trastorno atracon
  • Vida sana

    Cuando comer lo es todo: trastorno por atracón

    Share on Facebook245Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Problemas del primer mundo” dirán muchos. “Todo está en tu mente“, dirán otros. “La cuestión es tener fuerza de voluntad“, dicen los que no tienen ni puñetera idea. El trastorno por atracón es una realidad que viven millones de personas, afecta principalmente a mujeres con alto perfil de ansiedad, y es parecido a la bulimia nerviosa, pero sin actitudes compensatorias (es decir, no vomitan o se purgan después). Las personas con este problema, al menos cambio emocional, comen hasta sentirse saciados ( cosa relativamente dificil porque tardan mucho más en sentirse llenos).Es un tema que me toca de cerca y me cuesta reconocer, pero que padezco desde una temprana edad.

    2ca2cca6637aede995fded63379f589bNací enorme, con un peso de más de 4 kilos y la friolera de 60 cm. No justifico con esto mi problema ni mi sobrepeso, estoy así porque me gusta comer. Creo que fue a los 9 años cuando alguien felicitó a mi madre por mi buen comer y desde ahí asocio la comida a una gratificación (como los caniches). Siempre fui una persona obsesionada por sobresalir en todo, por la perfección, por las mejores notas, por las mejores habilidades…Ahora sobresalgo de mis pantalones principalmente y la verdad, desde que acepté que lo mío era un problema y empecé a encontrar los desencadenantes de mis atracones, ni siquiera me importa.

    girlAl principio simplemente comía de más. Siempre había alguna excusa: un cumpleaños, ir al cine, es verano, es de día...Hasta que el problema se fue agravando. Durante la adolescencia las burlas en clase hicieron mella en mí, así que al final de curso, a los 13 años, me puse a dieta por primera vez. Perdí unos 20 kilos y cuando volví al instituto todo fueron halagos. Me sentía genial, así que lo que tocaba era volver a comer...Desde ahí hasta el día de hoy, a los 29 años he subido y bajado la friolera de 254 kilos.

    food-05

     Ahora mismo soy una mujer de cadera ancha y pata negra de 1.78 y 90 kilos de peso y por fin he logrado aceptar este hecho. La compulsión es desesperación en el nivel emocional, ya sea con comida, con trastornos obsesivo compulsivos,con drogas..Pensamos que tanto los atracones como cualquier otro objeto de nuestra compulsión acabará con esa desesperación. El problema reside en nosotros, y hasta que no excavas en tu ser, intentas comprenderte y dejar de autoagredirte (con comida o con lo que sea), no empezará el camino hacia la curación. He tenido que aprenderlo de las más variadas maneras.

    overeating_2925696b

    Después de tanto tiempo de restricciones, de dietas y de atracones, toqué fondo con mi último trabajo. Llegué a consumir más de 8000 calorías diarias, me endeudé hasta las cejas para poder seguir comiendo y me llevé un par de buenos sustos antes de darme cuenta de la espiral en la que me había metido.Toda mi vida giraba en torno a algo tan absurdo e insignificante como la comida. Odiaba a cualquiera que me dijese algo al respecto o se metiera entre mis amados donuts y yo.Cuando comprendí que no estaba bien, empecé a explorar y a conocer personas con mi mismo problema, y sobre todo, a investigar en la literatura. Descubrí a la gran Geneen Roth y con sus libros llegué a varias conclusiones:

    No me van a querer más por ser delgada, quien me quiere quiere este pequeño cerebro y alma de rubia que tengo. Tener un cuerpo perfecto es un accesorio, como un bolso bonito. Esto casi no se me mete en la mollera, porque según mi cerebro, siendo guapa y delgada los problemas se acabarían…

    How-to-love

    No voy a llegar a ningún sitio con restricciones de comida. Es gracioso, pero hasta que no empiezas a controlar tu ansiedad, está completamente prohibido hacer dieta. Paradójicamente , cuando sabes que puedes comer lo que quieras cuando quieras, mágicamente no te apetece comer tanto.

    Aprende a decir “NO”. En alto, a tí misma, a los demás, un no a tiempo es lo mejor que puede pasarte.

    Quiérete, porque con tus defectos y virtudes, con tus momentos buenos y malos, igualmente no hay nadie como tú.

