¿Tan mal está el mercado?