Amor & Polvos

Cómo comer un chichi en condiciones

Mi ligue me encanta, es un empotrador, me vuelve loca, me pone como una moto y espero que cumpla mis expectativas en la cama. Mientras estamos ahí dándole al tema, llega EL momento de adentrarse entre mis piernas: va a comerme el chichi. “Oh, sí, Dios… Oh… AY, AY, JODER. QUÉ DAÑO… PERO, ¿QUÉ HACES?

Lástima, no sabe comerme el chichi en condiciones.

Lo que nosotras queremos: Veros comiéndonos el chichi con las mismas ganas y motivación como cuando os vemos comeros una hamburguesa del Burger King a las 6 de la mañana un domingo, tras habernos pasado la noche de fiesta.

Lo que vosotros hacéis:VOY A JUGAR A LA PLAY” Y hurgáis con vuestro dedazo/lengua en NO SE SABE DÓNDE.

jennifer-lawrence-angry-gifs-a-slice-of-the-life

NO. NO. Y MIL VECES NO.

Pues ninguna se ha quejado hasta ahora” Pues mira, las demás tendrán el clítoris en el ombligo, pero yo NO.

Vista la oferta y la demanda, es totalmente necesario plasmar unas sencillas pautas recopiladas en un práctico manual de bolsillo, para realizar un cunnilingus de 10. Hombres, tomad nota. Mujeres, leed con atención, porque puede que este post os sirva más de lo que pensáis.

¿Qué que es un cunnilingus?

1344007970_extras_portada_3

Si juntamos A con B. TACHÁN. Cunnilingus al canto.

TIPS IMPRESCINDIBLES:

– Las mujeres necesitamos más tiempo para excitarnos, por lo que la estimulación sexual ha de ser sin prisa pero sin pausa.

No a todas nos gusta de la misma forma, el mismo ritmo o la misma intensidad. Y esto es importante tenerlo en cuenta. Hablando se entiende la gente, así que PREGUNTA. “¿Te gusta? ¿Así o más despacio? ¿Quieres algo en especial?” Tampoco hace falta que le pongas un foco de luz blanca en la cara y la interrogues, pero chico, asegúrate de que no está contando el gotelé del techo.

– Hay chicas a las que les gusta que les hables o les digas obscenidades mientras les haces ver las estrellas, chicas que te van a decir “esto no me gusta”, chicas a las que les va a gustar algo más hardcore, chicas que te van a pedir cosas específicas que no están aquí descritas (como por ejemplo que les estimules el punto G, información que me reservo para otro post) o chicas a las que ni siquiera les va a gustar el sexo oral (no saben lo que se pierden). Aún así, siempre y cuando sigas estas pautas como base, y hagas las cosas con delicadeza al principio, es muy poco probable que alguien se queje.

– Si quieres hacerlo bien y mantener la concentración durante todo el tiempo, te recomiendo que NO comas un chichi en la postura del 69. De hecho, hacer el 69 debería estar prohibido.

Primero, una breve clase de anatomía genital femenina.

vagina copia

Y ahora, vamos al grano:

1 – No hay nada que haga más única en el mundo a una mujer que su chichi.

Admíralo, fíjate en sus labios, en los pliegues de su piel, en cada curva que señale el camino que has de recorrer con tu lengua. Acaricia su monte de Venus. Mueve tu mano en círculos que vayan desde él hasta su bajo vientre. Cuando una mujer se excita, siente cosquilleos por esa zona, si la acaricias suavemente, se mezclarán ambas sensaciones y le encantará.

bouncing2_07

2 – Calienta el horno (y lo que te vayas a comer).

Recorre con tu mano y tu lengua un camino que vaya desde el final del Monte de Venus hacia las ingles, lentamente, sin prisas, saboreando y acariciando cada poro de su piel. Besando cada milímetro como si fueras a cámara lenta, que vaya aumentando así sus ganas de querer que te lances a la piscina (nunca mejor dicho).

vaginaingles

Sigue el camino amarillo

3 – Manos a la obra.

Aparta por unos segundos tu boca de la zona genital. Mírala, porque a veces una mirada excita más que una caricia. Vuelve a mirar el delicioso manjar que estás a punto de saborear. Separa un poquito más sus piernas, que note que no quieres perderte detalle. Abre su vulva lo suficiente como para dejar a la vista los labios menores. Rózalos suavemente con la puntita de tu lengua y humedécelos con tu saliva.

labios_menores

Sigue el camino verde.

