Hay personas que tienen la facilidad de decir «te quiero», otras, por el contrario, somos incapaces de hacerlo sin sufrir un ataque de pánico.

Antes de seguir, quiero aclarar una obviedad que muchos no ven: No decirlo, no significa sentirlo. La mayoría de las personas estamos de acuerdo en que expresar lo que sentimos es vital para afianzar las relaciones, sean del tipo que sean. Pero eso puede hacerse de múltiples formas, no solo con palabras. OJO, no soy de esas que cree que las palabras se las lleva el viento y que lo ÚNICO que importan son los hechos, no. Las palabras nos permiten comunicarnos, pero amigos cuando no se puede, no se puede. Si uno se fuerza a hacer algo que no le sale de forma natural, parece que:

  1. Es mentira
  2. Es forzado

La razón (o razones) por la que puede resultar complicado pronunciar un “Te quiero” varía según la persona: puede haber vivido una relación traumática, sentir miedo a ser rechazada, fobia al compromiso, no haber sentido nunca nada lo suficientemente fuerte como para decirlo, o porque  simple y llanamente no se siente cómoda expresando ese sentimiento con palabras. Pero eso no significa que no lo sienta.

amy

Yo no sé decir «Te quiero». Me gustaría decirlo con naturalidad cuando me apeteciera,  ser como los protas de las series americanas y despedir a mi madre con un Adiós mamá me voy a tomar algo, Te quiero, pero no. Ni a mi familia, ni a mis amigos, ni a toda esa gente por la que siento un amor incondicional, NO PUEDO. No es que me quede sin voz, simplemente me sale forzado, no fluye. No es algo de ahora, me pasa desde niña: cuando inventábamos en el cole poesías simplonas para los días de la madre o el padre y las finalizaba con un “te quiero”, al escribirlo me sentía rara, me parecía muy artificial y no porque no lo sintiera, sencillamente no entendía porque tenía que decir algo tan obvio solo por ser un día concreto.

michelle

En la adolescencia, con la llegada de los SMS los «te quiero» pasaron a T.Q., algo que tampoco me sacó del apuro pero por lo menos consiguió quitar algo de hierro al asunto. Más o menos por esa época, les tocó el turno a los proyecto de novio y con ellos a los “yo también” como respuesta a las dos palabras de marras. En algún momento yo también las dije pero nunca llegué a sentirme cómoda, aunque no sé si por mi incapacidad para expresarlo con palabras o porque realmente no lo sentía, seguiré ahondando en ello.

¿Cómo convivir con alguien a quien le cuesta decir «Te quiero»? Aquí os dejo algunas pautas:

  • No atosigues. De verdad, es lo peor que puedes hacer. Pero sobre todo, no hagas como esas personas que dicen te quiero y se marcan una fecha límite para que el otro le responda ¿vas a echar por tierra una relación solo por dos palabras? Piénsalo antes de actuar.  Hay vida más allá de los te quiero, de verdad.
  • Ponte en su lugar. Como ya he dicho, no decirlo no significa no sentirlo. Si contesta un Yo también no tiene porqué ser un acto mecánico o una forma de evitar la respuesta porque no lo siente, simplemente le puede costar.
  • Fíjate en los detalles. Los puntos débiles suelen compensarse:  a lo mejor esos abrazos de sorpresa, esos besos robados o ese post it que te escribe con alguna chorrada esconden más de lo que te piensas. Como ya he dicho, hay vida más allá de los «Te quiero».

hug scrubs hugging best friends bromance

  • Aunque no lo os lo creáis, muchos de los «Te quiero» en situaciones absurdas e informales son DE VERDAD, tenedlo en cuenta. Y por situaciones absurdas me refiero a esas en las que, por ejemplo una amiga te llama puta y le contestas yo también te quiero. Son pequeños atajos que ayudan a expresar lo que de una manera normal y seria seríamos incapaces de decir.