    -Aprende a nutrirte, aprende a querer tu cuerpo y a darle lo mejor. Porque si no pones gasolina barata a tu impecable coche,¿por qué deberías darle basura a tu cuerpo?

    Deja de darte excusas. El momento es cuando tú quieras que sea, pero no eches la culpa a eventos externos por cada atracón o por cada vez que no haces lo correcto. Vive libre.

    emotional-eater

    Lucho con esto día a día. Como cuando siento hambre y no cuando siento necesidad. No soy perfecta y no lo seré nunca, y ¡ me encanta! Sé que es un camino largo y que mi problema me acompañará mucho tiempo, pero a decir verdad, nos estamos conociendo el uno al otro y nos mantenemos a raya.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Monique Pixie

    Gordimolona desde 1986. Enfermera, costurera, repostera...Coleccionista de profesiones y de experiencias. Me encantan las frikadas, las series y el K-pop. Odio el brócoli...el brócoli no se gusta ni a sí mismo..

    • Ulisea

      Hola guapas… yo también es la primera vez que escribo. Sufro esta enfermedad desde la adolescencia de forma tan grave que hasta he sido hospitalizada. A pesar de que se me considera una persona inteligente y de gran voluntad, con la comida gradualmente era incapaz de controlar, de manera que soy de esas que pierde 30 kilos y luego gana 45, y los vuelve a perder.. y a ganar… y así pasaba mi vida, con un sufrimiento atroz que sólo las que tenemos esta enfermedad podemos entender. Porque es una enfermedad, que nadie lo dude, y no tengo ningún control de sus síntomas. Los endocrinos y psicólogos no entendían exactamente la naturaleza de mi problema, y era desolador, me sentía como un marciano. Encontré una asociación que trata el problema de la comida como una adicción, y fue la primera vez que sentí que alguien hablaba mi idioma, y sabían cómo podía dejar de dañarme. No hay que pagar cuotas, ni es una secta ni nada, simplemente hay personas afectadas de esta enfermedad que siguen unas pautas para su recuperación, y se ayudan entre sí. A mí me ha cambiado la vida, he perdido peso hasta llegar y mantener un peso sano durante años y sobre todo he podido trabajarme lo que me llevó a comer así… esa es la parte más difícil… el problema no es tanto lo que comes, sino lo que estás sintiendo. Es mi experiencia y me sentía en la obligación de deciros que esto existe, por si a alguna os puede ayudar tanto como a mí, aunque me da miedo parecer que estoy intentando vender algún rollo milagroso. Se llama Comedores Compulsivos Anónimos (Overeaters Anonimous en inglés), es lo mismo que Alcohólicos Anónimos pero aplicado a la adicción por la comida (en todas sus variantes, atracón, restricción, etc.), y tiene un amplio reconocimiento por parte de la comunidad médica.

      Os pongo la web de España http://www.comedorescompulsivos.es/ y la mundial para las lectoras que son de fuera http://espanol.oa.org/.

      Y ya aprovecho para daros las gracias a todas las gordibuenas que ponéis energía positiva y buen rollo a unas cuestiones que muchas personas hemos vivido con un tremendo dolor y soledad, pero gracias a este optimismo y ganas de vivir tiramos hacia delante y además queremos reír, amar y disfrutar de esta vida. ¡Un besazo, bellezas!

    • Rocío G. Presedo

      Hola a todas, he sentido un dejà vû cuando leí el artículo, pues aunque nunca he tenido un trastorno con la comida sí tiendo a tener que ponerme freno a mí misma a la hora de comer. El hambre compulsiva o la sed intratable son elementos con los que convivo día a día, y que las gente que nos rodea no siempre comprende, pero lo que me ayuda es ser consciente de ello y no privarme de comer…aunque parezca mentira si tengo ansiedad busco comida y no me avergüenzo, lo que hago es controlar lo que como y cuánto. Pero sí sé por alguna amiga que la diferencia puede residir en que no odio mi cuerpo, ni cuando quiero perder peso para comprarme algún trapito que no hacen de mi talla o me obsesionó porque el pantalón no me entra como hace un mes. Al principio del día, me veo bien y es lo que cuenta

