Hermanas peludas, las que nos seguís de hace tiempo sabéis que si hay un bicho electrónico que nos cambió la vida a algunas Loversizers, ese fue las máquinas de fotodepilación casera. En especial la Lumea de Philips de la que llevamos siglos hablando sin que nadie nos pague ni un duro por ello.

 

Si la quieres para regalo de Reyes, ahora la tienen con descuento

 

Os la recomendamos en su día porque realmente fue un antes y un después para mi como peluda y necesitaba compartirlo con el mundo. Y sé que sois muchas las que acabasteis comprándola y nos lo habéis agradecido todos estos años.

Pues bien,  los señores de Philips tienen una nueva Lumea y nos la han mandado para probarla. Porque saben que la amamos y la llevamos recomendando por la cara todos estos años, saben también que somos las más indicadas para probarla y contaros todas las novedades.

 

Y alguna listilla dirá… Si tan bien os fue con la máquina anterior, ¿para qué necesitáis la nueva si ya no tendréis pelos? Pues bien. Hay tantos casos como personas en el mundo, y a algunas peludas profesionales como yo lo que nos pasa es que nuestro vello es hormonal, por lo que ningún tratamiento consigue eliminar el 100% del mismo. En mi caso va por épocas. Hay meses que parece que no me crece ni un pelo (bueno vale alguno salvaje en la barbilla SIEMPRE sale a saludar), y otros en los que me miro un brazo y pienso: ¿pero en qué momento habéis aparecido todos vosotros?

Lo que pasa es que ahora no me rasuro ni me depilo. En cuanto me veo pelillos me doy unos disparos y ya me aseguro que no vuelvo a verlos en una buena temporada.

Bueno, que me lío. La Lumea nueva se llama Lumea Prestige y básicamente es un método seguro, efectivo y duradero de depilación en casa pero con resultados profesionales. La máquina usa la tecnología de luz pulsada intensa (IPL) con la que consigues deshacerte de la mayoría del vello en pocas sesiones.

 

Este nuevo modelo mola porque incluye 4 accesorios curvos inteligentes que se adaptan a cada zona del cuerpo: cara, axilas, bikini, resto del cuerpo. La de la cara por ejemplo se agradece un montón, porque no es lo mismo dispararte en un jamón que intentar hacerte el bigote.

Además ahora incorpora un sistema que se llama Smartskin que hace que la Lumea se adapte a tu tipo de piel y vello gracias a un sensor que te garantiza que además de buenos resultados, van a ser seguros sin churruscarte de más. Bueno y otra cosa que me flipa, este modelo se puede cargar y usar sin cable. Mega cómodo.

 

Y ahora a lo que realmente os interesa… ¿funciona?

Pues bien, ya sabéis que para esto influyen un millón de factores, pero en mi experiencia os diré que sí, funciona. El vello va saliendo cada vez más fino y en menor cantidad, y si eres constante podrás conseguir eliminarlo casi de todo. Habrá quien tenga suerte y lo elimine para siempre, y si eres de las mías, que vuelve a salirte por tema hormonal, tampoco es un drama porque el que sale suele ser pelusilla y siempre puedes hacerte repasos cada X meses con tu Lumea.

Al principio recomiendan pasársela cada 2 semanas, y luego ya según veas que te va saliendo el vello.

A mi me flipa porque no soy la típica que solo tiene pelo en las piernas. Tengo por tooodo el cuerpo y en sitios extraños, así que hacerme tratamientos de luz pulsada para 30 zonas es algo económicamente inviable. Así que con la Prestige me lo hago en el cuerpo entero allá donde veo pelos malignos y en la tranquilidad de mi casita. No es una máquina barata, lo sé, pero si como yo te has gastado cientos ( o miles de euros) en centros de estética, sabrás que sale mega rentable. Por lo que cuesta la Lumea Prestige tendrás pocas sesiones de cuerpo completo en un centro, mientras que con tu máquina en casa las tienes infinitas.

En definitiva, la amábamos y seguimos amando sus nuevos modelos. Somos fieles desde hace años y mientras sigan dando tan buen resultado, aquí seguiremos.

Si la quieres para regalo de Reyes, ahora la tienen con descuento

 

 

 

 

Post patrocinado