jenna-body-shaming
Sex & Love

Nunca es demasiado guapo para ti

Imagen de perfil de Luz Mar Rebollo
Share on Facebook168Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Tampoco tú para él por mucho que la sociedad se empeñe en medir nuestro valor por unas normas estéticas que alguien que no conozco ha inventado. Hay un mundo tras la apariencia física que nos puede enamorar o repeler, que nos puede hacer volver a por una segunda cita o bloquearlo directamente porque unas piernas bonitas no lo justifican todo.

Fácil, ¿eh? Pues no debe serlo tanto cuando se sigue cuestionando a las personas cuyas parejas son “más guapas” o tienen “mejor cuerpo” hasta el punto de decir que no se merecen estar con alguien así. Esto le ha pasado a Jenna Kutcher, periodista e influencer con casi medio millón de seguidores que suben como la espuma en un Instagram donde resalta el body positive y la belleza de la curva. ¿Su pecado? Tener un marido cachas que para algunos de sus seguidores es “demasiado para ella”.

jenna-kutcher

Amor y chichas, que es lo que les jode.

¿Demasiado qué? me pregunto yo. ¿Se puede ser demasiado para alguien a quien quieres y que te quiere por el simple hecho de tener unos abdominales marcados? Perdón por la pregunta estúpida, vuelvo a reformularla: ¿Cuántas neuronas te faltan para creer que una pareja con fisonomías distintas no pueden estar juntos?

Lo de Jenna no ha sido el único caso y podemos encontrar decenas de ejemplos donde la chica es más gorda que el chico o viceversa como las críticas contra Keely Shaye, casada con Pierce Brosnan por su subida de peso o las burlas a costa de Daniel Radcliffe por ser más bajito que su novia. Hasta Chabelita ha tenido que soportar eso de tener un novio demasiado guapo ergo no te quiere ergo está contigo por la fama. Y por supuesto el caso de David Muñoz, que no le vale al tío con ser uno de los cocineros más famosos del mundo, sigue siendo poca cosa para estar con Cristina Pedroche.

Conclusión: que bocazas hay en todos lados y si no conocen nada por lo que atacarte se irán a lo fácil, el físico. Mientras tanto Jenna y Drew Kutcher siguen presumiendo de quererse, apoyarse y estar orgullosos el uno del otro. Creo que eso tampoco será nunca “demasiado”.



Login