Amor & Polvos

7 señales de que tu churri es egoísta en la cama

Versionando un poco la frase de la gran Dakota… «Del machismo se sale, pero del cementerio no», y es que hay muchas conductas sexistas que tenemos súper interiorizadas y no nos damos ni cuentas, sobre todo en el terreno sexual. Estaréis de acuerdo conmigo en que la sociedad (ejem, el porno) expone a las mujeres como simples objetos que proporcionan placer, y al final esa creencia se interioriza y pasa lo que pasa.

Hoy os traigo 7 señales de que vuestro churri es egoísta en la cama para que se lo digáis con toda la calma, lo habléis y si no cambia portazo en la cara, que la vida muy corta y el buen sexo muy molón.

1. Va directo al mete-saca

Puedo entender que aun tío le ponga a tope meter su rabo en caliente, pero el sexo es muchísimo más que la penetración. El problema es que conciben el sexo oral, la masturbación y cualquier cosa que no implique mete-saca como preliminares, separandolos del sexo y dejándolos en un segundo lugar. Esto no es así, amiguis.

2. Cuando se corre, se acabó la función

Y a veces eso significa echar un polvo conejero de 3 minutos en el que tú no te has puesto ni cachonda. Esto ocurre porque se piensan que la finalidad del sexo es SU placer, y cuando lo consiguen ponen punto final al encuentro. El culmen del egoismo sexual, vaya.

3. Jamás te pregunta ni se preocupa por tu placer

Llamadme loca, pero cuando le como la polla a un tío o cuando estamos haciéndolo me gusta preguntar de vez en cuando si le está gustando (tampoco demasiado, lo justo para saber si el movimiento o la postura es de su gusto), así que espero lo mismo. Un poquito de comunicación no hace daño a nadie.

4. No te comería el coño ni aunque supiese a caramelo

«Es que sabe/huele mal», «es que nunca lo hago porque me da asco», «es que no sé hacerlo»… Pero vamos a ver muchacho, ¿tú te crees que a ti la polla te sabe a kinder bueno? Que yo entiendo que digas eso si la muchacha en cuestión lleva días sin lavarse el potorro o si tiene una infección de agarrate y no te menées, pero no me valen las excusas cuando delante de ti hay un coño bonico. Y bueno, si de todas todas no te gusta por lo menos no me exijas que te coma a ti el cipote.

5. Sólo quiere follar siguiendo determinadas posturas que a él le molan más

Traducción: se la suda tu placer mientras él esté disfrutando.

6. Sólo quiere que lubriques para que te entre mejor su rabo

Si nada más empezar te suelta un escupitajo en el coñamen para poder metertela rapidito, es que para él eres un coño ambulante. Es triste pero cierto. ¿Tanto les cuesta esperar unos minuticos y darle a la lengua, a las caricias o simplemente un par de morreos?

7. Insiste para hacerlo incluso cuando a ti no te apetece un cagao’

Todas (o casi todas) nos hemos topado con algún tío que nos ha insistido e incluso hecho chantaje emocional para follisquear cuando no nos apetecía nada, y si eres un poco insegura sueles caer y hacerlo. Si no quieres hacerlo, no lo hagas, y si le molesta que le den por culo y se compre una muñeca hinchable.

¿Has estado con algún tío egoísta en la cama?

Compartir:

Comentarios están cerrados.

Login