impuesto del azúcar
  • Vida sana

    Impuesto del azúcar para combatir la obesidad

    Share on Facebook168Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Todas sabemos –la mayoría en primera persona– que la obesidad es un problema complejo, con múltiples causas, algunas de ellas contrarias entre sí: la glotonería de las personas gordas –porque ya sabemos que todos los gordos nos pasamos la vida zampando–, el entorno que nos induce a una sobrealimentación de mala calidad y al consumo excesivo de productos azucarados, la escasa actividad física, la consideración de la obesidad como una enfermedad o la tendencia a aceptar que todos tenemos cuerpos diferentes e igualmente válidos. Ah, espera, esto último es apología de la gordura, ¿no?

    comida basura y obesidad

    Sin embargo, en Reino Unido –donde las cifras de obesidad son prácticamente iguales a las de España– señalan entre los culpables a la industria alimentaria y a la industria publicitaria. En ambos países, una de cada dos personas está por encima del peso recomendado según el Índice de Masa Corporal (IMC), como explica en su blog Juan Revenga, pero nuestros vecinos británicos parece que están decididos a tomar medidas.

    El comité de salud de Los Comunes presenta una estrategia general contra la obesidad basada en el trabajo de más de 20 organizaciones y colegios de medicina. Todos estos colectivos creen que la autorregulación publicitaria no es suficiente y defienden una serie de normas impuestas desde fuera.

    Por una parte, estudian subir los impuestos a los alimentos con un alto contenido de azúcar. La Federación de Bebidas y Comestibles británica contraataca con una encuesta –realizada entre 2.000 ciudadanos– según la cual, más de dos tercios de las personas encuestadas cree que el impuesto del azúcar sólo penalizaría a las personas que consumen estos productos de forma responsable.

    alimentos azucarados y caloricos

    Y yo no es que quiera defender a esta multinacionales pero, vamos, me temo que acabaré comprando los mismos refrescos y me costará más dinero, simplemente. Ellas ganarán más y para mí supondrá un esfuerzo mayor… ¿Gracias por hacerme más difícil meter caprichos en mi carro de la compra, señores y señoras del comité de salud? Porque ya contamos aquí que hay otros muchos hábitos nocivos que no son comer.

    Sin embargo, me surge una pregunta para las grandes multinacionales: ¿es necesario que todos los preparados, incluso los que aparentemente no tendrían por qué llevar una cantidad extra de azúcar, la lleven en cantidades ingentes? El año pasado, la campaña –también británica– Action on sugar trató de concienciar sobre la presencia de azúcares en productos aparentemente sanos, como los anunciados como «libre de grasa». Porque no tienen grasa pero sí azúcar.

    productos bajos en grasa

    Por otra parte, en las propuestas que hacen estas organizaciones preocupadas por nuestra salud, valoran si ampliar la limitación horaria de la publicidad de comida «basura»: actualmente está prohibida en horario infantil y quieren ampliar la prohibición hasta las nueve de la noche. Además, la estrategia incluye también otras medidas como limitar las ofertas de 2×1 y el “rellena gratis”, parar el aumento del tamaño de las raciones, o controlar que determinados alimentos no se vendan junto a las cajas de los supermercados o en las cabeceras de los pasillos.

    impuesto del azúcar

    Esta parte enfocada a regular la publicidad no me parece mal porque es cierto que las ofertas y las técnicas de marketing son muy agresivas. Y si yo quiero comprar alimentos con alta concentración de azúcar estoy en mi derecho pero no hace falta que me los metan a todas horas por los ojos. Es lo mismo que se ha hecho con la publicidad de alcohol, por ejemplo.

    ¿Qué pensáis vosotros? ¿A favor o en contra de estas medidas? ¿Creéis que realmente son útiles para reducir la media de obesidad?

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Teresa Díaz

    Mujer libre y responsable de sí misma la mayor parte del tiempo. Bruja feminista a mucha honra. Me gano la vida como periodista y diseñadora gráfica en www.teresadiaz.com. Cada día trato de tener, al menos, un momento bonito y dar gracias por ello.

