Indecisión… O dependencia emocional?