Los_Sims4_screenshot_05
  • Lifestyle

    ¿Por qué ser sim es mejor que ser humano?

    Share on Facebook800Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    No exageraría un ápice si dijera que Los Sims ha sido el juego de mi vida. De hecho, en algunos momentos de esta, Los Sims han sido, simplemente, mi vida. Estaba tan enganchada que no hacía otra cosa que tener más y más hijos y construir más y más casas. Había veces que estaba tan integrada en el juego que llegaba a organizar mi propio día (en la vida real) como si se lo estuviera organizando a un sim, y a veces hasta me daba rabia no tener sandwiches de queso fundido para comer.

    780-670x377

    Por suerte para todos, ya hace casi un año que me desenganché del juego. Por desgracia para mí, aún lo echo de menos, pero sé que no debo cometer el fatal error de ponerle ojitos a mis discos viejos de Los Sims 2 (mi versión favorita, aunque nunca llegué a probar la cuatro) porque me los acabo volviendo a instalar y entonces se acabaría lo que se daba para siempre. Soy una yonki de este famoso juego, y tendré que pasarme toda mi vida evitando las recaídas. Eso sí, que no pueda jugar no quiere decir que no me acuerde de ellos de vez en cuando, y el otro día me dio por pensar que muchas veces ser sim es mejor que ser humano. ¿Por qué? Pues os lo voy a decir:

    – Si no te llega el dinero, siempre puedes vivir en una casa sin suelo y con las paredes sin pintar. Y tan ricamente.

    – Pero es bastante fácil conseguir pasta, incluso sin tener que recurrir al truquito. Guiño. Guiño.

    – Tú siempre decides cuándo quedarte embarazada. Nunca hay “accidentes” en el sexo, ni te puedes pillar una ETS. Como mucho, un resfriado. Eso sí, no siempre que vas a por el bebé lo consigues, pero al menos sabes que si no vas a por él, no va a llegar nunca.

    – Es normal ver a gente corriendo desnuda en el campus de la universidad.

    sims

    – Cobras a diario. Si tienes trabajo, te levantas, vas a trabajar, vuelves y ¡cling cling cling! dinerito fresco.

    – Puedes vestirte, peinarte y maquillarte como te dé la real gana, que nunca, nadie, hará un solo comentario sobre tu aspecto.

    – Del mismo modo, a nadie le importa el color de tu piel ni si eres más gordo, más flaco, más alto o más bajo.

    – Puedes casarte donde, cuando y con quien quieras. También te puedes divorciar en un plis plás.

    – Si eres un malísimo padre o un malísimo cuidador de animales, los bebés o los pobres perretes no tienen por qué sufrirte, enseguida aparecerán en tu casa los servicios sociales y buscarán una vida mejor para tus hijos o mascotas con gente que los quiera de verdad.

    – Así que adoptar es facilísimo, solo tienes que llamar por teléfono y al día siguiente tienes un perrete o un bebé en la puerta de tu casa. ¡Además, adoptar niños es completamente gratis!

    – Con pocas horas que practiques ya puedes vender cuadros que son verdaderas obras de arte.

    – No cuesta demasiado mantener contacto extraterrestre. Eso sí, si consigues ser abducido luego no te aparece Iker Jiménez, si no un hijo bastante rarito.

    – Desde pequeño lo tienes todo muy claro en la vida: con elegir tus aspiraciones, tener claros tus gustos, y poco más, ya, más o menos, tienes la vida resuelta.

    – Si decides ir a la universidad, además de que lo tienes bastante fácil para conseguir una beca, te puedes sacar la carrera sin mucho estrés porque solo tienes dos horas de clase al día.

    crazy sim

    – Aunque solo hayas trabajado un día de tu vida, ya tienes jubilación en cuanto te conviertas en anciano. Eso sí, no todo es jauja, cobrarás más o menos dinero de pensión según los logros que hayas conseguido en tu trabajo. Si solo trabajaste un día, seguramente cobres poquito, pero menos da una piedra.

    – Tienes total libertad para desarrollar tus aficiones y pasiones, sean estas cuales sean, incluyendo enamorarte de un hombre lobo o convertirte en un vampiro.

    – Las relaciones requieren tiempo y esfuerzo, no todo se basa en la atracción física (aunque esta ayuda, por supuesto).

    – Tu ciudad puede tener ocho o nueve alcaldes a la vez, y no pasa nada. Si cada uno de ellos se ha esforzado para ascender en la carrera de político… pues se le premia con la alcaldía y santas pascuas.

    – Es necesario que lleves tus deberes al día para aprobar en la escuela. Aquí nadie pasa de curso de rositas. La educación es importante y existe un nivel mínimo de exigencia.

    – Por supuesto, la sanidad es igual de importante y gratis para todos los sims.

    – Puedes pasarte la vida buscando tesoros en tu jardín, porque son inagotables. A poco que escarbes, algo encuentras.

    – Gracias a los errores del juego, puedes vivir todas estas experiencias graciosísimas:

    sims fail 1

    Puedes tener un bebé de pelo en pecho

    Puedes quedarte dormida dentro del futbolín

    Puedes quedarte dormida dentro del futbolín

    Puedes nadar por casa

    Puedes nadar por casa

    No obstante, si te paras a hacer un balance entre lo bueno y malo (al más puro estilo Mecano), casi es mejor vivir en la realidad que en el mundo de los Sims. Al menos sabes que aquí es bastante improbable que mientras te estás dando un bañito en la piscina las escaleras desaparezcan misteriosamente. Y si ocurre, siempre puedes salir por el bordillo.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Perradesatan

    Soy gorda por parte de padre, de madre, de abuela materna y de abuela paterna. Ha habido cocidos completos que me han hecho más feliz que muchas personas. Autora de "Perra de Satán, kilo arriba, kilo abajo", novela en la que cuento mi relación de amor con la tarta de tres chocolates.

    

    Login