    • Cristina

      Buenas tardes Teresa, no sé si has pasado algunta temporada en UK pero yo llevo dos años viviendo aqui y te puedo decir que cualquier medida que se tome para concienciar a la gente y reducir la obesidad es poca. La primera vez que volvi a casa despues de mudarme a UK me llamo la atencion lo delgada que estaba la gente! Impresiona entrar en una tienda (Poundland por ejemplo) o supermercado y tener pasillos enteros de patatas fritas, estantes enooormes de bebidas azucaradas, mas pasillos con solo chocolatines, dulces, galletas… Encontrar pescado fresco y verduras es complicado. He llegado a ver a niños en el carrito de 3/4 años comiendo las patatas del McDonal’s… Familias enteras que son obesos todos y comiendo hamburguesas por la calle.. He llegado a comparar productos que tenemos en España (Nesquick, Coca-Cola, patatas Lays… ) y las cantidades de azucar aqui las duplican. No pretendo criticar ni mucho menos pero quizas hay que vivir las cosas antes de escribir un post. Un saludo y gracias!

      • Teresa Díaz

        Hola, Cristina. Creo que cualquier medida puede estar bien pero sigo pensando, tras leer tu explicación, que la educación es más necesaria que nunca. Y justo era un poco eso: UK está en esa lucha ahora, la misma que nosotros tendríamos que plantearnos aunque en España estamos bastante lejos (creo) de tener esa conciencia.

    • Ana de la Fuente

      Si se ponen impuestos, es el estado quien recauda mas dinero, no las multinacionales y fabricas que fabrican el producto (Y si, le echan azucar a todo, sin excepcion). Y a mi, personalmente, eso de que sea el estado quien recaude, me parece maravilloso, porque tambien el el Estado el que paga los tratamientos de muchos problemas de salud causados por la obesidad y nuestra incapacidad de autocontrol. Y con todo mi pesar, un sobrepeso moderado, esta fenomenal, pero se necesitan limites, que si, que no soy nadie para meterme en la vida privada de nadie, pero no es solo ya por el riesgo que conlleva para ellos mismos, es por el coste que la sociedad asume. Y no voy a usar el argumento de “Hay pocos recursos en el mundo y los gordos se comen la mitad” porque si no lo comieramos, simplemente no se produciria, porque ninguna multinacional se va a poner a fabricar comida para enviarla a Africa si no va a reportarle algun beneficio, donde no hay dinero no hay negocio. Pese a ser verdad que hay obesidades causadas por enfermedades, para ser sinceros, no son la mayoria. Y si bien, el azucar es necesario en alguna medida, esta es infinitamente inferior a la que la mayoria de la gente consume, asi que con tal impuesto, al tiempo que se disuade a la poblacion de abusar de ello, el gobierno se preocupa de tener mas dinero para atender a todos aquellos a los que el consumo excesivo de azucares esta convirtiendo en una carga (En el mismo sentido en el que un catarro lo puede hacer, no me malinterpreteis) para el sistema sanitario. Nadie dice que se vaya a invertir en eso, pero yo lo encuentro justo si es asi.

    • M.

      Subir el impuesto sobre algo que, además de innecesario desde un punto de vista nutricional, es nocivo para la salud (algo que está más que demostrado) me parece fenonemal. Igual que se hace con el alcohol y el tabaco. Son caprichos, puedes pasar sin ellos. Ahora bien, si lo suben ahí, que lo bajen en otros productos que son básicos y necesarios, como por ejemplo las compresas y tampones, que es una vergüenza que no estén al mismo nivel que la leche o el pan.

      • Teresa Díaz

        Cierto, Marta, que el tema de los impuestos daría mucho de sí y es importante que los productos de primera necesidad sean asequibles a toda la población.

    • Lara Rodríguez González

      Me parece mucho más prioritario controlar la publicidad que subir el impuesto, pero esta segunda medida me parece también necesaria. A mí me dan los siete males cuando paso al lado de un colegio y veo el doble de bollicaos que de fruta en manos de niños de cuatro años, y que no tenga nadie las narices de decirme que es que la fruta es muy cara, carísima. Sí, algunas frutas son muy caras, carísimas, pero las manzanas y los plátanos son bastante baratos, a mi modo de ver, y si vas a una frutería en lugar de a una gran superficie, todas las frutas, verduras, hortalizas y legumbres bajan de precio. Otra cosa es que quieras comer fresas o melocotones en enero, ahí sí que toca rascarse, y mucho, el bolsillo,pero en general, no me parece que las frutas y verduras sean caras (sobre todo si consumes producto nacional).

