Amor & Polvos

Ligo más con filtro de hombre que siendo mujer

La movida empezó el viernes pasado.

Vi a una de las fundadoras de esta web hacer stories con un filtro nuevo de Snapchat. Entré en Instagram, me salieron sus stories y me asusté porqué pensé que le habían hackeado la cuenta y había un fulano hablando a sus seguidores.

Cuando vi que solo era un filtro y que la jodía estaba igual de tremenda de mujer que de hombre, decidí bajarme la app y probar.

No puedo ilustrar este posts con mis fotos porque tengo una reputación que guardar, solo os puedo decir que estoy tan bueno de hombre que hasta yo misma flipé.

Me puse a jugar con el filtrito, grabé unos vídeos y me hice algunas fotos. Seguidamente fui a mi perfil que solo uso para temas random y subí los vídeos. Soy arquitecta y me encantan subir fotos de edificios o estancias que me gustan, no tengo fotos mías personales, es todo muy impersonal y nunca he hablado con nadie más de 3 frases.

Me escribió mi hermana para llamarme gilipollas seguido de muchos XDDDD, mi madre para decirme que me parezco a mi hermano mayor y mi hermano mayor para decirme que ojalá haber salido chico para haber tenido más apoyo moral en una casa llena de mujeres.

Al cabo de 2 horas miré el móvil y veo un mensaje de una chica en Instagram. Me dice que le encanta mi cuenta, que hace mil que me sigue y que tengo muy buen gusto. Le doy las gracias y al meterme en el suyo veo que es muy parecido al mío y no tardo ni 2 segundos en darle al follow back.

A continuación, ella me da likes a fotos de hace años, yo empiezo a mirar las de ella y veo una obra de uno de mis arquitectos de referencia y le escribo para decirle que tiene muy buen gusto. Seguimos hablando de arquitectura, de la vida en general, me dice que es de Valencia como yo y que sería genial ir a tomar algo.

Me parece una idea cojonuda y me ofrece un café esa misma tarde. Acepto encantada pensando que voy a tener una nueva compi con la que hablar de frikadas varias de arquitectura y estoy muy contenta.

Acudo al encuentro con ella, entro al bar donde habíamos quedado y la veo. Me acerco a ella con una sonrisa enorme, le digo un HOLA, me siento y ella me mira con horror.

– ¿Quién eres?

– Jajaja, cómo que quién soy? Hemos quedado.

– No, yo he quedado con un chico arquitecto de instagram.

– No, yo he quedado con una chica arquitecta de instagram.

– Es imposible, he visto unos vídeos tuyos esta mañana y por eso te he escrito.

ME QUIERO MORIR.

Sí, doy tanto el pego con la app que la tipa se confundió y lo que yo creí que era hablar de gustos comunes era LIGAR.

Las dos nos partimos de risa, nos tomamos el café y ahora tengo una nueva «amiga».

VIVAN LOS FILTROS DE SNAPCHAT.

Una que usó un filtro muy real.

Anónimo

 

Foto destacada

Compartir:

Login