Cultura

7 motivos por los que ‘Euphoria’ es una de las joyas de 2019

No tengo remedio, a pesar del paso de los años y de mi evolución como persona que intenta (o pretende) madurar, no puedo dejar pasar una serie con trama adolescente. Ya sea por el sentimiento que me genera el rememorar aquellos maravillosos años, o sencillamente por reencontrarme con una etapa en la que cualquier nimiedad era un problemazo, servidora es adicta a las series de teenagers. Lo confieso.

Desde la archiconocida ‘Compañeros’ (de la que espero hablaros muy prontito tras haberla visionado al completo recientemente), pasando por cualquier drama del estilo de ‘Dawson crece’ o ‘One Tree Hill’, es dar con un guión ambientado en un instituto y hacerme los ojos chiribitas. Y este año parece haberme tocado el GORDO (así, con mayúsculas) porque la llegada de la grandiosísima ‘Euphoria’ no ha hecho más que encandilarme y asentar esos cimientos que declaraban que la adolescencia es una etapa muy grande.

HBO se lanzó de lleno a la emisión de esté serión que, por si no lo habéis hecho ya, deberíais devorar sin perder ni un solo detalle. Seas millenial o viejoven, te gusten o no las series… ‘Euphoria’ es esa obra maestra que debería estar presente en cada filmoteca. ¿Queréis más motivos? Pues por aquí os los dejo.

Por Zendaya y su papelazo como prota

Ella, la joven en torno a la que gira casi toda la trama. Una chica nacida tres días después del 11S, que ha tenido una infancia marcada por la tragedia y que ha consumido todo tipo de drogas. Una mujer a la que amar sin medida, con la que ser feliz ante sus logros y con la que llorar en cada ataque de pánico frente a la realidad. Rue, que así se llama la protagonista, marca un estilo único que nos demuestra una vez más que aquellos cánones de antaño han cambiado, y mucho.

 

Por Jules, la adorable Jules

Es imposible no amarla y conectar con ella al doscientos por cien. La modelo trans Hunter Schafer da vida a este personaje repleto de detalles y fantasía. En ocasiones como un recuerdo de sus propias vivencias, tal y como declaró a los medios Hunter, este papel le ha permitido demostrar al mundo la realidad trans hoy en día. En la serie conocemos a una Jules dispuesta a sacar a Rue de ese entramado de drogas y adicciones, pero sobreviviendo además a sus propios y dantescos problemas.

Por Kat, o mejor dicho, por Barbie Ferreira

Es sublime, con cada letra, subrayado y en negrita. Ella toma el rol de Kat, esa estudiante curvy amiga de las más guapas del insti pero que no deja de ser la mojigata del lugar. Harta de todo, da un giro de 180º a su vida convirtiéndose en una diva del sadomaso online. SPOILER ALERT, en uno de los capítulos finales la señora Ferreira se marca un momentazo brutal pisando fuerte a través de los pasillos de un centro comercial y yo misma me quise morir en ese instante.

Por la música, obvio

El cine, las series y el mundo de la televisión en general no serían nada sin una buena banda sonora, pero es que en ‘Euphoria’ todo está tan sumamente hilado y premeditado que hasta las canciones de cada escena son imprescindibles. Temazos más o menos conocidos, pero cuyos ritmos y letras casan a la perfección con el instante vivido. Pelos de punta a cada segundo y lágrimas en los ojos en más de una ocasión. Este seriazo es un regalo para los ojos y para los oídos.

Por el color

Yo que no soy ninguna experta en cine puedo decir muy segura que los planos, los colores y los movimientos de cámara de esta producción tampoco son cosa del azar. Hablar de un tema tan duro como la drogadicción en adolescentes ya no es moco de pavo, pero encima hacerlo en una ambientación grisácea, lluviosa, húmeda, agónica… es demasiado. Muchos de los capítulos se terminan con un pesar y una empatía tan bestia que durante varias horas no puedes dejar de pensar en qué será de Rue, Jules, Cassie o quien sea en los próximos días. Y no, no me he vuelto loca, lo juro.

Por mostrar la verdad

He leído opiniones que reprochaban a los creadores el haber ido demasiado lejos con ciertas tramas, que la realidad no es tan cruda como la pintan, que menudos exagerados. Pero lo cierto es que si bien hay de todo en todas partes, estoy más que segura que desde que una treintañera como yo iba al instituto a ahora, las cosas han cambiado un huevo. La sociedad da una vuelta y lo que quizás antes era una barbaridad para algunos, hoy es de lo más habitual, y aunque ni todos los adolescentes se drogan ni todos tienen affaires sexuales hiper atrevidos, pongo la mano en el fuego porque la percepción de temas como la sexualidad y los problemas, es bien diferente a hace veinte años.

Por dar visibilidad sin tabúes

Asuntos que hasta hace poco parecían vetados a la realidad. La drogacción, el mundo trans, la homofobia, el sexo adolescente, el alcoholismo, la violencia machista, los malos tratos… En cada uno de los capítulos de ‘Euphoria’ se destaca la historia personal de alguno de los compañeros y compañeras de instituto de Rue, y junto a ellos descubriremos que detrás de ese estudiante más o menos sobresaliente se esconden un millón de historias aterradoras. Era el momento de que alguien agitase la pancarta frente a nosotros demostrándonos que estas cosas pasan y no solamente en el cine, no solamente a los adultos, y que muchas veces los problemas de los adolescentes nacen en el propio seno de sus familias.

La primera temporada ya está disponible al completo en la plataforma online de HBO. Han prometido una segunda (y última) remesa de la fantástica historia de Rue. Por aquí la esperamos como agua de mayo, y mientras tanto nos tocará revisionar e imaginar el desenlace de esta obra maestra.

Mi Instagram: @albadelimon

Compartir:

Login