      • Teresa Díaz

        Estoy de acuerdo contigo, Lara. De hecho, hacer la compra de estos productos basura o de productos frescos y cocinar, sale mejor comprar frescos pero nos resulta más cómoda la comida industrial, simplemente. Yo no creo que el debate esté en el precio sino en la educación y en la publicidad, que con tanto bombardeo al final vamos programados a buscar determinadas cosas como si fuéramos zombies.

    • http://tierrasdeerethia.blogspot.com.es/ Aradlith

      Lo que se necesita realmente es educación: no hace falta ser un nutricionista experto, pero creo que simplemente con leer lo que contienen los alimentos envasados muchas personas volverían a dejarlos en las estanterías.

    • porencimadelamedia

      Yo directamente limitaría el uso de azúcar y grasas como aditivo, ya que estos se encuentran más en comidas procesadas pero muy baratas, eso haría que fueran menos apetecibles. El hecho de que suba el precio de refrescos y se los catalogue como nocivos ayudaría a concienciar de que son veneno.

      • Teresa Díaz

        Gracias por compartir tu opinión. Lo de controlar el uso de azúcar y grasas también lo veo, porencimadelamedia, pero incluso aceptando que los refrescos sean veneno, tengo derecho a consumirlos, ¿no? Igual que el alcohol o el tabaco… La libertad personal debe existir.

        • Lara Rodríguez González

          El tabaco (porque el alcohol no es precisamente caro, excepto si hablamos de alcohol bueno) es carísimo, tiene unos impuestos muy altos, lo cual ya me parece bien, y existen campañas de prevención del tabaquismo y de erradicación del mismo, no se quita la libertad de nadie para consumirlo (vamos, yo no veo a nadie por la calle arrebatando cigarrillos de manos de la gente y apagándoselo en la mano o en la cara); con el impuesto sobre los productos con cantidades ingentes de azúcar, pues lo mismo. Hace años (y no tantos, tampoco) que se prohibió la publicidad de tabaco en TV, ¿por qué no hacer lo mismo con la Coca-Cola y demás mierdas?

    • Micra

      Creo que esta medida sería realmente necesaria en EEUU donde es muchísimo más barato comer comida precocinada llena de azúcares y grasas, que alimentos frescos para cocinar, como frutas, verduras, carne o pescado. Aquí no es que los precios sean bajos teniendo en cuenta los salarios, pero creo que es más una cuestión de educación en nutrición, que estando realmente informados (y no me refiero a las modas de si ahora el gluten es malo, o que si la leche no es para adultos, etc.) podamos decidir cómo alimentarnos.

      • Teresa Díaz

        Muy de acuerdo, Micra, realmente la clave está en la educación y luego que cada quien coma lo que quiera, sabiendo lo que come. ¡Un saludo!

        • Micra

          Si es que al final todo, todo, es cuestión de recibir información real.
          Momento fan: me encantas!! Todas en realidad sois la leche!!

          • Teresa Díaz

            Mil gracias, Micra!! Hace mucha ilusión tener fans! 😉

        • blaugrau

          Me parece un debate muy interesante, porque yo no estoy gorda, pero siempre he sido una adicta al azúcar y como no me controle, me paso muy mucho. Y eso, a pesar de que mi madre me ha educado de 10 en ese sentido. Pero ojalá fuera tan fácil: Es cierto que yo soy la última responsable de lo que me llevo a la boca, pero hay miles de factores que me condicionan; la educación es uno de ellos, importante, pero no el único. Están las predisposiciones genética, evolutiva, social, psicológica… Y la industria de la alimentación se aprovecha de todo esto para atiborrarnos de azúcar, que además es una sustancia altamente aditiva, con lo que se forma un círculo vicioso sin fin.
          Así que sí a la subida de impuestos y a todas las demás medidas.
          Por cierto: a mí también me encanta tu forma de escribir, fan total.

