Lifestyle

‘We don’t need you, Victoria’, la campaña que demuestra que todas podemos ser ángeles

Sí, todo el mundo sabe que Victoria’s Secret es la representación la cisnormatividad por antonomasia y quizás sea precisamente por eso que su popularidad está en horas bajas. Pues para terminar de rematar esta imagen tan amable (ironía) resulta que hace unos meses uno de sus directivos hizo unas declaraciones muy poco afortunadas en la revista Vogue en las que justificó la ausencia de mujeres transexuales y de talla grande en los famosos desfiles de la marca de lencería.

«¿Deberíamos tener transexuales en el desfile? No, no creo que debamos. ¿Por qué no? Porque el espectáculo es una fantasía. Es un programa de entretenimiento de 42 minutos. Eso es lo que es». Dijo Ed Razek.

Y sobre las modelos de tallas grandes (que habría que ver cuan grandes serían, pero eso es otro debate) fue igual de despectivo aludiendo a que no «comercializan». O sea, dando a entender que en determinados cuerpos (los no normativos, claro) las bragas, sujetadores, alas y demás parafernalias no lucen igual de bien. Lo de la responsabilidad como marca ya tal, claro. Que ojo, ellos pueden contratar a las modelos que les salga del parrús, pero el público también tiene derecho a pataleta ante tanta falta de sensibilidad en un momento en el que las demandas de diversidad están a la orden del día. Y en esas estamos…

Ni corta ni perezosa, la modelo transexual Nikita Dragun publicó un video en su cuenta de Instagram posando como si fuera un ángel de Victoria’s Secret, dejando en evidencia los rancios (tránsfobos y gordófobos) ideales de la empresa norteamericana. Evidentemente este video viralizó porque la fantasía no entiende ni de tallas, ni de biologicismos arcaicos y esperamos que haya sido una buena lección para el director de marketing de VS y para el resto de la plantilla.

Las protestas se han ido moviendo en el mundillo del activismo de body positive y feminista y han ido surgiendo diferentes iniciativas maravillosas. Hoy nos queremos centrar en una que además es producto nacional y eso nos hace estar muy orgullosas. Bajo el lema «WE DON’T NEED YOU, VICTORIA», la fotógrafa y maquilladora Naiara Rodríguez ha llevado a cabo un proyecto fotográfico que intenta demostrar que el bueno de Ed se equivoca estrepitosamente. Junto a cuatro modelos preciosas (Gina, Miriam, Irene y Aimée), Naiara consigue demostrar que lo único importante para posar en ropa interior son la actitud y las ganas que les pongas. Aquí tenéis el vídeo de presentación del proyecto (y os aconsejamos que aprovechéis para curiosear su perfil porque las fotos son muy chachis):

Y si las chicas salen así de bonitas con un presupuesto ajustado, imagináoslas con bien de brillis y cosas locas (de esas que rozan un poquito la horterada pero en versión cuqui). Sí, lo petarían todavía más fuerte. No hay discusión.

Nos parecen importantísimas este tipo de denuncias porque, además de ser preciosas, son muy necesarias para normalizar determinadas corporalidades que siguen siendo invisibilizadas, apartadas y discriminadas. Nadie dijo que fuera sencillo romper con todos esos estereotipos sobre la belleza que nos han inculcado, pero proyectos como este facilitan mucho el trabajo porque son una demostración de lo bonita que es la diversidad y de la falta que hace cambiar el imaginario. Porque sí, amiguis: todas podemos ser ángeles.

Aprovechamos para mandarle un mensajito a Victoria’s Secret:

RENOVARSE O MORIR, capisci?

Compartir:

Login