Hace un par de finde volví a Madrid para ver a la Chuchi y me llevaron a sitios tan geniales que he decidido hacer un TOP 5 de los restaurantes/bares que más me gustan de la capi.

1. El Columpio (Caracas 10, Madrid). Me llevó para comer mi amiga Maite y al entrar quise quedarme a vivir para siempre. Es un restaurante con toques mediterráneos. Tienes la zona restaurante, la zona de barra y la zona chill out. La decoración es impresionante, todo está cuidado al detalle y el personal es muy muy atento. Me gustó porque la carta tiene propuestas bastante healthy, si estás a dieta encuentras bastantes cosas con las que puedes ‘cumplir’ y no sentirte como un cochinillo.

El_Columpio-14-621x413

Empezamos por los Raviolis de gamba fresca (con crema de marisco y cebolla frita). Al decir raviolis pensé que serían los típicos de pasta, pero nada de eso monadas, la gamba está cortada de tal manera que envuelve el interior y hace el papel de ‘pasta’. Tremens. Seguimos con un pulpo braseado que quitaba el sentido, y unas vieiras con su coral y su crema de alcachofas.

Pulpo braseado - El Columpio

El_Columpio-27

De segundo Maite optó por un Rodaballo con salsa de limón y yo po el Tártar de atún rojo con aguacate (cada vez que recuerdo ese plato os juro que babeo). Después de acabarnos todo, ‘pecamos’ con su tarta Red Velvet. De verdad, IMPOSIBLE resistirse, tienen unas tartas caseras que vas viendo expuestas mientras comes y solo vas pensando en cuál vas a pedir nada más acabes.

10801869_1520604668212805_7033570594128581510_n

2. Pez Tortilla (Pez 36, Madrid). Si lo que quieres es algo más tradicional para ir con los amichis antes de salir, el Pez Tortilla es el lugar ideal. Se centran en los dos platos principales de la gastronomía española: la tortilla y las croquetas. Ay omá qué ricas. Tortillas

Tortilla de cebolla caramelizada, de brie trufado y jamón, de queso azul con nueces… una locura. Y las croquetas no se quedan atrás: pisto manchego, langostinos al ajillo, de morcilla e Burgos… Y todo acompañado de una carta de más de treinta cervezas artesanales. Vegan are welcome!

3. Bolero Meatballs ( Calle de las Conchas 4, Madrid). De este sitio estoy orgullosa no, lo siguiente. Lo llevan dos chicas preciosas que valen oro, May y Nina, que decidieron ponerse a hacer albóndigas como locas. Declaran: WE LOVE BACON (Un saludi, querida OMS).

bolero

¿Que por qué amo Bolero? Porque, además de que May es una ratita ideal (y su marido mi madrileño preferido), servir bocadillo de albóndigas es hablar de comida nivel DIOS. Recomendadísimo para ir el día de tu cheatmeal y ponerte fina filipina, y si tienes pelotas pide tus albóndigas con la salsa picante ‘Fireball’. Imprescindible ir con tiempo, siempre está lleno de gente porque estas chicas lo parten. 11169206_429694547239219_4589232428608246587_n4. Macera TallerBar ( Calle San Mateo 21, Madrid). Me llevaron para beber, pero no esperaba algo así. Soy muy fan de un buen gin-tonic, así que al abrir la carta y ver que no había ni una marca, me quedé loca. No entendía, y me lo explicaron.

11707659_470060306500062_97718565555127502_n

Macera destila ginebra, vodka y ron, añadiéndole ingredientes que dejan su esencia en el líquido (después de una temporadita). Así que estamos ante un garito que sirve copas propias a precios muy de puta madre. Mi recomendación: el Gin-tonic con esencia de Pepino. ¡Necesito volver!

12009706_498102723695820_7253478034540248911_n

5. Mamá Framboise (Calle Goya 5-7, Madrid). Una boulangerie/pâtisserie francesa que me dejó con la boca abierta. Pensé que estaba en Versalles con Maria Antonieta tomando té con pastas (aunque en vez de té, preferimos champagne). 10246368_722810067771662_1601321063831216730_nLa decoración exquisita y el ambiente familiar, y cuentan con un espacio privado para celebraciones. Muy recomendable su bretzel de arándanos. Yummy! bretzel-de-arandanos

Y hasta aquí mi experiencia gastronómica como catalana en Madrid.

¿Tenéis vuestros sitios favoritos en Madrid? ¡Contadnos!

loading...