Me las compré porque tengo el pelo rizado, me he iniciado en el método curly y fue lo primero que me dijeron que era indispensable tener. Y sinceramente: what a descubrimiento. Me lo compré para no despertarme siendo un león y resulta que es buena para prácticamente todo. 

Son unas fundas 100% de microfibra, increíbles al tacto que sirven para cuidarte tanto la piel como el pelo. Ahora en verano han sido un acierto total porque son MUY fresquitas, si haces lo de darle la vuelta a la almohada en mitad de la noche flipas porque parece que te has mudado a Arendel durante unos segundos.

Además de eso absorben el sudor que da gusto, son transpirables y suaves. Están testadas bajo las garras de mi señora gata y ni un enganchón llevan hasta la fecha, se limpian super bien y no retienen pelos, caspa o motas de polvo, con darles un par de golpes cae todo lo que tengan encima, no se pega nada de nada.

Justo estas no tienen cremallera, el sistema de cierre que tienen es el tipo sobre, cosa que agradezco muchísimo porque no se mueven de su sitio y no hay posibilidad de que se rompa, se atasque o se enganche: punto a favor.

El día que llegan de la caja de Amazon están arrugadas, pero si les das un planchazo estas desaparecen enseguida, si son del tamaño adecuado no vuelven a aparecer jamás.

Son buenísimas para evitar el encrespamiento, el sudor y son muy agradables a la piel.

Además son altamente recomendadas para las personas alérgicas, ya que son hipoalergénica, previenen el crecimiento de  ácaros del polvo, alérgenos y bacterias.

Están disponibles en distintos colores y tamaños, yo me he cogido estas porque tengo las almohadas de Primark y van perfectas, en color blanco porque ahora voy de minimalista y me da gustito cerebral tenerlas a juego con las cortinas.

Con una mano en el corazón: pruébalas. Nada que perder y mucho que ganar, ya me lo agradeceréis la primera noche que las uséis, ¡de nada!

¡Puedes comprarlas aquí!

 

 

Post NO patrocinado

Enlace de afiliado