          • Teresa Díaz

            Gracias, blaugrau!! :)

    • Perradesatan

      Lo del impuesto sobre el azúcar me parece un poco loco. Lo de controlar la publicidad me parece necesario.

    • Natalia

      PD: Yo soy la primera que a veces se da un capricho de estos, me preocuparía cuando lo comprara de diario, y si el subir el dinero de estos alimentos (como hicieron con el tabaco) puede frenar a la gente a comprar o putear a la industria, me parece de cojón. Pero obviamente esto deben hacerlo acompañado de otras medidas.

    • Natalia

      Creo que es muy importante que hicieran esto, pues estos alimentos son nocivos, y más que “alimentos” que ALIMENTAN, son mierdas comestibles y punto. Tanto para el delgado como para el obeso, estos alimentos enferman (que no alimentan) el cuerpo, y digo tanto delgado como obeso, porque puede haber un obeso que se engorde pero a base de comer “bien” (pucheros de legumbres y cereales o comida casera en general) y puede haber un delgado que se alimente a base de mierda (comida preparada, snacks de los de las fotos de arriba).

      Así mismo los precios de estas comidas son excesivamente bajos (sale mas caro comprar fruta y verdura que ESO) asique yo propongo QUE BAJEN LOS PUTOS PRECIOS DE LAS VERDURAS Y FRUTAS Y SUBAN LOS DE ESOS ALIMENTOS MIERDAS, si alguien los come pa darse un capricho no creo que pa un día te importe pagar algo mas caro esa mierda.

      y a ver cuando veo anunciar frutas y verduras por la televisión…

      • Teresa Díaz

        Ya, Natalia, es cierto que en realidad no son alimentos pero creo que te refieres sólo a los snacks o a las papas y así. Pero también está en platos precocinados que podemos usar en comidas de forma habitual o incluso un zumo de brick, que a priori parecería una opción sana, tiene un montón de azúcar añadida, o los cereales del desayuno.
        Para mí, el mayor problema es que el azúcar (no el propio de los alimentos sino dosis extras) está prácticamente en todo.

        • Natalia

          Exacto, no, no me refería solo a snack, sino a comidas precocinadas, “ZUMOS” donde mas del 50% son azúcar, embutidos, carne procesada, etc.

      • Carmen Muñoz Ureba

        Totalmente de acuerdo. Lo necesario es bajar el precio de los alimentos frescos, fruta, verdura, pan… Y si para ello hay que subir el de las guarrerías pues que así sea. Lo que no es normal es que la cesta de la compra sea casi el doble si pretendes alimentarte bien, de productos con buen valor nutricional, que si pillas cualquier porquería (pizzas congeladas, salchichas, etc).

      • https://about.me/LokuraPiromana Lara

        Una cosa, y me comeréis viva, pero si bajan los precios de la comida fresca, los que acabarán ganando menos son los agricultores que necesitan ese dinero para vivir. De todas formas, la gente está acostumbrada a comprar todo en supermercados donde se infla mucho el precio de los frescos. Mi madre empezó a ahorrar cuando íbamos a mercadillos de mi barrio (sí donde se compran las bragas talla foca y los pantalones para elefante) y el precio suele estar tirado, además de que son ellos los que cultivan tales alimentos; y salen ganando porque ellos lo dicen. Encima estás comprando cosas autóctonas y de la región.
        En cuanto a lo de la frutas, las frutas también tienen azúcar y se llama fructosa y muchos diabéticos no pueden comer demasiada. Realmente el azúcar es necesario, lo que no es necesario es el hecho de que lleven azúcares no naturales, que son los que enferman al cuerpo.
        Tampoco creo que el impuesto ese sea de gran ayuda para evitar la obesidad. Yo soy obesa y mis comidas son 95% caseras más lo que como de dulces y chocolate. Realmente no se debería poner este impuesto como solución a la obesidad, debería ponerse gimnasios y polideportivos al alcance de todos, con monitores que te comprendan y ayuden, no que te machaquen (los he tenido) o que pasen de ti porque no eres como la rubia buenorra que se mata las horas haciendo bicicleta (también lo he sufrido). Mi madre ha tomado la decisión de comprarse una bici estática para estar pedaleando mientras ve la tv.
        Creo que el sedentarismo y los malos hábitos los fomentamos todos, incluida la tecnología que la creamos para hacernos la vida más fácil, plácida y cómoda. No son solo los propios carbohidratos ni las mierdas que te llevas a la boca.