Y ahora, es el momento de empezar a jugar con su clítoris. Haz lo mismo que acabas de hacer pero en su clítoris. Mójalo con tu saliva o incluso arrastra sus fluidos vaginales hasta él, porque estimularlo en seco puede ser un gran error, puedes hacerle mucho daño.

clítoris

El clítoris es lo que está señalando el punto lila. Y NO OTRA COSA. NO TE EMPEÑES, QUE ES ESO SÓLO.

El clítoris en la mujer es el equivalente al pene en el hombre, sin embargo gran parte de éste reside en el interior del cuerpo, por lo que a la vista sólo tenemos una pequeña parte, eso sí, una parte de las que más terminaciones nerviosas tiene (es lo que equivaldría al glande del pene. El parecido es tal, que éste también tiene erecciones y se endurece y sal de su capuchón cuando la mujer está excitada). El clítoris puede ser estimulado tanto desde dentro como desde fuera, sin embargo, como cada mujer es un mundo, es mejor acaparar toda la zona externa que puedas ya que es la mejor manera de asegurarte que lo estás estimulando tanto directa como indirectamente.

Clitoris_anatomy_labeled-en copia

Anatomía del clítoris. En la imagen se observan la parte interna y externa. A la vista sólo está el glande del clítoris y el capuchón que lo recubre.

4 – Vuelve a empezar.

¿Creías que este era el punto en el que tenías que darlo todo ya? PUES NO, tienes que esforzarte un poquito más e ir haciendo que las ganas aumenten hasta que no pueda más. Acaricia la parte interna de ambos muslos. Pasea tu lengua por ellos, bésalos, acarícialos. Acércate de nuevo a su vulva y lámela sin presionar demasiado, desde la entrada de la vagina hasta el clítoris, pero no te detengas en esa zona, vuelve a las ingles y muslos. Cuando veas que ya está chorreando y que está ansiosa por que te sumerjas en ella, introduce un dedo en su vagina LENTAMENTE (chúpalo antes para evitar irritaciones en la zona, u ofrece que lo chupe ella. ¡Trabajo en equipo!). Muy poco a poco, dejando que el dedo se vaya deslizando hasta estar completamente dentro de ella. A estas alturas, el dedo habrá entrado prácticamente solo.

Entrada de la vagina señalada en azul. No la pierdas de vista porque aquí también se concentran muchas terminaciones nerviosas.

5 – El horno está para bollos.

Saca despacio el dedo que habías introducido, acerca tu boca a sus genitales y penetra su vagina con tu lengua, varias veces.

Ahora, volvamos al clítoris, es importante no abandonarlo durante la práctica puesto que es el responsable del 80% de los orgasmos de las mujeres. Así que, ojito con él. Lámelo con tu lengua. Combina la punta de la lengua para una estimulación más precisa con la cara frontal de ésta para una estimulación más amplia y que acapare más zona genital.

RECUERDA: No estás bebiendo leche cual gato y no estás chupando un Calipo así que NO ABSORBAS CON FUERZA. Si quieres cambiar la estimulación y absorber o tirar UN POQUITO de los labios mayores, BIEN. Pero por Dios, recuerda que esa zona es HIPERSENSIBLE, así que no la líes.

Ahora puedes empezar a lamer haciendo más presión por el resto de la vulva, no te centres sólo en una zona, porque eso ABURRE. Con ritmos constantes. Sin pausa. Sin prisas. Sin querer darlo todo de golpe porque nuestro orgasmo puede que se retrase, y veros dándolo todo a la primera de cambio nos pone nerviosas. Así que ve haciendo las cosas gradualmente. La calidad de un cunnilingus no se mide en lametazos por segundo.

aaa spy

Apúntate al nivel Experto.

Puedes combinar masturbación con estimulación bucal o manual del clítoris. Doble placer, doble probabilidad de llegar al orgasmo.

Sigue el ritmo de sus caderas si la notas moverse, pero NO PARES.

También puedes introducir un dedo en su ano (esto siempre consúltalo porque no a todas nos gusta la sensación) o estimularlo con tu lengua mientras continuas trabajando su clítoris. Las combinaciones son siempre a gusto del consumidor.

Dalo todo al final, cuando ya veas que no puede más. Ahí deberás concentrar TODA tu atención en todas las partes que puedas puesto que cuanta más información de las terminaciones nerviosas llegue al cerebro, MEJOR.

original

 

Compartir:

Login