De todas formas, siempre existen vías alternativas cuando uno no puede decir «Te quiero», como por ejemplo,»robando» las palabras de otro para expresar lo que nosotros no podemos, compartir el fragmento de un libro, cantar a grito pelado con tu mejor amiga  «Te quiero» de Hombres G, enviar una imagen que demuestre lo mucho que piensas en la otra persona  o subir una foto de tu grupo de amigos en Instagram, todo es válido para expresar los «te quiero». Como veis, no somos una causa perdida.

hugg

9 comentarios

  1. Me cuesta la vida decirlo. Aunque en mi mente no pare de repetirlo, pero pf, soy terrible.. por eso cuando lo digo es que mucho mucho siento.

    Comentario by Rebeca Loversize on 16 de agosto de 2016 at 12:27
  2. Si he de escoger, prefiero mil veces una persona que me demuestre que me quiere que una persona que me diga que me quiere.

    Comentario by Fredi Suarez on 16 de agosto de 2016 at 17:34
  3. +1. Las palabras vuelan (relativamente), pero los actos son los que hablan.

    Comentario by Roxas13 on 17 de agosto de 2016 at 08:52
  4. no lo escuchas pero estoy aplaudiendo tu comentario

    Comentario by Marymar Martin on 18 de agosto de 2016 at 01:07
  5. A mí sí que me cuesta decirlo en voz alta, así que suelo soltar indirectas o gr¡estos que no me hagan parecer apática. Me siento mucho mejor escribiéndolo, como con todo. Dejarse llevar por lo que piensas… escribir una parrafada para tu propio regocijo. Aunque sólo sea para ti misma, para sonreír cada vez que lo lees en silencio y para sentir que se te suben los colores. Ya sea porque todavía te sientes así o porque ya no. Y yo prefiero las metáforas. Un «te quiero» escrito tal cual, sin nada más, me parece una manera demasiado simple de demostrar lo importante que es una persona para mí. Será que soy una sentimental…

    Comentario by OwaruChan on 16 de agosto de 2016 at 18:29
  6. Yo sólo consigo decirlo con naturalidad a mis hijos. A mi pareja, creo que nunca se lo he dicho sin un «mucho» detrás y a mis padres y hermanos no se lo he dicho NUNCA.
    Sí, ahora que lo escribo, me siento ridícula por ser tan parca en expresiones de cariño por lo menos orales…aunque no sé si esto es fácil de cambiar….
    Mira, a quién sí me atrevo a decíroslo es a [email protected] [email protected] weloversizers: Os quiero!! porque este verano ha sido diferente para mí gracias a esta página. Besazos

    Comentario by Mary Pompis on 16 de agosto de 2016 at 20:36
  7. Puede que no sea justa, pero a mi los tequieros de una persona que los va regalando a diestra y siniestra no valen tanto como de aquella que se toma su tiempo en decirlo… Al final se convierte en una palabra más, lo mismo pasa con aquellas personas que son de abrazo facil, o las que a todos llaman cielo o cariño, esos gestos se convierten en algo tan rutinario, que ya no son especiales o más bien cuesta saber cuando es real o cuando solo es un acto reflejo.

    (Todo esto es mi opinion, no una verdad absoluta)

    Comentario by 1986 on 17 de agosto de 2016 at 08:38
  8. En mi humilde opinión, el número de veces que se diga «te quiero» es irrelevante. Ni por decirlo menos vas a querer más ni viceversa. El problema (creo yo) es que el sentimiento sea sincero.

    Comentario by Txikitin on 17 de agosto de 2016 at 14:10
  9. Totalmente a favor de tu opinión. Hay que valorar lo que cada persona dice o expresa sabiendo como es. No se trata de análisis cuantitativo sino cualitativo :)

    Comentario by Marymar Martin on 18 de agosto de 2016 at 01:10

Política de Comentarios de Weloversize

Responsable: We Lover Size SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.