Este es un tema del que hemos hablado varias veces, y el otro día vi a Natalia Lozano comentándolo en redes y volvió a hacerme reflexionar. Natalia publicó en sus stories varios vídeos de famosas (Susana de la Isla de las Tentaciones o Lola de MHYV) asegurando que el hecho de tener un pecho muy grande les impedía poder llevar escote, porque claro, eso queda terriblemente vulgar.

Y yo me pregunto… ¿por qué una chica con el pecho pequeño se planta un escotazo y se la puede considerar elegante, y una chica con pechotes es una ordinaria? Y muchas me diréis que es cuestión de nuestro gusto personal, pero yo os invito a pensar un poco más allá. Porque nuestros gustos están influenciados por lo que nos han dicho desde pequeños, por lo que leemos en revistas y por lo que vemos en los medios. A veces ni siquiera nos damos cuenta de lo mucho que nos ha afectado lo que nos rodea, porque tenemos tan interiorizadas esas cuestiones que parece que llevan con nosotros toda la vida.

Y lo digo yo, que muchas veces he visto una pechugona con escotazo y he pensado: ‘qué horror, cómo va a así’.

Y acto seguido me doy una colleja a mi misma y me pregunto: ¿pero por qué me parece mal, qué hay de diferente entre ese escote y uno más pequeño? ¿Quién nos ha metido esta mierda en la cabeza?.

Si es exactamente la misma prenda, ¿qué sentido tiene? ¿Las tías con tetas grandes tienen que ir toda la vida con cuello vuelto para no parecerles vulgares al resto?

Supongo que todo viene en realidad de lo sexualizado que seguimos teniendo el pecho grande, y de un montón de temas que nos darían para debatir durante horas. Mi intención es solamente hacer que os paréis a pensar por qué pensamos a veces las cosas que pensamos. Si realmente son nuestros gustos o es que tenemos esas ideas grabadas a fuego desde niñas.

¿Lo bueno? Que se puede luchar contra ellas.

 

Mary Jane

 

loading...