Pobre, es que está pasando un mal momento.

Es que lleva toda la vida con su novia y yo entiendo que le cueste dejarla.

A ver, yo entiendo que no va a abandonar a sus hijos, no es fácil.

Es que está pasando por una época de estrés y no tiene tiempo para relaciones serias.

Normal, su anterior pareja le hizo mucho daño y prefiere que sigamos así como follamigos.

 

Está el foro lleno de réplicas casi idénticas a lo que acabo de soltar ahí arriba. Pero llenito. Y todas las usuarias que escriben cosas similares coinciden también en lo siguiente: se creen que su caso es diferente, que en su caso la excusa es cierta, que son el resto las pardillas a las que se la han colado, pero que en su caso todo va a ser distinto.

Y de verdad, no me considero el Grinch de las relaciones pero hoy vengo a serlo un poco. Por vuestro bien, por NUESTRO bien.

DEJAD DE EXCUSARLES. DEJAD DE JUSTIFICAR SUS COMPORTAMIENTOS DE MIERDA. DEJAD DE CREER QUE VAN A CAMBIAR.

Porque… ¡chorprecha!

No eres diferente, a ti también te la ha liado. Y ojo, no digo que sea tu culpa. Lo único de lo que eres culpable es de estar enchochada hasta las trancas y no ser capaz de ver más allá de tus ilusiones.

Y como sé precisamente que ellos no van a cambiar, vengo a hablarte a ti. A la chica que sigue prefiriendo ser su amiga con la esperanza de que algún deje a su novia, y fastidiándose la autoestima por el camino. A la chica que realmente se cree que él está confundido, cuando la realidad es que se está tirando a medio Tinder. A la chica que ingenuamente acepta ser el segundo plato porque todo es más importnate que ella. Y también a la que

Que os quede claro: hay pocas, PERO MUY POCAS razones reales de peso que impidan a una persona estar en una relación con otra. Que yo sé que el rollo Capultto Vs Montesco os parece muy romántico, pero es CACA. Si alguien está realmente enamorado de ti, encontrará la manera de estar contigo. De verdad, de la buena.

Quien te quiere hace el tiempo y las ganas para buscarte, para verte y para hacerte sentir bien. Todo lo demás… ¡paparruchas!

Y sé que a veces solo se aprende a base de hostias, yo misma me he dado unas cuantas. Pero precisamente por eso me hubiera encantado en su momento, mientras yo lloraba por las esquinas por un tío que jamás me haría el caso que yo me merecía, que eso que yo soñaba JAMÁS iba a pasar, que estaba perdiendo el tiempo y qué coño, que vivía en una mentira que yo misma me había creado.

Queridas, no van a cambiar. PERO NO PASA NADA. Porque tú eres cojonuda, y espero que si todavía no lo sabes te quede poco para descubrirlo. ¡TE LO MERECES TODO! #STOPCONFORMARSE

 

Fattie Bradshaw

PD: sí, ya escribí algo muy parecido hace años, pero creo que era necesario recordarlo.