vulvas_tipos_portada
  • Sex & Love

    En la variedad está el chichi

    Share on Facebook393Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Una de las cosas más especiales que tiene el ser humano es que todos somos diferentes, y que  precisamente eso es lo que nos hace tan similares, nuestro nexo de unión.

    Hace unos días una lectora me relataba en un email su angustia a la hora de mantener relaciones sexuales debido al tamaño de sus labios menores. Al parecer cada vez que mantenía encuentros eróticos con chicos, éstos no reaccionaban bien ante la forma de sus genitales, ¿por qué? Resulta que les resultaba ‘incómodo a la vista’ que éstos no fuesen finos y estuvieran pegados a la vulva, tal y como nos los presentan en la mayoría de películas porno.

    Todo normal hasta que los interiores, según se acercan al clítoris, se caen. Y digo que se me salen dos mollejas de igual 3 o 4 cm que no sé si es normal pero no me gusta. Y me había dado un poco igual hasta que he recibido comentarios desagradables por parte de OH Los Hombres.
    Y caras de asco, y cosas muy feas…O sea yo toda ahí puesta, toa arreglá que por fin entro en una 38 y me pongo la lencería fina, me pongo mascarilla de aguacate en el pelo y tó OJO CUIDAO que me agarre alguien porque mi coño da asco y eso yo no me lo como. Aaaaayyyy ¿es que nunca es suficiente? No ha sido 1 ni 2 veces, me ha pasado unas cuantas. 

    […] No sé qué hacer, no estoy a gusto con mi cuerpo pero no puedo permitirme una labioplastia de esas o como se llame y además sé que es algo estético, no me da problemas en mi día a día; pero estoy harta de tener que apagar la luz y conformarme con el empuje conejero.

    Vaya Don Quijote, con la iglesia hemos topado.

    Siendo ésta una zona íntima, no es de extrañar que muchas chicas lleven en silencio este complejo.  Pero, ¿qué pasa cuando esta hipertrofia de los labios menores va más allá del complejo? En ese caso, realizar una correcta higiene íntima (especialmente durante la menstruación), caminar o vestirse con ropa ajustada, puede convertirse en un infierno. Para estos casos, los médicos especialistas suelen valorar la opción de realizar una cirugía plástica que consiste en eliminar el tejido sobrante hasta dejar los labios menores con un tamaño proporcional en relación a los labios mayores.

    labioplastia

    La labioplastia consiste en eliminar el tejido sobrante hasta dejar los labios menores con un tamaño proporcional en relación a los labios mayores.

    Por otra parte y volviendo al tema de los complejos, a veces pienso que a todos deberían darnos un manual nada más nacer que se titulara ‘Guía práctica para aprender a pasarte por el forro las críticas destructivas’, para que al llegar a cierta edad supiéramos mandar a la mierda a todo aquel que se atreviera a juzgar nuestro cuerpo como si el suyo fuese perfecto.

    ¿Os imagináis poniendo cara de asco porque, yo qué sé, una persona tiene el dedo meñique del pie un poco más largo de lo normal? Yo es que no sé si reír o llorar. ¡Con todo el juego que tiene que dar tener más piel para realizar un cunnilingus en condiciones! Piénsalo, ¡tienes más receptores sensitivos en la piel!

    tipos de vaginas

    En la variedad está el gusto.

    Además querida lectora, te voy a contar una cosa con la que vas a flipar, no eres la única que tiene un chichi diferente.

    Hace un tiempo hubo un artista llamado Jamie McCartney que quiso plasmar estas diferencias genitales. Se atrevió a realizar moldes de escayola de todas las vulvas que pudo. Llegó a plasmar 400 vulvas de mujeres desde los 18 a los 76 años.

    Él mismo decía:

    El arte genera conciencia social y quiero invitar a la gente a detenerse, mirar y escuchar. Esto se trata de captar la atención, el uso del humor y el espectáculo, y educar a la gente acerca de lo que las mujeres realmente se ven como normales.

    Para muchas mujeres su apariencia genital es una fuente de ansiedad y yo estaba en una posición única para hacer algo al respecto.

    Para mí este hombre merece un homenaje. Alguien capaz de plasmar la diversidad genital para concienciar al público de que lo diferente también puede ser bello asciende automáticamente a la categoría de ‘uno de los grandes’. ¡400 vulvas diferentes! No una ni dos, ¡400!

    thickzine_JAMIE_Mc_CARTNEY_Panel_3

    Así que hombres (no todos, por supuesto), hacer ascos a algo por no ser similar a lo que nos presentan como ‘lo bello’, es absurdo, empezando porque no todo lo que nos quieren dar a entender como ‘lo ideal’ lo es, ni todo ‘lo ideal’ te lo vas a encontrar por la calle. Mujeres (no todas, por supuesto), pensadlo, hoy estamos hablando de vulvas, pero mañana podríamos estar hablando de penes. Y no, no os estoy obligando a que os guste nada, os estoy incitando a respetar a las personas. Porque detrás de esa vulva o ese pene que no os gusta, hay una mujer u hombre con sentimientos y que probablemente dejéis escapar por algo que no será la única vez que os encontréis. ¿Que no os gusta? Vuestra opinión es respetable, pero con toda la educación del mundo a poder ser, cogéis y os vais a vuestra casa. Punto.

    Este post pretendía ser una guía para aceptarse a uno/a mismo/a pero veo que se está convirtiendo en una apología al respeto por las personas. Y me gusta.

    El otro día me decía un amigo ‘A mí me parece que lo esencial es respetar a las personas. Puede que no me gusten las rubias o las pelirrojas pero sí las morenas y no por ello voy a menospreciar a las primeras’. Ante estoy yo sólo pude pensar ‘Olé’ (por cosas como esta es mi amigo, claro).

    Respeta a los demás y serás respetado. Es la clave.

    Fuente noticia Jamie McCartney:

    http://thickzine.com/blog/jamie-mccartney-y-sus-400-vaginas

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Maria Esclapez

    Psicóloga, Sexóloga Clínica especializada en sexualidad positiva, Terapeuta de Parejas y Sex Coach. Autora de "Inteligencia Sexual. Desarrolla tu potencial sexual, practica sexo inteligente". Ed: Arcopress.

    

    Login