Sorpresas de verano (Relato erótico)

Posted In: Relatos

  • SAN
    SAN on #296414

    Con 22 años acabé la universidad en primera convocatoria. Durante toda mi vida, mis únicas preocupaciones habían sido estudiar, salir de fiesta, la ropa de moda y de vez en cuanto los chicos.

    Nunca había tenido novio, varios rolletes que nunca llegaron a nada pero que me hicieron entretenerme unas cuantas noches.

    Iba a ser mi primer verano de no estudiante, no sabía muy bien como orientar mi futuro laboral.

    Tras muchas visitas a la Universidad, me ofrecieron una beca para hacer un curso intensivo de inglés en Londres. Siempre me había gustado mucho viajar y lo hacía siempre que ahorraba. Tenía unos días para responder, así que pensé que la mejor opción era quedar con mis amigas y tras una larga charla y unas cuantas cervezas ya estaría lista para decidir.

    Así lo hice, una tarde que se alargó hasta bien entrada la noche. Mis amigas me animaron a hacerlo, además de ser una gran experiencia a nivel personal, también lo era a nivel académico.

    A primeros de Julio ya estaba volando hacia la que sería mi nueva residencia durante dos meses.

    Los primeros días de clase fueron bastante entretenidos, había gente de diferentes países y a todos nos unía la soledad de estar lejos de nuestra casa. Siempre he sido muy extrovertida, por lo que nunca me ha costado hacer nuevas amistades.

    En los primeros días me había hecho amiga de un chico llamado Dumin, teníamos la misma edad, era alegre y risueño como yo, alto y con unos ojos para perderse en ellos. Habíamos quedado algún día para enseñarme la ciudad ya que él se había mudado hacia unos meses allí por el trabajo de sus padres. Este chico me atraía sexualmente desde el primer momento en que le vi.
    Pronto se organizó una gran fiesta para inaugurar el curso. Allí estaba yo, como no, la primera.

    Un sábado que parecía aburrido para mi sorpresa sonó mi teléfono. Era él, había quedado con un grupo de amigos y amigas y quería invitarme a salir con ellos. Uno de sus amigos organizaba una fiesta en su casa: quedó en pasar a recogerme, rápidamente me arreglé y nos fuimos a comprar unas botellas de ron para no llevar con las manos vacías.
    Una vez allí me hicieron sentir un más, baile, bebí y reí como hacía tiempo que no lo hacía.

    Tenía una amiga especialmente guapa, se llamara Dara, ella se encargó de que a mí no me faltara de nada. La vi muy cómplice con Dumin pero imagine que fuera porque eran amigos. No le di mucha importancia y seguí disfrutando de la fiesta.

    A altas horas de la noche decidí que ya era hora de ir al baño porque mi vejiga no aguantaba más. No me podía creer lo que vi cuando abrí la puerta, Dumin estaba apoyado en la pared mientras Dara le estaba haciendo una felación. Me quedé totalmente paralizada. Me invitaron a quedarme, y sí, me quedé. No sé porque pero lo hice. Rápidamente los dos me invitaron a participar. A esas alturas yo estaba en una nube y me dejé llevar. Se corrió en la boca de Dara y me pidió que la besara para limpiarla el semen, jamás había hecho ninguna de las dos cosas, y aunque me cueste admitirlo, me gustó.

    Salimos del baño dignamente, tomamos la última copa mientras la fiesta acababa y dignamente me fui a mi casa.

    El domingo no quería ni acordarme de lo que había pasado, me avergonzaba al mismo tiempo que me excitaba recordar esa escena. No quería que pasaran las horas para no tener que ir a clase el lunes.
    Durante la semana de clase le estuve evitando. Tenía sentimientos encontrados, estaba muy avergonzada pero me había encantado compartir ese momento con aquella chica y con él. Pronto Dara consiguió mi número y me escribió para vernos. Quería enseñarme su rincón preferido de la cuidad. Acepte sin dudarlo y una hora más tarde estábamos en Candem Town. Me encantaba el ambiente desinhibido de aquel lugar, era muy especial. Tras enseñarme rincones que para otros eran secretos, me llevó a un pub donde la cerveza era barata y la luz era escasa. Poco a poco nos íbamos acercando, no entendía lo que me pasaba con aquella chica, solo me dejé llevar y al rato nuestros labios estaban juntos, besándose con deseo. Clandestinamente fuimos al baño, la confesé que nunca había estado con una chica, ella me pidió que me dejara llevar y yo obedientemente así lo hice. Me quitó la camiseta y el sujetador y con ganas fue lamiendo mis pechos. Yo estaba a cien, me dejaba hacer… Mis gemidos se mezclaban con la música rock que se oía de fondo. De repente sus manos desabrocharon mi pantalón y sus dedos de colaron dentro de mi tanga. Comenzó a masturbarme lentamente para continuar introduciéndome 3 dedos enérgicamente, haciéndome sentirme en el cielo. No tardé en reventar en un orgasmo. Metió sus dedos en mi boca para que yo misma saboreara mis juegos. Me recompuse y nos fuimos de allí. Decidí que ese era el momento de irme a casa.

    Respuesta
Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Respuesta a: Sorpresas de verano (Relato erótico)
Tu información:




Login