Belleza

8 tips para pieles cansadas que probablemente no conocías

Desde que tengo uso de razón, siempre he sido bastante ojerosa y mi piel nunca ha lucido luminosa, jugosa y descansada. Tras un pastizal en cremas, sérums y otros potingues, he asumido que es por genética. Por eso me voy a ahorrar el consejo de “dormid bien”, ya que esto (al menos para mí) poco tiene que ver con la cantidad de tiempo que paso en la cama.

Me voy a centrar en unos cuantos truquis y productos que he descubierto y aunque por si solos no hacen milagros, en combinación son lo más.

  • El aceite de árbol de té

Muchas personas conocen la propiedad anti-acné del aceite de árbol de té, pero este producto tan famoso sirve para otra cosa… Resulta que además de anti-bactericida, también es antiinflamatorio. Por eso es ideal cuando te acabas de despertar y tienes la cara congestionada (o cuando estás medio mala). Mezcla un par de gotitas en tu crema hidratante habitual y… ¡Magia!

Puedes comprar este aceite en cualquier herbolario, tienda de belleza o en el mismísimo Mercadona.

Aceite de árbol de té de Optima.

  • Mete tu crema hidratante habitual en la nevera

Muchos profesionales de la belleza hablan del efecto frío en nuestra piel. Algunos van más allá y recomiendan pasarnos un cubito de hielo por el rostro para descongestionarlo. Yo no llego hasta ese punto, llamadme loca pero paso de torturarme por tener una cara menos fatigada. Lo que sí hago es meter mi hidratante y mi contorno de ojos en la nevera, así cuando me los pongo me despierta la piel y favorece la circulación del rostro.

  • El suero fisiológico es tu nuevo mejor amigo

Algo que nos hace parecer fatigados son los ojos secos y rojos, además son muy molestos. A mí siempre me han llorado mucho, y yo pensaba que era porque son sensibles. Fui al óptico y me explicó que era porque los tenía secos, en parte por abusar de las lentillas. Como solución me dijo que usase suero fisiológico de vez en cuando para hidratarlos. Adiós a los capilares rojos y a las lágrimas-destroza-eyeliners.

  • Para el contorno de ojos hay dos productos que son TOP

De noche yo uso el contorno de ojos de aguacate de Martina Gebhardt. Hidrata un montón y es un clon low-cost del de Kiehls.

De día uso el contorno miracle eye-cream de Garnier. Como tiene un poco de color, sirve como prebase.

  • Di sí al agua termal

Sirve para todo: calma la piel irritada, da jugosidad al maquillaje cuando llevas unas horas con él, lo fija cuando te lo acabas de aplicar, hidrata ligeramente… Desde que la uso no puedo vivir sin ella.

Mi favoritas es la de Avène de toda la vida (cunde mucho).

  • No sólo importa la crema, sino cómo te la aplicas

Aplícate la hidratante facial dándote un masaje ascendente para favorecer la circulación del rostro. Desde el centro de la barbilla hasta la frente masajeando con mucho mimo la piel. No seáis brutas, que nuestra piel es delicada (sobre todo el contorno de ojos).

  • Busca bases que no acartonen

Nada da más aspecto de cansada que una base de maquillaje ultra mega mate que se acartona a lo largo del día. Aunque tengas la piel grasa, busca una base que te vaya bien sin resecar el rostro. No tienes porque renunciar al acabado mate, pero sí que debes hidratar bien la piel antes de aplicar la base. Tener acné y poros dilatados no está reñido con una buena hidratación, doy fé.

Esta de Bell es una maravilla (tanto para pieles grasas como secas).

  • Un poquito de blush en el lugar más inesperado

Un truco que tiene más años que la polka es aplicar un poquito de colorete o bronceador en el puente de la nariz. Ese es el lugar en el que nos da más el sol en veranito y da un aspecto de salud y moreno súper bonito. Yo lo que hago es aplicarme un poquito de colorete en polvo ahí y cuando salgo, retoco con un labial para no llevar ocho mil cosas de maquillaje en el neceser.

Cuéntanos tus trucos en comentarios. ¿Has probado alguno de estos?

Compartir:

Login