¿No os encanta Halloween? ¡Decidme que no soy la única, por Dios! Aunque ahora que lo pienso detenidamente no sé por qué me gusta tanto, ni siquiera me disfrazo ni salgo a celebrarlo. Y no, sé lo que estáis pensando, tampoco decoro la casa…luego habría que quitarlo y me daría demasiada pereza…

Así que con el misterio de mi amor por Halloween aún sin resolver, vamos con lo que de verdad nos interesa. Y es que os he creado un top 10 de los mejores libros (y no tan conocidos) con el fin de hacer que esta fantástica noche dure un poquito más.

(Pincha en cada titular para ir al enlace de compra de cada libro)

Una cabeza llena de fantasmas

Este libro es una mezcla rara, pero de las que molan. En la historia se entremezclan narraciones, fragmentos de reportajes, entradas en un blog…etc.

Todo ello nos cuenta la historia de Marjorie, una niña que empieza a mostrar síntomas de esquizofrenia y su padre en un arranque de locura decide realizarle un exorcismo. Debido a los problemas económicos, esto se convertirá en un reality show, y quince años después, una escritora entrevistará a la hermana pequeña de Marjorie sacando a la luz miles de interrogantes sobre lo que ocurrió.

Y no lo tenéis que leer solo porque lo diga yo, también lo recomienda Stephen King y además es el ganador del Premio de Novela Bram Stoker.

El cementerio

¿Fans de Expediente Warren en la sala? Pues estáis de suerte porque esta famosa pareja de parapsicólogos cuenta con dos libros donde narran todas sus historias y casos reales que han inspirado las películas de Expediente Warren o Annabelle.

El cementerio cuenta casos reales de fantasmas y demonios, pero por si esto te sabe a poco, este mismo octubre se ha publicado Cazadores De Fantasmas, una segunda parte donde continúan con las historias de sus casos más sonados como la historia real de la casa de los horrores de Amityville. ¡Y con esta recomendación os lleváis un 2×1!

España Embrujada

La autora de este libro es Nekane Flisflisher, una youtuber con un canal que habla sobre casos paranormales propios e investiga sobre los temas más sonados. Y de todo esto nació su libro, España Embrujada, un recorrido por las mejores leyendas y lugares embrujados de nuestro país. Hace una distinción entre edificios embrujados, pueblos, hoteles, psiquiátricos… y lo mejor es que todo, todo ¡es de España!

A la caza de Jack el Destripador

Después de haber empezado fuerte con estas tres recomendaciones, vamos con unos títulos que, aunque no te hagan tener pesadillas, no te dejarán dormir, ¡pero de lo que enganchan!

Se trata de la historia de Audrey Rose Wadsworth, una chica que entre fiesta y fiesta victoriana se escapa al laboratorio de medicina forense de su tío. Allí descubrirá una serie de asesinatos que encajan a la perfección con el famoso Jack el Destripador que todos conocemos.

Y si este te gusta, ¡genial! Porque ya está su segunda parte publicada, A la caza del Príncipe Drácula.

Damas oscuras: Cuentos de fantasmas de escritoras victorianas eminentes

Y ahora vamos con un título de esos que hay que tenerlos en la mesita de noche para leer un poquito antes de dormir, pero sin agobiarnos, eh.

Este libro es un buen señor libro (casi 500 páginas), y nos relata (como su nombre indica) cuentos de fantasmas de escritoras victorianas. Tenemos a nuestra querida Charlotte Brontë, Mary Elizabeth Braddon, Mrs. Oliphant… en fin, un montón de autoras con relatos increíbles sobre cosas que dan un poquito de yuyu. Un libro genial para ir digiriéndolo poco a poco durante todo el mes. Ah, ¡y la edición es de 10!

Brujas y Nigromantes I: Hermandad

Ahora nos toca una recomendación de brujas, pero de las que no dan tanto miedo, de las que molan.

¿Qué pasaría si os dijera que las brujas existen y que se están paseando por Madrid tan tranquilas y que son como tú o como yo? Con sus problemas de millennials… ¡incluso con Tinder y todo! Pues así es, Raquel Brune nos sumerge en un Madrid paralelo con brujas, nigromantes, escuela de magia… Una historia que engancha por completo y genial para todo aquel que le guste el vibe de Halloween pero sin los sustos. Ah, ¡y la segunda parte sale en octubre!

Diez

Antes he preguntado por las fans de Expediente Warren, pero ahora pregunto por las de Scream, porque dejamos de lado los espiritus, brujas y posesiones para adentrarnos en otro tipo de terror…

Diez es una historia que engancha como la que más, (doy fe, porque me la leí en apenas dos días) y veréis que tengo razón en cuanto os la resuma: una casa en medio de la nada, una fiesta antes de empezar la universidad, diez amigos y un muerto…y obviamente, un asesino. ¿Suena bien, eh?

El gran libro de las casas encantadas

Si lo vuestro no es tanto la ficción y os van más los casos reales como los de los Warren o España Embrujada, aquí os traigo una recomendación del mismo estilo. Una recopilación de las mayores casas encantadas de la historia. Algunos de los casos archivados en el libro son: la casa de las Siete Chimeneas, los fantasmas del Reina Sofía o el mismísimo caso Vallecas que inspiró la película Verónica disponible en Netflix y que, por cierto, me sorprendió bastante.

Están aquí. Son los otros

El autor de este libro es colaborador de Cuarto Milenio, un programa que me encanta y que pocas veces puedo ver porque me da miedo verlo sola (sí, suena triste, lo sé). Y al igual que el anterior este también narra hechos reales. En esta ocasión, el libro se centra en casos de cientos de personas que han vivido un encuentro sobrenatural. En definitiva, es un libro muy interesante sobre casos y leyendas que el autor ha ido investigando a lo largo de diez años.

Desaparición en la Roca del Diablo

Y mi última recomendación es esta, una novela de ficción recomendada por Joe Hill (hijo del mismísimo Stephen King), cuyo autor casualmente es el mismo que el de Una cabeza llena de fantasmas.

En esta ocasión, Paul Tremblay nos introduce en un thriller psicológico más que en una novela de terror. La trama se centra en la desaparición de un niño de 13 años, Tommy Sanderson y en cómo su madre, Elizabeth Sanderson comienza a tener extrañas pesadillas relacionadas con su desaparición.

Alejandra Aliaga.