    • wobniar

      Os llevo leyendo hace tiempo pero no ha sido hasta hoy que me he decidido a escribir. Leía esto y me saltaban las lágrimas… Desde los 18 que tenía episodios de atracones pero no me daba cuenta. Seguía dietas y odiaba mi cuerpo y pretendía ser perfecta en todo y gustar a los demás. Y esto es imposible, porque es imposible ser perfecta. Con la universidad esto se agravó… pero me diagnosticaban depresión y me recetaban antidepresivos y ya está… hasta que me advirtió una dietista de lo que me estaba pasando… y me recomendó una psicóloga y hace 1 año y medio que estoy en tratamiento por transtorno por atracón. Y es lo mejor que he podido hacer nunca. Porque no sabía que relación tenía con la comida hasta que frenas y ves todo lo que haces, como lo pagaba todo comiendo y estaba semanas sin poder salir de casa por el sentimiento de culpa de haber comido, y para castigarme seguía comiendo…
      Después de un año y medio qué puedo decir? Pues que estoy en la recta final del tratamiento, llevo 4 meses sin atracones y que me veo y me gusto!! Así que si hay alguna chica que está en tratamiento que no decaiga y tenga paciencia porque al final se sale. Sed muy fuertes! Y dejaros ayudar <3

      • Monique Pixie

        Me alegra mucho que te sientas identificada con el texto, ya que mi meta era hacer sentir a todo el que lo leyese que no está solo. Me alegra el alma tu progreso y que te sientas bien! Sigue así!

    • Magola

      Pues, mi único comentario es que en mi opinión, la comida no es absurda ni insignificante. Yo la disfruto mucho y por eso no como cualquier cosa, sino sólo comidas deliciosas. Por eso, en mi cuerpo no caben arrepentimientos. No seré una Barbie, pero cada gramo de mi cuerpo ha valido la pena.

      • Monique Pixie

        No me refería a que la comida fuera una tontería o insignificante, lo malo es cuando todo tu mundo es solo eso y gira en torno a eso…Es como la gente que vive por y para su coche, no deja de ser un bien material y no algo en lo que centrarse completamente. Te agradezco tu crítica y me alegra que disfrutes de la comida de manera sana y te sientas orgullosa. Un abrazo

    • http://laletrainvisibledeeleia.blogspot.com.es/ Cris

      Me identifico completamente contigo. De hecho, hoy ha sido uno de esos días. Lo cierto es que yo estoy teniendo un año lleno de ansiedades, depresión y estrés y no consigo salir de ahí. Con lo cual mi problema no hace más que agravarse y no sé como salir de este bucle. Necesito tranquilidad.
      Me he ido a ver quien era esa tal Geneen Roth y ya me he pedido tres libros suyos. La verdad es que yo ahora mismo estoy en varios puntos de los que has nombrado. Entre ellos el de que me he dado cuenta de que mientras no controle mis niveles de estrés y ansiedad, no puedo adelgazar. En segundo lugar, si, tengo atracones puntuales, pero la mayoría de las veces, si me compro dos o tres bolsas de patatas y una palmera, acaba sucediendo que me como la palmera y tiro las bolsas a la basura. Pero a la de abajo, para que no pueda cogerlas otra vez. Tiro el dinero, si. pero creo que es un paso hacia adelante.
      Animo y mucha suerte a ti también

      • Monique Pixie

        Querida Cris,gracias por tu comentario! Al principio te hartarás de llorar con Geneen,toca muchos puntos sensibles y te hará darte cuenta de muchas cosas que pasabas por alto. Yo también he tenido un año un tanto duro con muchos altibajos. Lo importante es aprender a perdonarte. Un atracón es un tropiezo,no una caída libre,puedes volver a levantarte! Eres fuerte y lo sabes! Un abrazo y mucha suerte

    • Perra de Satán

      Las fotos de este artículo me han dado toda la ansiedad y creo que mi trastorno acaba de empeorar. MUCHAS GRACIAS.

      • Monique Pixie

        De nada,maja XDD A mi me ha pasado lo mismo mientras lo escribía…

    • Inma Rodriguez

      Gracias por compartir tu experiencia, ha de ser muy duro una
      situación así, yo tiendo más a la inanición y al ejercicio de forma compulsiva,
      son enfermedades duras porque pocas personas las entiende realmente. Te deseo
      lo mejor guapetona!!!

      • Monique Pixie

        Muchas gracias Inma, es la otra cara de la moneda,de la anorexia a la ingesta compulsiva, 2 trastornos con la misma base:las emociones

    

    Login