        • Natalia

          Yo voy mas alla del peso, yo también he estado bien ceporra siendo vegana y alimentándome a base de buenos cazos de mi madre y he tenido unas analíticas perfectas.

          El problema MUNDIAL al que nos enfrentamos es la baja calidad de los alimentos y del “azúcar” que es de todo menos el azúcar NATURAL(nada igual ni de aspecto ni de sabor ni de nutrientes ni de efectos en el cuerpo), pero va mas allá de ese azúcar en el que aquí se habla (nada que ver tampoco al de las frutas que dentro del cuerpo pasan y se convierten de forma totalmente distinta al azúcar de mesa), va de todas esas cosas que lees y son letritas y números y cuando te enteras de que es y te estas metiendo al cuerpo se te caen las bragas al suelo (y no, no soy ninguna persona antitodo que solo compra eco o bio en herboristerias, no me da pa tanto el bolsillo).

          Fuera DEL PESO repito jajajajaj, y de los kilos que te pueden sobrar, hablo de que empiecen a sancionar a todas las industrias que venden mierda y no comida, soy de las personas que creen que el hecho de que haya tantos cancer actualmente no es mera coincidencia.

          Bajar los precios de frutas y verduras no empobrece al agricultor, sino a los que se cogen buena tajada en los supermercados porque luego compras a agricultores y te salen mucho mas barato.

          En cuestión de erradicar la obesidad obvio no solo es “sancionar” estos “alimentos”, también moverse y educar en comer, lo de los gimnasios es buena idea también, pero te digo que el que quiere moverse lo hace en un gimnasio o fuera de el.

          • https://about.me/LokuraPiromana Lara

            Eso no lo niego. Pero lo cierto es que a mí no me motiva salir a correr por las miradas de: ¡Qué coño hace esta corriendo! y las risitas, que hay cada uno por el mundo que…
            En sí, también soy vaga.

            Lo que decías de los grandes supermercados: te digo yo que la acabarán pagando los agricultores porque es lo mismo que los libros y muchas cosas: la empresa que es el supermercado va a querer seguir llenando el mismo bolsillo con el mismo caudal y los agricultores no tendrán nada qué hacer para no acabar siendo unos pobres campesinos.
            Estoy de acuerdo que hay cada mierda que nos llevamos al cuerpo y que seguiremos comiendo a pesar de ser pura mierda. Es como los alimentos light o los alimentos “sano”, sí, les han quitado las grasas pero para el mismo sabor te han tenido que meter el triple de cosas artificiales y, por tanto, no serviría de nada porque esa química es la que hace que engordes o que te enfermes más. Sobretodo, ahora que se han puesto de moda los complejos vitanímicos para niños, es obligar a los niños a comer de todo. Porque nosotros comemos un montón de mierda sea comoda basura o una pizza del super pero no vemos que eso también afecta a los más pequeños. También recuerdo un documental (Supersize me!) en el que hablaban de como las grandes empresas hacen publicidad para los más jóvenes en el que un padre de familia da un ejemplo muy bueno pero, a la vez, el niño es bombardeado con trece mil anuncios en la televisión que le dice que los snacks están superricos y son mejores que una manzana o un bocadillo de jamón.
            También, hablando de químicos, la mayoría de los productos frescos que comemos ahora son productos que están modificados genéticamente para engordar y crecer más rápido. Seguramente hayan estudios en los que se demuestre que no afecta al cuerpo del ser humano pero creo que eso más todos los piensos y nutrientes especiales para hacerlos crecer también tienen la culpa. No defiendo a los snacks (aunque me encantan como a todos) sólo defiendo la idea de que quizá no sólo sea el hecho de esos azúcares sino de todo lo que ingerimos.
            Porque lo que más quieren conseguir con eso es población menos obesa.

    

    Login