Las rupturas son muy relativas y no dependen sólo de cómo las afronta cada persona sino también de cómo haya sido la relación y su intensidad. Si quieres saber más o estás atravesando un mal momento, te recomiendo leer el artículo que María Esclapez publicó hacia un tiempito.

Podemos identificar varias fases que toda ruptura suele tener, y quiero ayudarte a superarlas y empoderarte con estas canciones, para que no acabes como Bridget Jones cantando All by myself llorando en pijama.

Primera fase: negación.

No puedes creerte que la relación haya terminado. Pero chica, tienes que hacerlo y cuanto antes mejor para pasar página. Por eso te recomiendo escuchar la canción de Se acabó de María Jiménez (tradicionalita, para empezar bien) y así que te vayas concienciando de que, si esa relación ha terminado es porque las cosas así van a ir mejor, y dé comienzo tu nueva vida.

No me vengas con pamplinas,

Ni me pidas que te ayude,

Cuando te necesitaba, yo jamás a ti te tuve.

 

Segunda fase: dolor, rabia, tristeza y culpabilidad.

Es normal llorar y estar tristes, pero vamos a intentar dejar de culparnos y alegrar un poco el cuerpo con música. Shake it out habla sobre los remordimientos y la culpa, pero sobre todo, del perdón a una misma. Así que quedémonos con este mensaje.

Shake it out, shake it out, ooh whoa

And it’s hard to dance with a devil on your back

So shake him off, oh whoa.

 

Tercera fase: aceptación.

Poco a poco te das cuenta de que no era para tanto y que, aceptémoslo, soltera no se está nada mal. Piensa en tus nuevas posibilidades…

Anticipabas un futuro catastrófico,

Hoy pronosticas la revolución sexual.

 

Cuarta fase: nostalgia.

Nuevamente una fase de tristeza y echar de menos a nuestra ex pareja pero con un dolor mucho menos más intenso que en las primeras fases. Podemos permitirnos de nuevo soltar lagrimilla, pero en su justa medida. Para hacerlo con buena música de fondo nos ponemos esta canción de Zahara:

No me esperaba,

Que quien provocó,

Todos los incendios sería quien,

También los apagó.

 

Quinta y última fase: aceptación.

Como anticipaba el anuncio: Veo una vida nueva, tú no estás en ella. Nos hacemos por fin a la idea de que, todo lo que pasa, pasa por algo. Comienza una nueva etapa en tu vida, habrá tiempo para el amor en el futuro. Y si no, tranquila: tú eres el amor de tu vida.

Otro amor vendrá,

Porque voy a dedicarme a vivir sin ti,

Voy a ser feliz.