cats
  • Moda

    Demasiado delgada para algunos, demasiado gorda para otros

    Share on Facebook238Tweet about this on TwitterEmail this to someone
    A los 16 me puse por primera vez delante de la cámara de mi hermano mientras él estudiaba fotografía. Por aquel entonces ya medía 1.77 y calzaba una talla 42 de pantalón. Pero aunque joven, ya estaba horrorizada con mi cuerpo. Tengo estrías desde los 12 a causa del estirón que pegué de golpe.
    Parece que le cogí gusto a ponerme ante la cámara, porque tras algunos meses repetí, pero en esta ocasión delante de la cámara de algunos desconocidos. Y me dio miedo, mucho miedo que vieran mis imperfecciones. No me fijaba en todo lo bueno que la cámara era capaz de capturar.
    12528590_1038746506169166_271334128_o (1)
    Tras algunos años una nueva cámara me volvió a captar, y en esta ocasión era mi cuñada. Comencé a sentir mucha comodidad al ser fotografiada, y cada vez fui mostrando mas mis aptitudes, hasta que, finalmente, me decidí a volver a ponerme ante desconocidos.
    Los comienzos fueron duros, porque seguía viendo muchas imperfecciones en mi cuerpo, hasta que llegué un momento en el que me dí cuenta de algo extraño. Siempre que miraba fotos del pasado, me parecía que estaba estupenda, que estaba más delgada, y pensaba que quería volver a estar así…pero no me daba cuenta de que estaba exactamente igual y que mi cuerpo no había cambiado.
    12364195_999518560092087_1133894079_o
    Fue entonces cuando, de un modo extraño, empecé a aprender a sacar partido a todo aquello que me horrorizaba y, junto al inseparable objetivo de mi cuñada, fui dando pasos hacia adelante.
    He pasado por las manos de muchos fotógrafos, y he vivido experiencias dentro del mundo de la moda de todo tipo. Algunas me han hecho caer, y otras me han levantado la moral hasta lo mas alto, pero…siempre hay un pero…
    Como ya he contado, tengo una talla 42 de pantalón, pero una talla S/M de camiseta. Eso implica que mis piernas y muslos sean grandes, anchos, y llenos de celulitis y estrías. Es por esta razón por la que, en los desfiles “normales”, me consideran modelo curvy. Pero cuando veo a las modelos de talla grande, no me siento como ellas. Y es que no puedo sentirme como ellas. No puedo decir que soy modelo plus size porque entonces estaría “insultando” de alguna manera a las chicas que tienen una 44-46. Si soy una talla grande, ¿qué son ellas entonces?
    12773080_1038746496169167_384000747_o
    En una ocasión, escuché unas palabras que me hirieron y me dejaron una sensación amarga. Me había presentado a un concurso de belleza en Huelva, y todas las chicas teníamos que ir con la misma ropa que la cedía un diseñador. Desde el principio sabían cual era mi talla y mis medidas, pero mientras nos estábamos cambiando, momentos antes del desfile, me dijo el responsable de la ropa…”ten cuidado, no vayas a romper la ropa, si no entras no entras…”
    ¿Sabéis lo peor? La ropa me quedaba grande….
    Actualmente soy modelo de fotografía y de desfiles, y estoy orgullosa de ello. He ganado el premio del público en la primera edición de Curvy fashion model realizada en Andalucía. Y a pesar de ello.. .no me considero modelo plus size.
    12348139_1660569250878496_172809502710832564_n
    También me muevo en el mundo de blogger, y esto me ha permitido compartir mi opinión con el resto del mundo.
    Gracias por hacer lo que hacéis, ya que dais el impulso que le falta a la sociedad para avanzar a pensar en la igualdad. Se que será duro, pero es sin duda alguna una tarea loable. Y gracias por dejarme aportar mi experiencia. espero que sirva como granito de arena a vuestra iniciativa. Sois estupendas por dentro y por fuera.

    Lina María Peguero

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login