no podemos valorar a alguien como atractivo o no según nuestros gustos y que eso sea respetado de la misma manera que lo anterior? Las fantasías sexuales existen, están ahí y es muy sano tenerlas, pero esto es algo en lo que hoy no profundizaré.

tumblr_mbwebehfh91ri3qkeo1_500

Imagen destacada: Laura Gariglio.

Compartir:

Login