Encrucijada horrible: él quiere tenerlo y yo no