semen_tragar_escupir2
  • Sex & Love

    ¿Qué hago con el semen? ¿Me lo trago o lo escupo?

    Share on Facebook756Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Qué dilema, ¿eh?

    desesperacion

    ‘¿Qué hago? ¿Qué hago? ¿Qué hago? ¿Qué hago?’

    Hay quien se lo traga porque dice que el semen tiene propiedades nutritivas, o quien se lo restriega por la cara como si eso fuera una crema de caviar con partículas de oro, raspadura de cuerno de unicornio y polvo de hadas.

    Illustration of quietly going unicorn

    ‘Claro que sí, guapi’

    Señoras, por Dios, que tenemos una edad y todavía vamos por ahí creyéndonoslo todo.

    Es que yo he leído que “según un estudio hecho por mi prima segunda, la del pueblo, beber semen previene la aparición de cáncer de mama” y “Cleopatra bebía semen porque quería rejuvenecer”

    (porque lo que es hablar de una conducta erótica sin más y un deseo sexual focalizado a comer rabos lo dejamos para otro día).

    A ver, yo también leo muchas cosas al cabo del día y no voy por ahí creyéndomelas todas.

    Respecto al cáncer de mamá y su prevención, si es cierto que se han hecho estudios que demuestran que ingerir semen previene el cáncer de mama, sin embargo el cáncer de mama no se puede prevenir. Desde la Asociación Española Contra el Cáncer de mama, explican que aunque esto sea así (que no se pueda prevenir), el riesgo de padecer cáncer de mama se puede reducir controlando los factores de riesgo. Y no, no nombran ingerir semen por ninguna parte. Respecto al rejuvenecimiento tengo pendiente preguntarle a Jordi Hurtado, ya os diré algo cuando tenga más info. También se ha dicho alguna vez que el semen en pequeñas cantidades e ingiriéndolo de forma frecuente es antidepresivo. Pero vamos, que como ‘antidepresivo’ de ese palo también tenemos disponible lo de hacer deporte o tener un orgasmo, por ejemplo.

    running impossible

    Ojalá algún día un estudio que diga que hacer pinturas rupestres en casa de tu tía con semen hace enfadar a tu tía. Sería el único estudio de “hacer cosas con semen fuera del ámbito sexual” que me creería al 100%.

    Lo que quiero decir es que cualquier beneficio que queramos/podamos encontrar al ingerir semen, lo tenemos disponible en muchas otras cosas, y no necesariamente hay que limitarse a tragar esperma. ¿Nunca vamos a aprender que lo que funciona en la sociedad es el sensacionalismo? El tema sexo llama mucho, y si no pregúntate por qué has entrado a leer este artículo cuando has leído el título.

    Al final cada uno hace lo que le da la gana con su cuerpo, pero aquí has entrado a leer cosas de semen, así que es mi deber informarte sobre aspectos por los que lo mismo no es tan sano tragar el esperma:

    LAS ITS Y EL CÁNCER DE BOCA:

    Está claro, que sexualmente hablando, a muchos hombres (y algunas mujeres) les da morbo que su pareja se trague el semen durante el sexo oral o como forma de culminar la relación sexual. Y oye, fenomenal. Sin embargo, al tragar semen, nos exponemos de forma directa a un posible contagio de ITS (infecciones de transmisión sexual). Además, se relacionan casos de cáncer de boca o de garganta con la práctica de sexo oral (no necesariamente tragando el esperma) sin protección, en general. Aunque el riesgo de desarrollar cáncer por este tipo de práctica es mínimo, también hay que decirlo. Así que, ante la duda, la más tetuda sexo oral con protección o un análisis de ETS para nuestra tranquilidad.

    EL SABOR:

    Éste depende bastante de la dieta del hombre en cuestión. Si no lleva una dieta equilibrada o previamente ha comido unos alimentos concretos o bebido alcohol, el semen puede saber fatal, entre amargo, ácido o agrio.

    Ahora bien, en el caso contrario, las frutas y las verduras frescas dotan al semen de un sabor dulce.

    Me encantaría saber quién hace todos estos estudios.

    giphy.com-giphy-9-1

    LA ALERGIA AL SEMEN:

    Sí hija, existe la alergia al semen. Si la pareja es alérgica al semen y no lo sabe, se puede liar una buena.

    LA VELOCIDAD:

    El semen sale a una velocidad máxima de 50km/h, por lo que si el hombre no tiene un control en la profundidad de la penetración y la eyaculación, hay probabilidad de atragantamiento (os lo juro, si buscáis en Google veréis alguna noticia que otra relacionada de parejas que la han liado mucho).

    HAZ LO QUE TE DE LA GANA:

    Como decíamos antes, esto de tragar lefa (que mal me suena decir “lefa”. Lefa, lefa, lefa. Fatal.) al final depende de cada uno/a, pero yo creo que lo importante es recordar que, si se hace, como siempre en el sexo, la práctica esté consensuada, ésta sea segura, y por último y no menos importante, no olvidarse de que no hacerlo no implica querer menos a tu pareja o rechazarla sexualmente.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Maria Esclapez

    Psicóloga, Sexóloga Clínica especializada en sexualidad positiva, Terapeuta de Parejas y Sex Coach. Autora de "Inteligencia Sexual. Desarrolla tu potencial sexual, practica sexo inteligente". Ed: Arcopress.

    

    Login