Mi hija es mi mejor amiga ¿por qué a tanta gente le molesta?

 

Uno de los orgullos más grandes de mi vida es la relación que mantengo con mi hija.

No me importa quedar de repolludita. Lo digo como lo siento, porque de verdad que me siento una afortunada en ese sentido. No me dedico a ir por ahí pregonando lo bien que nos llevamos ni nada por el estilo. En realidad, no es necesario que haga alarde de ello; nuestros actos hablan más de nuestra relación que nosotras mismas.

Por tanto, si se tercia o me da la gana, así lo digo: Mi hija es mi mejor amiga. Ahora bien ¿por qué a tanta gente le molesta?

Que ya no sé si lo que les molesta es que una madre y su hija se lleven de fábula, o que definan su relación como una amistad, en lugar de una relación maternofilial.

Mi hija es mi mejor amiga ¿por qué a tanta gente le molesta?

Foto de Elina Fairytale en Pexels

He tenido que escuchar muchas veces, de personas cuya opinión me importaba y de otras que no, que los hijos necesitan una madre, no una amiga. Y yo siempre he pensado que esas dos figuras no tienen por qué ser excluyentes.

Yo he sido y soy la mejor madre que he sabido ser para mi hija. Sigo esforzándome cada día en ejercer ese rol de la mejor manera posible.

Pero mi hija ya no es una niña ni una adolescente, es una mujer. Mi función como educadora ha terminado. Más de dos décadas después de su nacimiento, pocas enseñanzas y valores me quedan por trasmitirle. En mi humilde opinión, lo que me queda desde hace un tiempo y hasta que la vida nos lo permita, es estar a su lado. Darle consejo cuando me lo pida y, en ocasiones, quizá también cuando no me lo pida. Me queda amarla incondicionalmente, preocuparme por ella, cuidarla y estar a su lado en cada paso del camino.

 

Mi hija es mi mejor amiga ¿por qué a tanta gente le molesta?

 

No creo que mi concepto de nuestra relación y de mi papel en ella difieran demasiado del concepto y las características que se le suponen a la amistad.

Y si estamos de acuerdo en que tal cosa se puede llegar a definir como amistad, decir que mi hija es mi mejor amiga, no me parece algo como para llevarse las manos a la cabeza.

Soy muy consciente de que quizá no sea lo más habitual, que una madre y una hija pueden tener una relación maravillosa sin que esta pueda definirse como amistad. Pero en mi caso es así y no me apeo.

Nosotras siempre hemos congeniado muy bien, nos hemos tenido total confianza y una gran complicidad, lo cual se fue haciendo más y más evidente conforme ella crecía y maduraba. Con los años hemos ido viendo que tenemos formas de pensar muy parecidas, que compartimos gustos y aficiones, que no hay nada que no podamos hablar, que somos felices haciendo cosas juntas. Y, lo más importante, que siempre estamos ahí la una para la otra. Tanto en nuestros papeles de familia, como en el de amigas.

Mi hija es mi mejor amiga ¿por qué a tanta gente le molesta?

Foto de Elina Fairytale en Pexels

Si eso no es amistad, que baje dios y lo vea.

Entonces ¿dónde está el problema? ¿Por qué siento que se me juzga como madre? ¿Por qué está mal que mi hija sea mi mejor amiga? ¿En qué le perjudica? ¿Por qué a tanta gente le molesta? ¿Por qué me tachan de inmadura y de tóxica? ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?

Mi hija es una chica independiente, tiene su vida y es una persona muy sociable, por lo que tiene muchas más amistades. Si me preguntaran quién es su mejor amigx, se me vendrían a la cabeza un par de nombres, y ninguno es el mío.

Y no me importa absolutamente nada. No hay desequilibrio, solo hay una madre que también es amiga y que también tiene más amigos. Pero es que si una de ellas encima es mi hija y mi persona favorita en el mundo ¿cómo no voy a considerarla mi mejor amiga?

 

Anónimo

 

Envíanos tus historias a [email protected]

 

Imagen destacada de Elina Fairytale en Pexels