Fotografía de Trophy Wife Barbie
  • Sex & Love

    53 cosas que te dices a ti misma cuando te han puesto los cuernos

    Share on Facebook62Tweet about this on TwitterEmail this to someone

     

     

    Cuando te han engañado y lo descubres, lo normal es que entres en estado de shock y que se desate un diálogo casi infinito en tu cabeza; que aunque parece lleno de contradicciones lo único que está haciendo es buscar la manera de aliviarte y llegar a una conclusión intentando encontrar las respuestas que no te dieron (o que no creíste).

    Si te pasó, seguro que te dijiste algo parecido a esto:

     

    1. Es mi culpa.
    2. No soy suficiente para él.
    3. ¡Con lo fea que es!
    4. Que va, ella es mucho más guapa que yo, por eso pasó.
    5. Es porque he engordado y ya no le atraigo.
    6. ¿Cómo pudo pasarme esto a mí?
    7. ¿Cómo pudo hacerme esto?
    8. Necesito comerme una caja de donuts de chocolate entera ya.
    9. ¿Por qué he tenido que darme este atracón?
    10. Lo superaremos.
    11. Sólo fue una vez, no volverá a pasar.
    12. Seguro que lo vuelve a hacer.
    13. Aunque le pillé habría terminado contándomelo.
    14. …pero me quiere.
    15. …pero le quiero.
    16. ¿cómo me va a querer si me hizo esto?
    17. Le odio.
    18. Llevamos mucho tiempo juntos, es solo una mala racha.
    19. Con el poco tiempo que llevamos comparado a una vida juntos,¿ y ya cayó en esto?
    20. Si le perdono lo superaremos.
    21. Si lo superamos, superaremos cualquier cosa.
    22. Nunca se lo perdonaré y seremos infelices para siempre.
    23. ¿He de engañarle yo también para estar en paz?
    24. Tenía que haberme enrollado con aquel maromo cuando tuve la oportunidad.
    25. Es mi culpa porque no he tenido mucho deseo los últimos meses.
    26. Estaba borracho, no sabía lo que hacía.
    27. Sabía perfectamente lo que hacia y encima culpa al alcohol.
    28. Se le lanzó ella y él solo se dejó llevar.
    29. Seguro que la estuvo persiguiendo hasta que la consiguió el muy cabrón.
    30. Y si disfrutó más con ella, ¿qué?
    31. ¿Usarían condones?
    32. ¿Y si me transmite alguna ETS de cualquiera con la que me haya sido infiel?
    33. Dios, ¡tengo que ir a hacerme unas pruebas ya!
    34. La odio. Menuda zorra.
    35. No, ella no tiene la culpa.
    36. ¿cómo pude confiar en él?
    37. No volveré a fiarme de ningún tío nunca más.
    38. Moriré sola.
    39. Solo quiero llorar.
    40. Nada ni nadie podrá sacarme de debajo de mi edredón en un mes por lo menos.
    41. ¿por qué nadie me llama?
    42. Lo que necesito es salir a emborracharme y echar un polvo de venganza.
    43. No, acabaré sintiéndome una mierda.
    44. ¿la habrá dicho la verdad a la otra?
    45. ¿ y si la otra se ha pillado? Pobre chica…
    46. Aquí dos pringadas sufriendo por un gilipollas.
    47. Ahora mismo me descargo el Tinder y a tomar por saco.
    48. ¿Y si me encuentro su perfil ahí? Entonces si que arderá Troya.
    49. Lo que tengo que hacer es pasar de todo.
    50. ¡De menudo me he librado!
    51. Creo que paso de tíos por una temporada.
    52. Debería volver a hacer eso que abandoné.
    53. ¡Que alivio! Libre otra vez.

     

     

    Y aunque hayas puesto a Dios por testigo que nunca volverás a confiar en un hombre, cual Scarlett O’Hara, con el tiempo se te olvidará y volverás a abrir tu corazón, y con suerte no te volverás a encontrar otro capullo como este, y si lo haces, al menos ya sabrás como funciona el proceso de superación.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Srta B Goode

    De la generación que creció con Jim Henson y lloró cuando David el Gnomo se convirtió en árbol. Enamorada del amor y de la buena cocina, lo mismo me da una lápiz para dibujar que para escribir. Fantasiosa y cantante de ópera en la ducha. Bailar me lo cura todo.

    

    Login