Lifestyle

Pues mira, yo no me pienso poner a dieta después de Navidad

Se acabó al fin la Navidad, esa época odiosa donde debes de ser feliz si o sí y donde tienes que comer 8000 calorías al día para estar integrado en grupo sino te miran todos mal. Pero… una vez acabada esa época toca adelgazar, porque sino tampoco perteneces al grupo y te vuelven a mirar aún peor.

Resulta que después de las fiesta hay una oleada de histeria colectiva donde todo el mundo ha de ponerserse a dieta e ir al gimnasio. Primero porque son uno de los propósitos que más gente se hace (ahora entiendo porque me aburre tanta gente, así en general) y segundo porque es por tu salud.

¿Qué hago yo aquí con el hambre que tengo?

Vaya que si eres gordo de antes no creo que porque no adelgaces en este mes te vaya a dar un infarto si llevas diez años con el mismo peso. Y si eres delgado y te has engordado tres o cuatro kilos, pues entonces seguro que tú si mueres. Tu cuerpo no está hecho para eso y tu vida está en grave peligro, te lo digo desde ya, luego no te quejes que no te he avisado.

Pero ¿ y qué hacemos con los restos de Panettone, de Suchard y de algún polvoron que queda en casa? ¿Los tiramos? Tirar comida está muy feo, hasta mi abuela lo decía. Tendremos que acabarlos y luego ya si eso nos ponemos a la otra semana.

No me tiréis a la basura, tenemos sentimientos y sólo salimos de la caja una vez al año.

No digo que la gente no tenga derecho a ponerse a dieta o no, por mi que hagan lo que les de la gana, pero esa ansiedad de quitarse los kilos en 15 días no es normal, es moda, postureo, pero normal no es. Que no hace falta que desaparezcan tan rápido.

De hecho no querría yo fastidiar (es mentira, sí quiero) pero yo creo que aún no te ha dado tiempo a engordar todo lo que te has comido estas fiestas, ya que el día siete te comiste seis trozos de roscón de reyes y aún estas haciendo la digestión. O sea que tu peso de hoy va a aumentar en cuanto tu organismo procese eso, si puede. O sea que no puedes adelgazar cuando aún estás en proceso de engorde.

Hay anuncios por todos lados “Pierdes los kilos de navidad en sólo tres días”, “Haz ocho horas de gym al día y come solo piña y en una semana no te apretarán los pantalones”… Queridos los pantalones me aprietan desde los 90 ¿creen ustedes que en una semana lo van a lograr?

Y luego en Instagram que cada dos stories te sale una publicidad de una mujer ( porque siempre son mujeres, los hombres en Navidades no engordan, es un hecho) con una barriga enorme y corriendo y en seis semanas tiene la barrigas con más cuadros que una tableta de Suchard y pesa 80 kilos menos. Y tan solo bajándote una app de pago claro.

Y sino los miles de mensajes que recibimos cada semana de esas personas tan agradables y que tanto se preocupan por nuestra salud que empiezan tal que así:

Pablo Coelho, esto sí es autoayuda y no lo tuyo.

– Hola, gracias por seguirme (perdón un inciso, yo no te sigo, te has equivocado. Pero claro ellos a lo suyo y siguen) ¿Quieres quitarte los kilos de navidad en solo siete días?
– Pero chica ¿has mirado mi perfil?, no ves que yo ya llevaba acumulación de la navidad pasada y de las 20 anteriores , ¿cómo me vas a quitar 20 kilos en 7 días? ¿estamos locos?
– Puedo ayudarte a cambiar tus hábitos (Ellos les respondas lo que les responda siguen a lo suyo, yo creo que los programan y no saben decir nada más que ocho o diez frases a lo sumo).
-¿En serio puedes ayudarme a dejar de trabajar 8 horas? Vale acepto, acepto.
– No, solo tienes que tomarte tres batidos verdes al día y andar 8 horas por lo menos.
– Pues vaya mierda, prefiero ir a trabajar, gracias.
– No, no, pero de verdad puedo hacer que cambie tu vida. Vas a ser mucho más feliz y estarás mucho más contenta.
– ¿Ah sí? ¿Me vas a dar 10 millones de euros y a Jason Momoa?
– No, solo batidos.
– Oye y un psiconanalista no te iría bien…
Y me bloquean.

Hace un minuto me querías…

Así es que nada, que yo no me pienso poner a dieta después de fiestas, porque me parece un absurdo hacer algo porque la sociedad así lo dicta. Y porque creo que si uno se quiere quitar unos kilos es mejor que lo haga controlado por un médico, haciendo algo de deporte y comiendo sano. Y si un día se la salta y se come unos macarrones tampoco hay que flagelarse. Pues al día siguiente se sigue y punto, que esto no es una competición. Que todas esta dietas milagro que nos venden no son sanas, que luego tienen efecto rebote, y que ¿donde está la ley que dice que te tienes que quitar en 15 días lo que llevas comiendo un mes? pues yo me la salto, mira me gusta pasar de las normas. Que parecen los juegos del hambre, ¿el que quede gordo muere o cómo va?

Compartir:

Login