Sex & Love

El miedo a sentir

Querer con un clic. Flirtear con un me gusta. Rechazar con un movimiento de dedo sobre la pantalla. Esconder mi vida en una pantalla. Ver mi mundo sólo con un filtro.

Así no hay dolor. Así protegemos el corazón. Así nos anestesiamos el alma.

Dame placer momentáneo, fast sex a golpe de pantalla. Protege tu yo narcisista. No te atrevas a sentir así, si no te expones, no sufres. Si no se puede fallar en la vida, tampoco seamos  fracasados en aprender a sentir.

Cada vez más, buscamos lo fácil. Lo adaptable, que no nos suponga un esfuerzo. Y terminamos con los sentimientos entumecidos por no usarlos, pero imagina lo triste que es tener algo bonito y por miedo a caer, no llegar nunca a usarlo.

Piensa en esos pájaros que se caen del nido aprendiendo a volar. Empujados, agitan sus alas desesperados. Y caen, se golpean. Pero lo vuelven a intentar, una y otra vez hasta que logran algo mágico: volar. Y no, no tenemos alas para volar. Pero podemos sentir: ilusionarnos, amar, llorar, querer, soñar… ¿Hay algo más parecido a volar?

Hemos pasado a tener miedo a que la vida nos decepcione, a que la pasión nos desborde y antes de que comencemos a sentir, huimos. Huimos como cobardes dejando el alma amoratada, llena de esos sentimientos golpeando deseosos de salir y encerrados en una jaula oscura.

Hay quien ve en llorar, un símbolo de debilidad. Pero llorar para mí, es símbolo de valentía. De atreverse, de intentarlo. De fracasar y aprender. De levantarse.

Caer del árbol y agitar las alas con fuerza, con desesperación, con miedo. Sí, puede haber dolor. Pero tras el vértigo de la primera caída libre llegará el día en que se planee por gusto.

No quiero sentirme con la ilusión, el miedo o el amor amarrados. No quiero decidir y basar mi vida a golpe de clic. No quiero que sólo me rechacen o me acepten por una foto y una descripción. Quiero valer más que un me gusta, más que deslizar el dedo a un lado u otro de la pantalla.

Quiero atreverme, fracasar, soñar y caer para volver a intentarlo. Porque para eso podemos sentir. No quiero sentimientos entumecidos. Quiero usarlos. Que sean mis alas y aprenda a volar.

Estoy lista, quiero volar por puro placer.

 

Imágenes: Pexels

Compartir:

Login